Regresar a noticias

El proyecto común europeo merece ser salvado

almunia-pique-eoi
  •  En su intervención conjunta en la Escuela de Organización Industrial (EOI), Joaquín Almunia y Josep Piqué coincidieron en su visión optimista sobre el futuro de la Unión Europea y en la necesidad de continuar trabajando para consolidarla
  •  El encuentro Almunia-Piqué se enmarcó en la sexta sesión del Observatorio EOI de Economía Global, una iniciativa de EOI Alumni para profundizar en el análisis de acontecimientos clave de la economía española e internacional

 

Madrid, 17.04.2018.- “La Unión Europea no tiene más alternativa que avanzar”. Así de rotundo se mostró Joaquín Almunia durante el encuentro ‘¡Salvar el proyecto europeo!’, en el que participó también Josep Piqué, celebrado ayer en el campus de Madrid de la Escuela de Organización Industrial (EOI). Ambos políticos, exministros en los gobiernos de PSOE y PP, respectivamente, comparten una fuerte convicción europeísta, un conocimiento profundo del entorno europeo y una visión optimista sobre la continuidad del proyecto común, como mostraron a lo largo de sus intervenciones y en el posterior coloquio.

Este encuentro constituyó la sexta sesión del Observatorio EOI de Economía Global, una iniciativa de EOI Alumni dirigida por el profesor y economista Agustín del Valle para profundizar en el análisis de los principales acontecimientos de la economía española e internacional.

Almunia, quien fuera también comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, vicepresidente de la Comisión Europea y comisario europeo de Competencia, reiteró su confianza en la continuidad del proyecto común: “La corriente de fondo del proceso de integración europea sigue fuerte, porque es mucho lo que hemos conseguido”, aseguró. “La firme voluntad que existía en el inicio de dejar atrás un pasado de enfrentamientos y penurias, en lo esencial sigue estando ahí”, declaró.

“Si Europa no salva su proyecto político, vamos a ser muy poco significativos en el escenario internacional”, advirtió Josep Piqué. “No olvidemos la relevancia estratégica que tenemos como Unión Europea y de la que carecemos como países individuales”, apostilló.

En palabras de Piqué, la “pérdida de autoestima europea” ha venido desencadenada en gran parte por dos acontecimientos: la ampliación europea a los países del Este y la que denominó como “gran recesión”. En concreto, el rechazo a la Constitución europea por parte de Francia y los Países Bajos en 2005 como la fecha crítica “en la que se abre la etapa de gran desconcierto”.

En esta línea incidió también Almunia: “Aunque la corriente de fondo del proyecto europeo es de extraordinaria solidez, teníamos un eslabón débil, el Reino Unido, que nunca vio el proceso de integración como lo hemos visto los demás países. Ese eslabón ha quebrado, pero estoy convencido de que al pasar los años volverán a mirar hacia Europa”.

“Otro eslabón débil son los países del Este que se incorporaron en la ampliación de 2004 y 2007”, prosiguió, puesto que carecen de “la experiencia y cultura democrática que se ha ido cultivando en los demás países europeos, por razones históricas”, aseguró el excomisario europeo.

 

 

Almunia hizo también referencia a los obstáculos a los que se enfrenta el proyecto europeo en el ámbito económico y social. “Tenemos varias crisis superpuestas y ninguna resuelta, y las consecuencias sociales de la crisis aún están ahí”, afirmó. “Existe una cierta sensación de que se ha roto el contrato social por el que las sociedades europeas han ido construyendo estados de bienestar, aumentando servicios públicos y derechos sociales. Y esa crisis política es fácil señuelo para populistas de derechas y de izquierdas, con nacionalistas que agitan esos miedos frente a lo que viene de fuera y agudizan aún más las dificultades”, concluyó Joaquín Almunia.

En este sentido, Josep Piqué manifestó que “la Unión Europea es el proceso más ambicioso de integración política y económica que se ha vivido en la historia de la humanidad, el ejemplo más claro de globalización y de la respuesta a la globalización”. Siguiendo este hilo discursivo, Piqué se reafirmó en su “defensa cerrada de la globalización y la cuarta revolución industrial, que no son un juego de suma cero, como suelen decir muchos populistas, empezando por el presidente de Estados Unidos. No es un juego en el que como hay ganadores también hay necesariamente perdedores y al final el resultado es cero. Son juegos de suma positiva”.

“No digo que no haya perdedores y que no haya que ocuparse de ellos, sino que el balance global es claramente positivo”, matizó el ex ministro del PP. “Nunca como ahora ha habido tanta gente que vive en condiciones dignas. Nunca habían crecido de forma tan espectacular las clases medias”.

Tanto Almunia como Piqué coincidieron en la necesidad de que Francia y Alemania pongan en común sus visiones para liderar el avance en la construcción europea, en la que España debería tener un papel más proactivo del que ha jugado históricamente. “Europa tiene que aprovechar esta crisis institucional y de identidad y transformarla en oportunidad para ir hacia adelante, profundizando en el carácter democrático de la institución y aprovechando las propuestas de futuro que han ido surgiendo para la gobernanza”, concluyó Piqué.

“Qué mejor incentivo para los responsables políticos para abrir los nuevos espacios que necesitamos para la integración europea en defensa común, debate social, cambio climático, dependencia energética, digitalización…”, subrayó Joaquín Almunia, quien también advirtió del riesgo de que “nuestras democracias parlamentarias nacionales se quiebren porque algunos países miembros de la UE están empezando a boicotear los principios básicos que las conforman, y eso sí requiere salvación”.

 

Acerca de EOI

La Escuela de Organización Industrial (EOI) es la primera escuela de negocios fundada en España (1955). Su objetivo es formar gestores del cambio con base social a través de la digitalización, emprendimiento y sostenibilidad para contribuir a la mejora de la economía y de las personas.

En sus más de 62 años de historia han pasado por sus aulas más de 84.500 directivos y gestores empresariales especializados en liderazgo, internacionalización y sostenibilidad. En 2017, más de 400 profesionales se formaron en Big Data en las aulas de EOI, que cuenta con un claustro de más de 1.400 profesores y con 1.800 empresas que confían en sus alumni para reclutar talento.

Como fundación pública adscrita al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, ha impulsado los negocios de más de 52.000 nuevos emprendedores en España y fundado una Red Nacional de 50 Espacios Coworking en distintas ciudades del país, a la que se suma el virtual Espacio 51.

www.eoi.es // @eoi // www.facebook.com/eoi.edu // www.instagram.com/eoischool