Vamos a dirigir una reunión

“El que quiera ser el centro de una reunión, mejor que no acuda”

Audrey Hepburn

 

Ya he manifestado en varias ocasiones, mi poco entusiasmo por las reuniones. Teóricamente, son actividades que fomentan la colaboración y permiten compartir eficazmente información, pero, en la práctica habitual, suponen una desesperante y costosa forma de dilapidar el escaso tiempo de trabajo del que disponemos.

Si no hay otra mejor reunion_1manera disponible de colaborar y compartir y nos vemos abocados a dirigir una reunión, la utilidad de la misma dependerá de que seamos capaces de seguir las recomendaciones de expertos en el campo, como Nick Morgan, profesional de la comunicación y autor del libro “Running meetings” o Paul Axtell, reconocido consultor en eficacia personal y autor del muy recomendable libro “Meeting Matter: 8 Powerful strategies for Remarkable Conversations”. En esencia, debemos desarrollar adecuadamente las diferentes etapas de una reunión, sin saltarnos ninguna:

 

Con estas pequeñas reglas en mente, seguro que podremos hacer reuniones mucho más eficaces que las que sufren en la empresa de Dilbert

dilbert_meeting1


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies