¿De verdad puedo motivar a mi gente?

Esta pregunta me la realizó hace poco y visiblemente frustrado, un cliente al ver la aparente desidia de la gente que tenía a su cargo. Le contesté que “depende”, no sólo demostrando de forma palpable mis orígenes gallegos, sino también la dificultad de contestar de forma rotunda a dicha inquietud. motivación

La motivación, el impulso para actuar voluntariamente de determinada manera, puede provenir del ambiente (estímulo externo) pero es, básicamente, un estímulo interno. A pesar de ello, un directivo o mando puede actuar para generar un ambiente propicio que posibilite el desarrollo de la motivación de su gente.

Varias son las teorías que intentan explicar la motivación humana, bien intentando aclarar qué es lo que motiva a las personas (Teorías de Contenido) o bien, cómo se motivan las personas (Teorías de Proceso). Las más reconocidas son las siguientes:

Teorías de Contenido Teorías de Proceso
Teoría de las necesidades humanas de Maslow Teoría de la expectación de Vroom
Teoría de los dos factores de Herzberg Teoría de la equidad de Stacey Adams
Teoría de la existencia, relación y progreso de Aldefer Teoría de la modificación de conducta de   B.F. Skinner
Teoría de las tres necesidades de McClelland

Estas teorías demuestran que cada persona puede motivarse de manera diferente, y eso es un problema si no queremos cometer agravios comparativos. Pero hay una serie de conceptos o aspiraciones comunes que condicionan el comportamiento en las organizaciones y que un líder debe tener en cuenta:


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies