Comunicación no violenta en la empresa

Comunicación-Peter Drucker

La manera en que nos comunicamos, también en el entorno laboral, condiciona grandemente los resultados que obtenemos en nuestra interacción con los demás.

Oí hablar de la comunicación no violenta CNVo comunicación empática gracias a mi amiga Natalia, y me encantó el concepto y las posibilidades que su aplicación me podían ofrecer en todos los ámbitos de la vida, incluido el profesional. La comunicación no violenta es un modelo desarrollado por el psicólogo Marshall Rosemberg, que enfatiza la importancia de expresar con claridad observaciones, sentimientos, necesidades y peticiones, de un modo que evite el lenguaje evaluativo, sin emitir juicios, según detalla en el siguiente vídeo:

La comunicación respetuosa con colaboradores y compañeros de oficina, hace sentir mejor a la gente y le ayuda a encontrar soluciones antes de que estallen los conflictos.

Los pasos para aplicar la comunicación no violenta serían los siguientes:

  1. Observe lo que está sucediendo y describa la situación sin emitir juicios
  2. Identifique y exprese sus sentimientos
  3. Descubra la necesidad detrás de los sentimientos
  4. Formule una petición clara, positiva y factible

Probablemente el paso más complicado es pasar de los sentimientos a las necesidades que subyacen. Rosemberg identifica las necesidades humanas como seguridad, comprensión, respeto, autonomía, etc Cuando estas necesidades se expresan de forma indirecta a través de evaluaciones y diagnósticos, la gente tiende a escuchar críticas y se comporta a la defensiva. La identificación de las necesidades es un paso vital, imprescindible para encontrar  soluciones específicas y mucho más efectivas.

La comunicación no suele ser unidireccional por lo que también debemos ser capaces de escuchar empáticamente, atendiendo a lo que dice o cómo lo dice para intentar imaginar lo que está sintiendo y las necesidades que pueda tener.

Algunas pautas para aplicar adecuadamente la CNV, pueden ser las Comunicación violentasiguientes:

Una comunicación violenta, autoritaria, hace mucho daño y lleva a las personas a tener reacciones muy poco adecuadas, pero unas palabras bien elegidas, que traten de conectar con el otro y que busquen entenderlo, pueden ayudar a resolver casi cualquier conflicto.

Por nuestro propio bien, debemos evitar acabar sintiendo lo que Dilbert respecto de sus compañeros.

dilbert-comunicación no violenta


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies