Back to interviews

PEDRO DIAZ

Pedro Díaz Rodríguez-Valdés

DIRECTOR DE RRHH DE VODAFONE

"En Vodafone medimos el impacto que un jefe tiene en su equipo. Estamos constantemente evaluando y siendo evaluados"

 

Hace algo más de 20 años que Pedro Díaz dejó su Málaga natal para encontrar en Madrid una brillante carrera profesional. Licenciado en Derecho por la Universidad de Málaga optó en los años ochenta a una plaza para realizar un MBA en EOI. Por aquel entonces y para sorpresa de profesores y compañeros, ya soñaba con dedicarse a la gestión de recursos humanos, ahora sabe que su trayectoria laboral ha sido siempre "pura vocación". Dentro de 10 años le gustaría estar "en cualquier sitio donde pueda seguir aportando ideas", pero tiene claro que muchas veces una brillante vida profesional no es nada generosa con la familiar. "Quería llegar hasta el sitio donde disfrutara y aportara a mi empresa, y lo he logrado", asegura.

¿QUÉ RECUERDA DE SU ÉPOCA DE FORMACIÓN?

Al terminar la carrera me fui a Estados Unidos unos meses y en ese momento ya había solicitado una plaza para entrar en EOI. Había 400 solicitudes para unas 30 plazas, era muy complicado entrar y me preparé para conseguirlo. Mi comienzo fue al llegar de EE UU, me incorporé a algo muy diferente de lo que había visto hasta ahora… había gente de toda España y de todas las áreas. Fue una experiencia muy bonita pero dura, todo lo que sabías de antes ya no te valía, tuve que aprender a trabajar en equipo con gente muy dispar.

Y EN ESOS AÑOS ¿PENSABA YA EN LA DIRECCIÓN DE RECURSOS HUMANOS?

Cuando terminé el primer año del máster, me ofrecieron el área de marketing comercial, lo rechacé porque ya por aquel entonces quería enfocar mi carrera en el área de recursos humanos. Recuerdo una conversación con el director del programa en la que me preguntó cómo sabía que era eso lo que quería, afirmaba que nunca había trabajado en ese ámbito. No lo sabía, pero me atraía la parte de relaciones con las personas y la gestión de equipos, creía que podía ayudar a la gente a aportar lo mejor de sí misma en el ámbito empresarial. Le pedí al director del máster que me ayudara a buscar prácticas en recursos humanos y ahí comencé, en Unión Fenosa. Desde entonces no me he arrepentido, he tenido posibilidades para cambiar de área y no lo he hecho. Yo siempre he dicho que me dedico a los recursos humanos por vocación.

¿HA TENIDO A LO LARGO DE SU TRAYECTORIA PROFESIONAL ALGÚN MAESTRO DE REFERENCIA?

Sí, pero por momentos, aparte de mi formación he pretendido siempre ser un poco autodidacta. Respeto muchísimo a las personas que tengo estima y suele ser gente con profundos valores y muy comprometida, gente con liderazgo y carisma. He ido siempre entresacando, creo que de los jefes hay que sacar lo bueno que tienen y lo demás dejarlo a un lado. Cuando he decidido cambiar de compañía o he pensado en hacerlo, una de las cosas fundamentales para mí ha sido valorar con quién iba a trabajar. Una parte importante de lo que soy, profesionalmente hablando, se la debo a la gente con la que he trabajado. He tenido jefes de los que he aprendido mucho y también les he "robado" conocimientos. Por ello, más que tener a una persona de referencia he pretendido llevarme lo mejor de cada una y hacer una "mala copia" de esa gente que me ha marcado.

HABLEMOS DEL MODELO DE RECURSOS HUMANOS QUE LIDERA EN VODAFONE...

La característica principal de los recursos humanos en Vodafone es que es una función muy orientada al negocio y de allí derivan muchas cosas. No queremos presumir de tener programas más avanzados que otras compañías, sino de cómo desde recursos humanos se ayuda a la compañía. Los recursos humanos tienen que ser capaces de servir a la gente para apoyar el negocio. Creemos en algo que se llama el "círculo virtuoso", lo llevamos a rajatabla, nosotros no vendemos móviles, sino que ayudamos a los clientes en materia de comunicación. Los servicios que ofrecemos los ofrecen personas, queremos que nuestra gente se entregue al máximo con cada cliente y la mejor manera de conseguir ese "círculo virtuoso" es asegurando que los empleados tengan al trabajar la mejor experiencia posible, porque cuando un empleado logra esto transmite esta positividad al cliente. Hay que intentar maximizar el compromiso del empleado. Un empleado que está a gusto e ilusionado da todo hacia fuera y eso beneficia a la empresa, un empleado está a gusto cuando se siente bien tratado.

¿QUÉ OPINA DE LA EXTERNALIZACIÓN DE CIERTOS ASPECTOS EN LA EMPRESA COMO LOS RECURSOS HUMANOS?

Creo que es necesario, pero en algunas áreas. Hay áreas de recursos humanos, por ejemplo, en las que es muy difícil conseguir una experiencia tan grande como la que te ofrece una empresa de servicios que se dedica solamente a esto. Lo que no es externalizable es la parte de recursos humanos que tiene que ver con el apoyo al negocio y apoyo al personal, en temas de desarrollo…

¿CUÁL ES LA MEJOR FORMA DE INCENTIVAR EL TRABAJO EN EQUIPO EN UNA GRAN EMPRESA?

Todos los mandos, por ejemplo dentro de Vodafone, están dentro de un programa de formación. El mánager está formado en las metodologías y herramientas que debe emplear en el que se llama "el ciclo de vida del empleado" a la hora de tratar al personal que dirige. Además, se mide el nivel de compromiso del empleado mediante "encuestas de clima" y se mide también el nivel de satisfacción del empleado con su mando. No sólo hay que formar, también es necesario medir el impacto que un jefe genera en su equipo. En Vodafone estamos constantemente evaluando y siendo evaluados.

¿Y ESTA GESTIÓN DE RECURSOS HUMANOS GENERA TENSIÓN?

Al principio la gente se sentía observada y examinada, pero dedicamos mucho tiempo a explicar las razones de esto. Queríamos que los profesionales comprendieran que no vale sólo con ser muy listo, que hay que aportar más valores. Creo que lo que no mides no puedes mejorarlo, sólo puedes tener impacto en aquello que es cuantificable.

¿EN QUÉ MEDIDAS SE MATERIALIZA LA CONCILIACIÓN CON LA VIDA FAMILIAR EN UNA GRAN EMPRESA COMO VODAFONE?

Tenemos dos tipos de conciliación, una reglada, donde existen algunas medidas tan básicas como la jornada intensiva de verano o el periodo de maternidad extendido. Pero por encima de todas estas "normas" hay que destacar el llamado "entorno de autoconfianza", y esto está muy dentro de la cultura directiva de Vodafone. Esta compañía no cree en un entorno de conciliación paternalista donde la empresa tiene que poner medidas. Existe un horario flexible de entrada y salida, nadie se preocupa a qué hora se ha entrado o salido. Eso sí, medimos a la gente por el cumplimento de objetivos.

DOS TRABAJADORES NO NECESITAN LAS MISMAS COSAS...

Totalmente de acuerdo, ni siquiera un mismo trabajador en un mes necesita todos los días lo mismo. La conciliación cuando es flexible es una de las herramientas más potentes para atraer y retener talento, la conciliación sin flexibilidad no es posible.

Y USTED, ¿CONCILIA LA VIDA PROFESIONAL Y LA PERSONAL?

Hago lo que puedo. Soy honesto con lo que quiero y la vida profesional y personal pasa por diferentes etapas, desgraciadamente no lo puedes tener todo. No puedes ser un profesional entregado y pretender tener un horario fijo.

¿CUÁL ES EL ELEMENTO MÁS IMPORTANTE QUE NO DEBERÍA FALTAR EN LA GESTIÓN DE RECURSOS HUMANOS?

Creo que la gestión de RR HH debería basarse en dos cosas básicas, apoyo al negocio y confianza en las personas.

¿Y QUÉ ES AQUELLO QUE NO DEBERÍA ESTAR PRESENTE?

No debería convertirse en un conjunto de reglas y normas. Nunca debería ser una voz policial.

¿CUÁL CREE QUE ES EL FACTOR NECESARIO PARA QUE LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS EVOLUCIONEN FAVORABLEMENTE?

Las empresas españolas no tienen nada que envidiar a otros países. He tenido la oportunidad de trabajar en otros países y creo que es mentira que haya mejores profesionales fuera de España. Falta que los directivos sigan formándose internacionalmente. También es necesaria la formación en otros idiomas, que los equipos directivos de las grandes empresas sigan evolucionando. Perdemos la oportunidad de aprender de otros países por nuestra vehemencia.

VOLVAMOS A SU TRAYECTORIA PROFESIONAL, ¿CREE QUE LA FORMACIÓN RECIBIDA HA INFLUIDO EN EL INTERÉS QUE HA MOSTRADO SIEMPRE POR LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS A LA HORA DE TRABAJAR?

Creo que un poco de todo. Por ejemplo, EOI en aquella época era absolutamente novedosa en temas de informática y sistemas. A la semana recibíamos muchísimas horas de informática de gestión, algo que en España no existía en ninguna escuela de negocios. En 1989 tener un aula con ordenadores era todo un lujo en España. Desde mis primeros trabajos yo era "el chico que parece que sabe de informática", y la realidad era que yo había estudiado Derecho pero siempre me había atraído ese mundo. Allá donde estaba siempre lideraba proyectos con sistemas, bases de datos, programas… y eso que los recursos humanos siempre son un poco reacios a estos temas.

EN SUS AÑOS UNIVERSITARIOS, ¿TENÍA CLARO QUE QUERÍA REALIZAR UN MBA? ¿NO PENSÓ EN EJERCER LA ABOGACÍA?

En los primeros años de Universidad dudé bastante si opositar, hacer carrera diplomática... pero pasó el tiempo, y el tema del Derecho me gustaba cada vez menos, le faltaba dinamismo. Hablando con amigos me empezó a interesar el mundo de la empresa y a mitad de carrera decidí que quería hacer un MBA e irme a vivir a Madrid. Haber realizado este curso me marcó también porque me dio una visión amplia de todas las áreas y me ayudó a saber trabajar con gente de diferente "pelaje".

¿UN DIRECTOR DE RECURSOS HUMANOS PUEDE DISTINGUIR A UN PROFESIONAL COMPETENTE CON UNA SIMPLE CONVERSACIÓN?

Digamos que desarrollas una serie de habilidades o de instinto para, al hablar con la gente, mirar más allá del contenido. Creo que tienes más sutileza y sacas conclusiones más ricas que otro tipo de directivos. A veces te equivocas, claro, pero siempre tienes más capacidades, desarrollas un sexto sentido para distinguir al trabajador que puede dar mejores resultados. Pero no es infalible.

¿DÓNDE LE GUSTARÍA ESTAR DENTRO DE 10 AÑOS?

Valoro mucho mi familia, soy padre de dos hijas y por ello soy muy celoso de mi vida familiar. Trabajo muchas horas y no me gustaría poner en peligro mi vida familiar, y ello me ha obligado a decir que no a muchas oportunidades de trabajo. Quería llegar hasta un sitio donde disfrutara y aportara a mi empresa, y lo he logrado. Dentro de 10 años me gustaría estar en cualquier sitio donde pueda aportar ideas, creatividad, innovación y también donde pueda disfrutar. Me importa menos el puesto como seguir disfrutando con mi trabajo. Me siento vivo cuando hay una oportunidad de hacer las cosas mejor, necesito la inquietud de hacer cosas nuevas…

¿ES IMPRESCINDIBLE TENER UN CURSO DE POSGRADO PARA LLEGAR A PUESTOS DE ALTA DIRECCIÓN?

Esto es como el dinero, que no te da la felicidad pero ayuda a conseguirla. Dependiendo de las áreas. Si sólo estudias una carrera general es difícil acceder a puestos de dirección si no desarrollas la capacidad de ver la compañía como algo global, y eso te lo da, por ejemplo, un MBA.