Directivos Lean

“El octavo y peor de todos los desperdicios que puede haber en una empresa es no utilizar el talento de las personas que en ella trabajan”

Kiyoshi Suzaki

La palabra Lean está de moda, casi como sinónimo de formas modernas de gestionar empresas según la filosofía puesta en marcha por los grandes gigantes tecnológicos de los últimos años. Lean management 1Sin embargo, el origen de esta filosofía es bastante más antiguo y fue desarrollado por Toyota para su proceso de fabricación en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Lo que con el tiempo se llamó Lean Manufacturing, se basa en la filosofía Just in Time (JIT) cuyo “padre” fue Taichii Ohno, director y consultor de dicha empresa, que consiste en la reducción significativa de los desperdicios en el proceso de fabricación a través de una filosofía “pull”, en la que la demanda es la que activa el proceso de fabricación. En definitiva, se trata de producir lo que el mercado requiere, en la cantidad y momento solicitados, en el lugar correcto y a un coste adecuado.

La aplicación de este concepto productivo a la gestión general de la empresa dio lugar al Lean Management, que es una estrategia que busca analizar y eliminar todos los agentes o procesos dentro de la organización que suponen un coste adicional sin aportar valor añadido al desarrollo, producción y comercialización de los productos o servicios de la empresa. Su definición podía ser: “una estrategia que persigue aportar el máximo valor y adaptarse de forma flexible al cliente con la menor utilización posible de recursos y la participación activa de todas las personas en la mejora continua de los procesos en los que intervienen”.

Aunque es una filosofía que afecta a muchos colectivos, hay dos actores clave en este proceso de gestión ajustada, clientes y trabajadores. El primer caso es especialmente obvio, dado que el objetivo último de la empresa debe ser la satisfacción  de las necesidades de sus clientes. Y el segundo es consecuencia del hecho de que la persona más apropiada para mejorar un proceso es la que lo lleva a cabo, para lo que es imprescindible involucrar a los trabajadores en el proceso a través del empoderamiento.

Por tanto, la aplicación del Lean Management Lean management 3debe implicar necesariamente un cambio en las políticas de gestión de RRHH de la empresa, lo que implica la necesidad de nuevos líderes, con habilidades muy concretas, entre las que se pueden destacar las siguientes en cuanto a la dirección de personas:

¿Están nuestros directivos preparados para asumir un liderazgo Lean? Seriamente, lo pongo en duda salvo en casos muy concretos. Se deben cambiar hábitos culturales muy arraigados, y no es un proceso fácil a corto plazo.

Y si nuestra empresa pone en marcha un proceso de estas características, podemos vernos en la tesitura de tener que aplicar una nueva forma de trabajar con jefes que no están preparados para el cambio, como trataré en otra entrada más adelante. Aunque no creo que sea tan extraño encontrar responables como el de Dilbert que fomenten la toma de riesgos de su gente bajo la amenaza de castigo si se equivocan (¡¡es un crack!!).

Lean Management Dilbert

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies