Los peligros del perfeccionismo

“Lo perfecto es enemigo de lo bueno”

Voltaire

En perfeccionismo-4mi trabajo como coach ejecutivo me encuentro frecuentemente con personas perfeccionistas (curiosamente, más mujeres que hombres, quizás por tener más exigencias externas), que no sólo quieren hacer bien su trabajo, lo que es muy loable, sino que llegan a pensar que es inaceptable cualquier trabajo por debajo de su ideal de perfección.

Paradójicamente, a pesar de ser profesionales que buscan hacer el mejor trabajo, los demasiado perfeccionistas pueden llegar a ser muy ineficientes y costosos para la empresa ya que tardan mucho en realizar su trabajo (nunca está suficientemente bien) y suelen ser procrastinadores (las tareas ante sí se pueden ver inabarcables si se tienen estándares muy altos de autoexigencia, y eso puede conducir a la parálisis). Además, el perfeccionismo genera altos niveles de ansiedad así como sentimientos de ineficacia y culpabilidad si postergamos tareas, lo que contribuye  a agravar el problema en lo que el gabinete psicológico coruñés Hodgson & Burke definió como el Círculo Vicioso del Perfeccionismoperfeccionismo-2

Algunos síntomas de este excesivo y dañino perfeccionismo pueden ser:

El perfeccionista ya de por sí es perjudicial para sí mismo y la empresa, pero las consecuencias negativas se incrementan si se trata de un jefe que exige la perfección a sus subordinados. Los consejos que suelo dar a las personas excesivamente perfeccionistas suelen ser:

perfeccionismo-5

Y desde luego, lo primero es reconocer que se padece de perfeccionismo.

perfeccionismo-3


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies