#04 Hacia un horizonte energético sostenible

Nieves Cifuentes

—Responsable corporativa de Medio Ambiente y Sostenibilidad en Naturgy

Nieves Cifuentes

Naturgy (antes Gas Natural Fenosa) ha anticipado su transformación al situar la sostenibilidad y el respeto medioambiental en el corazón de su estrategia empresarial. La labor de Nieves Cifuentes como responsable de este departamento es crucial para que su empresa mantenga el liderazgo en el suministro global de energía.

Esta bióloga encontró el camino directo que guio su rumbo profesional. Después de licenciarse en 1993, su único propósito era especializarse en medioambiente y tuvo el acierto de matricularse en el Master de Ingeniería y Gestión Medioambiental, un programa en el que EOI era pionera en ese momento. Al finalizar el Master, gracias a los convenios que tiene la Escuela con el mundo empresarial, accedió a una beca para trabajar en Unión Fenosa —antes de su fusión con Gas Natural—. La política de promoción del talento interno en Gas Natural Fenosa ha retenido a Nieves durante los 23 años de su carrera. Por ello no duda en afirmar que “EOI fue el origen y el impulso inicial de mi carrera”.

Nieves inició su andadura profesional con un perfil técnico que coincidió con una época en la que la cultura medioambiental acababa de introducirse en la realidad empresarial y la sostenibilidad ni siquiera estaba formulada como concepto. Al principio su trabajo se enfocaba al cumplimiento de la legislación para alcanzar una etapa que otorgaba diferenciación con la competencia. En la actualidad, la sostenibilidad se ha erigido “como un factor estratégico de aporte de valor a la empresa”.

La lucha contra el cambio climático y los objetivos de reducción de las emisiones globales de gases de efecto invernadero han fijado unos exigentes estándares ambientales que redefinen de manera transversal el modelo de negocio y afectan a la reputación de Naturgy. En este proceso de transmutación se ampliaron, de forma paulatina, las competencias de su departamento, asumiendo funciones adicionales de gestión decisivas.

La mayor capacidad para intervenir en la transformación de su empresa se ha amoldado perfectamente a su personalidad.

“La Escuela ha sido siempre una institución pionera.”

“Es un campo donde he encontrado la oportunidad para mejorar el mundo a través de la energía”, confiesa. La habilidad para solucionar problemas se asienta en su vocación por aprender y en una arraigada cultura del esfuerzo. La ilusión en su cometido contagia a su equipo, que es cómplice en la transcendencia de la misión.

La docencia le permite establecer una correa de transmisión entre la Escuela y Naturgy al incluir la detección de talento en su desempeño como profesora. “La mitad de mi equipo está formada por exalumnos de EOI” que siguieron la misma ruta de prácticas becadas.

En este sentido, no es casualidad que sus 36 compañeros de promoción —con los que colabora en proyectos— sean en la actualidad referentes nacionales en medioambiente.

La búsqueda de la sostenibilidad encuentra en la innovación su mejor aliada al brindar multitud de vertientes de actuación: mejora de la eficiencia de las centrales de generación y reducción de emisiones, movilidad sostenible, generación distribuida, almacenamiento de energía o fomento del gas renovable para su inyección en la red.

Uno de los mayores esfuerzos innovadores de la compañía está focalizado en la investigación y desarrollo del gas renovable generado a partir de residuos orgánicos que contribuirá a la extensión de la economía circular.

“Estamos en una fase de transición en la generación de energía”. En la actualidad, el 21% de las fuentes de energía que emplea Naturgy y una parte muy importante de su cartera ya son renovables. Las perspectivas para 2040 anuncian la disminución del uso de petróleo y carbón con el posicionamiento del gas natural como combustible puente hacia una economía descarbonizada al ser el menos contaminante.

El empuje sostenible de la innovación se concreta en infinidad de proyectos. Nieves menciona el caso paradigmático de la central de ciclo combinado con gas natural construida en Naco Nogales (México), que produce electricidad al doble de rendimiento que una instalación tradicional. El hándicap de su ubicación en una zona desértica se superó con las aguas residuales de una ciudad cercana.

Además de evitar estrés hídrico y respetar el entorno natural –se replantaron 900 ejemplares de un cactus protegido–, la instalación originó tejido social al crearse puestos de trabajo.

“Hoy, el 20% de la población mundial no tiene acceso a un bien básico como es la energía”. Naturgy está contribuyendo al objetivo de la ONU de proporcionar acceso universal a la energía sostenible. Este compromiso desencadenó la participación de Nieves como directora técnica en el proyecto Euro-Solar de la UE. El programa de acción consistió en llevar kits de producción eléctrica mediante placas solares a 600 comunidades de los ocho países más pobres de Latinoamérica. Con la energía generada se pusieron en marcha potabilizadoras de agua y refrigeradores para vacunas, se proporcionaron ordenadores para las escuelas con acceso a internet y se iluminaron las poblaciones. “Estoy orgullosa de mi trabajo y de mi empresa por haber contribuido al bienestar de 300.000 personas”.

En esta senda de innovación social, seña de identidad de Naturgy, se enmarca la lucha contra la vulnerabilidad energética, mediante un plan específico en el que se están invirtiendo 4,5 millones al año, dirigido a personas vulnerables.

Este plan incluye medidas como la Escuela de Eficiencia Energética, que tiene como objetivo formar a los trabajadores sociales y apoyar a familias vulnerables para mejorar su gestión de la energía en los hogares.