Mejoremos los horarios de trabajo

“Malgasté el tiempo, ahora el tiempo me malgasta a mí” 

William Shakespeare

Es un lugar común considerar que en España se trabajan muchas horas, claramente más que en los países de nuestro entorno. Sin embargo, los datos de la Organización para la Cooperación y el Horas trabajadas paísDesarrollo (OCDE), no son tan obvios.

La verdad es que trabajamos menos que la media de los países de la OCDE, pero algo más que países de nuestro entorno con los que tendemos a compararnos, como Alemania, Países Bajos o los países nórdicos. Y la tendencia en los últimos años ha sido hacia la reducción de las horas trabajadas en nuestro país (por ejemplo, y siempre según la OCDE, en España se trabajaban de media y en 2011, 1.690 horas).

Nuestro problema no es tanto el número de horas dedicadas a la actividad profesional como la baja productividad de las mismas. Según Eurostat, y calculando los euros por hora trabajada de los países de la UE, la productividad española está en la media de los 28 miembros con 32,1 €/hora, pero lejos de los 42,8 de Alemania, 45,8 de Países Bajos, 48,8 de Irlanda o 69,6 de Noruega.

En opinión de los expertos como Ignacio Buqueras, empresario y presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (Arhoe), nuestro principal problema que explica estas cifras, son los horarios laborales, que no facilitan el rendimiento. Aunque no trabajemos muchas más horas que el resto, nuestros horarios son muy prolongados por la jornada partida, con hora y media o dos horas de parada para comer. Y esta jornada partida, afecta hasta el 45% de los trabajadores españoles, según la Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo

Además, nuestros horarios son muy poco flexibles y no permiten adaptarse a las diferentes circunstancias de los horario_flexibletrabajadores. A diferencia de otros países europeos, en España los horarios los fija el empleador en el 73% de los casos (Encuesta Europea sobre Condiciones de Trabajo), y eso dificulta grandemente, entre otras cosas, el desarrollo profesional y la conciliación familiar, claves para la felicidad de las personas. Y un empleado feliz, es mucho más productivo y eficiente.

En esta línea, recientemente, se ha celebrado el X Congreso Nacional para Racionalizar los Horarios Españoles, y sus principales conclusiones se recogen en el siguiente documento, CONCLUSIONES_X_CONGRESO_HORARIOS

De este documento y otros similares, se pueden sintetizar las siguientes propuestas para que las empresas puedan empezar a actuar en este campo:

Evidentemente, estas medidas no serían suficientes para mejorar la calidad de vida de nuestros empleados, ya que, a nivel público, se deberían tomar otras que las complementaran y apoyaran como volver al horario de Greenwich, adelantar la entrada a los colegios, cambiar los horarios de los programas televisivos de más éxito, adelantar el horario de cierre de los comercios, etc, pero las empresas pueden empezar a dar pasos que redundarían en los resultados a obtener.

A título de ejemplo, Antonio Montañés, catedrático de Economía de la Universidad de Zaragoza ha realizado un estudio denominado Tipos de Jornada y Productividad del Trabajo (se refiere a Aragón, pero los resultados son extrapolables al conjunto nacional), que concluye que la productividad de la jornada continua es un 6,5% mayor que la de la jornada partida, y que este incremento se eleva hasta el 9% en el caso de empresas de servicios, que suponen el 60% de la economía española.

Aunque, si vuestra empresa pone en marcha estas medidas y os toca teletrabajar, hay que tomarlo con seriedad para no acabar como Dilbert

dilbert-teletrabajo1

 

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies