¿Te reúnes o trabajas?

“Las reuniones sirven para demostrar que la empresa puede funcionar con muchas menos personas” F. Allen

Es difícil encontrar un mayor ladrón de tiempo en las empresas que las reuniones internas improductivas, que acaban siendo una gran parte de las mismas. Por ejemplo, una empresa de 500 trabajadores cuyos empleados dediquen cuatro horas semanales de media a reuniones, de las cuales 2 sean absolutamente innecesarias (que no es demasiado para lo que he vivido en muchas compañías) malgasta unas 44.000 horas/año, lo que supone más de 25 trabajadores a jornada completa (5% de la plantilla).

Por si no fuera poco este enorme derroche, el participar estas reuniones puede ser un motivo de desesperación, que contribuye a minar la moral de los asistentes, lo que redunda en mayores perjuicios todavía. Si a pesar de todo ello, tu empresa insiste en convocar numerosas reuniones y en invitarte a asistir, ¿Qué se puede hacer, aparte de lamentar tu suerte?  

Si crees que puede ser de utilidad para ti, bien por los asistentes o por el contenidoReuniones

Si estás convencido de que será una pérdida de tiemporeuniones horribles

Por último, no me resisto a incluir las Reglas de Oro para salir airoso de una reunión, de Harry Chapman:

Acabemos con Dilbert, que siempre será capaz de aportar mucho más que yo a cualquier tema relacionado con la vida en la oficina

Dilbert-Reuniones


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies