Y tú, ¿qué opinas de la Teoría Austriaca de los Ciclos Económicos?

Hace ya un tiempo leí un artículo de opinión que comentaba que un economista de prestigio español tenía la solución a la crisis actual del sistema financiero y la deuda pública española…

Creo que, en la situación económica actual, cualquier persona mínimamente curiosa, o preocupada por los últimos acontecimientos en el panorama sociopoliticoeconómico nacional, habría entrado de cabeza a leer el artículo.

Yo todavía soy curioso. Y así lo hice.

Así llegué hasta el español Jesús Huerta de Soto. Sin duda un personaje controvertido. Economista, filósofo, escritor, doctor en Derecho, catedrático y profesor docente, representante nacional de la Escuela Austriaca y un montón de cosas más en las que no quiero entrar para no aburrir al personal.
Un individuo considerado ideológicamente más allá del Liberalismo Clásico y más cercano al Anarcocapitalismo…

Bueno. Al final, y tirando de Google y Wikipedia, uno termina entendiendo un poco lo que lee y lo que oye. Lo que si es cierto es que este señor es un gran comunicador y estoy seguro que no será la última vez que oigamos o leamos algo sobre él.

En la extraordinaria conferencia “Crisis financiera, reforma bancaria y el futuro del capitalismo” que dió el pasado 19 de abril en la Fundación Rafael del Pino dio un repaso a un montón de temas de rabiosa actualidad.

Pero sobre todo habló del origen de los problemas económicos actuales. De la Teoría de los Ciclos Económicos (Burbuja-Crisis-Recesión),
de los problemas de la banca, de las inversiones no sostenibles, de la actual regulación, del actual sistema bancario insolvente, del Euro, de la señora Merkel, de la solución y salida de la crisis…

Y como comienza exponiendo el profesor Huerta, todo empezó el 19 de julio de 1844 con la aprobación en el Reino Unido de la Ley Bancaria de Peel….

Sinceramente, os recomiendo que escuchéis y veáis la conferencia aquí:

Imagen de previsualización de YouTube

Este señor es de ese tipo de personas apasionadas, de discurso vehemente, que seguramente generan en la misma proporción tantos seguidores como detractores. Pero al menos propone algo más allá de subir los impuestos y recortar el gasto (que sinceramente, para este tipo de medidas no parece muy necesario ser un genio de la economía…).

Para los que no queráis ver la conferencia entera, os pongo un corte en el habla del origen de la actual recesión económica a causa de la última burbuja: La Inmobiliaria.

 


Incentivos fiscales en la creación de nuevas empresas

Buenas a todos,

Tras este arduo módulo, en el que debo agradecer primero la colaboración de mis compañeros y después de Sonia, aportando y respondiendo a todas nuestras dudas, me gustaría echar un ojo a los incentivos fiscales para los emprendedores.

Lo voy a basar en estos dos artículos que he encontrado. Uno sobre la reforma y otro sobre cómo crear empresas y sus diferencias entre UK y España.

En España, para crear una nueva empresa:

Coste según Invest Spain unos 550€ y 2 meses. Y esto empezando, por lo que no debemos olvidar que una empresa, facture o no, cobre o no, gane o no tiene que asumir unos gastos en impuestos en el entorno de los 400€/mes, gestoría incluida.

Pongamos que creamos la misma empresa en UK

Diferencias fiscales:

Por lo que en ahorro, yo veo al menos:

Alguien tiene alguna duda de dónde establecer su próxima empresa???

Un saludo,

 

 


Internet y los “viajes” fiscales

Una de las noticias que más impacto nos vienen causando a muchos en los últimos tiempos son las relativas a las técnicas de ingeniería fiscal aplicadas por las grandes multinacionales, y en especial las billonarias multinacionales tecnológicas estadounidenses que logran acceder a nuestros mercados y comercializar sin apenas aportar a las arcas del estado.

Lo más interessante de este movimiento es que estas empresas han logrado entrar en los hogares de los consumidores de medio mundo, ganarse su confianza como si fuesen la tienda de la esquina (yo confío más en un apple que en mi panadero por ejemplo) y gozar, aún a pesar de las noticias en prensa y el escándalo, de una reputación e imagen a prueba de balas. Ejemplos de estas empresas los conocemos todos: Google, Apple, Samsung, Facebook, Twitter…

Los avances producidos en el ámbito de Internet y el e-commerce han desbordado a la capacidad de legislación de los países y se hace cada vez más sencillo saltarse las fronteras y restricciones fiscales si se dispone de un conocimiento sólido del sistema.  Los paraísos fiscales de Irlanda y Luxemburgo se han convertido en uno de los principales focos de operaciones de estass empresas que aprovechan las grandes ventajas fiscales que les ofrecen respecto a los países de su entorno y pudiéndose aprovechar al tiempo de una moneda común y la libre circulación de productos y servicios entre países de la CE.  Todo esto está motivado por la existencia de importantes diferencias entre las distintas regiones de la UE en materia de impuestos y tributación.

Impulsadas por esta deficiente legislación, las empresas “globales” reducen su presencia en los países con altas cargas fiscales, dejando únicamente allí sus oficinas comerciales y de representación. Nada de investigación, ni desarrollo o innovación, en países con mayor tributación que sus “hermanos”.

 

Un ejemplo paradigmático de estas estructuras es Apple. Según el senador Carl Levin, la compleja estructura de filiales que Apple ha creado durante décadas fuera de EEUU para esquivar el pago de miles de millones en impuestos  puede ser considerada el “Santo Grial” de la evasión fiscal. Su principio de funcionamiento es el de otras grandes tecnológicas, concentrar los beneficios en filiales que son “apátridas” fiscales, es decir, que no tienen sede fiscal ni declaran impuestos.

La investigación abierta por el senado de EEUU se fija sobre todo en filiales de Apple en Cork (Irlanda) cuya residencia fiscal no está en ninguna parte. De acuerdo con la ley estadounidense, no tributan en Estados Unidos porque su sede social está en Irlanda y, de acuerdo con la ley irlandesa, no tributan en Irlanda porque se gestionan y controlan desde Estados Unidos. Apple se cuela por el agujero aprovechándose de una situación de vacío legal para obtener beneficios multimillonarios.

En un tiempo como este, en el que la palabra crisis ha pasado de ser parte de nuestro vocabulario a parte de nuestras consciencias deberíamos empezar a preocuparnos un poco más por las estrategias que utilizan las compañías que tanto valoramos para ganar dinero. Ética y moral deben empezar a ser valoradas por el consumidor final en sus compras, sólo de esa forma lograremos que las grandes compañías tengan cuidado con la forma en que ejecutan sus operaciones, o al menos, se molesten un poco más en cubrirlas, porque la ingeniería fiscal existe y existirá siempre.

Lo que es evidente es que el sistema fiscal “global” no está a la altura de la era digital y es preciso un movimiento coordinado y contundente para acabar con estas prácticas.

 


“El lenguaje Fiscal”

“El lenguaje Fiscal”

Está claro que te tiene que gustar para entenderlo a la primera. Después de 2 semanas intensas de fiscalidad y de su lenguaje elitista por no llamarlo confuso, que lo es, sigo pensando que está diseñado para que únicamente abogados y clase alta pueda aprovecharse de sus supuestas ventajas. Solo hay que ver las respuestas en la AEAT a las consultas de sobre impuestos, simplemente impresionante….

Digo ventajas y no sé porque, cuando creía haber  encontrado alguna resultaba que se consideraba fraude y sin embargo pagando a un buen abogado se buscaba la forma de que esta ventaja fuera considerada como evasión, vaya tela……  lo que iba a ganar con la supuesta evasión fiscal lo perdía con el gasto del ladrón de guante blanco o como mejor se le conoce abogado.

También menciono clase alta y la razón es la siguiente, las cantidades que le puedan pagar al ladrón de guante blanco (porque las leyes se lo permiten, que quede bien claro) está más que justificada con el supuesto beneficio de la evasión fiscal, traducido a mi lenguaje se consideraría robo como una casa, vaya fraude.

Hablando sobre fiscalidad con un muy buen amigo mío, abogado y muy bueno por cierto, socio de uno de los firmas más importantes del país, me puso un ejemplo y de ahí es de donde viene el nombrecito de ladrón de guante blanco (para los amigos), que el mismo se adjudicó. El que gana es el que sabe defender su interpretación mejor que el resto y me puso como ejemplo la Formula 1, en concreto el de Jenson Button con la escudería Brawn GP, su interpretación de algunas reglas y los vacíos legales (doble escape, aerodinámica, etc…) le hicieron campeón en 2008, por supuesto los ingenieros eran buenísimos pero los abogados que tenían era la leche. Al año siguiente detectaron el problema pero que le quiten lo bailado a Jenson Button y Brawn GP.

Volviendo a la clase alta, quien hace la ley hace el engaño y si no las portadas del Interviú, je, je, je….

¡Ala,  ya no hablo más de fiscalidad que me enciendo!

Un abrazo,

Jorge

 


El fraude fiscal enquistado

En esta entrada del blog quiero hacer mención a un tema de actualidad y que considero preocupa a la mayor parte de los contribuyentes de a pie. El fraude fiscal es como una sombra de sospecha pestilente y escurridiza que cubre la historia de España (política y empresarial) como una herencia genética imposible de detectar que al final acaba manifestándose. Se hace necesario que la coletilla “son todos iguales” mute urgentemente por el “¡ya está bien!”.

Según las estimaciones aceptadas, el fraude fiscal en España ronda el 20%. Como el fraude no se distribuye de forma uniforme entre contribuyentes y tipos de renta, incluso esta estimación cauta implica que en determinados grupos la ocultación supera el 50%.

La magnitud del fraude se hace evidente cuando se constata que España, a pesar de tener tipos impositivos por encima de la media de la UE15, es casi el país que menos recauda. La cifra del 20% hace que España sea uno de los países fraude más alto, duplicando los niveles de Austria, Holanda, Francia y el Reino Unido. Reducirlo a la mitad aportaría impuestos de más de tres puntos del PIB. Con este dinero, España podría dar casi por concluido el proceso de ajuste presupuestario. Y si lo dedicara a pensiones, tres puntos anuales más (permanentes) de ingresos garantizarían la sostenibilidad presente y futura del sistema. Alternativamente, ese dinero permitiría reducir rápidamente la deuda acumulada estos años.

Desde la década de 1980, cada Gobierno, especialmente en tiempos de crisis, ha prometido una lucha eficaz contra el fraude fiscal. Este Gobierno no ha sido una excepción y, al aumentar los impuestos, para mitigar el enfado de quienes sí pagan, se ha comprometido a luchar contra el fraude e incluso ha aprobado un plan. Eso sí, el punto de partida ha sido una amnistía fiscal que ha permitido a más de 40.000 millones tributar al 3% y ahorrarse, además de sanciones e intereses de demora, no menos de 6.000 millones de impuestos. También se amnistió a las empresas que repatriaran beneficios desde paraísos fiscales, pero casi nadie se dio por enterado y solo volvieron 1000 millones (al 8%). Tras las amnistías, se han aprobado una serie de medidas contra el fraude que afectan a la prevención, a facilitar la inspección y a garantizar el cobro. Estas medidas, aunque, en algunos casos -la limitación de pagos en efectivo o la obligación de declarar cuentas en el extranjero-, puedan ser más efectistas que efectivas, eran necesarias. Sin embargo, son insuficientes para reducir el fraude de forma significativa. En particular avanzan poco o nada en dos elementos clave: aumentar la probabilidad de detección e incrementar las sanciones.

La reducción efectiva del fraude empieza por una voluntad real de luchar contra él. No es aceptable la tolerancia que ha habido con los titulares de las cuentas descubiertas en Lietchenstein y Suiza. Es clave aumentar la probabilidad de detección dedicando más recursos a la inspección, la mejora de información y el análisis de datos. España dedica pocos recursos (en tanto por ciento del PIB) y personal (por habitante) a la recaudación. Menos de la mitad que Alemania.

Las otras medidas deben de ir encaminadas a aumentar las sanciones eliminándose, por supuesto, la excusa absolutoria -permite evitar condenas y reducir sanciones pagando lo defraudado incluso tras ser imputado. Para reducir el fraude, hay que lograr que no sea rentable.

Pero quizá, el aspecto más importante a la hora de actuar contra el fraude fiscal es la acción pedagógica. Al igual que ahora el que viene presumiendo que es capaz de llegar al trabajo en 20 min a 180 Km/h habiendo dejado a sus hijos en el colegio nos parece un gili… cuando no hace muchos años pasaría por un crack héroe, hay que conseguir que el que presuma de defraudador o hable con admiración del fraude de otros debe convertirse irremediablemente en un  gili…. integral.   Se debe además, trabajar con  publicidad y crear un registro de contribuyentes defraudadores.

La honradez es un valor clave en el funcionamiento de una sociedad y el que no lo cumpla debe sentirse al margen de ella.

Por último, se debe actuar contra los paraísos fiscales de forma seria y responsable. Los países “ricos” en Europa que ahora exigen sacrificios a la Europa “pobre” deben también promover el lavado de cara de todos, predicar con el ejemplo para que el esfuerzo de todos sirva de base para una nueva concienciación de las futuras generaciones.

 


Y llegó…La gran Crisis Fiscal

En el mes de Septiembre de 2008, la Organización de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) lanzaban la voz de alarma en  una nota de prensa en la que explicaban que la recaudación fiscal iba a caer si no se hacía reformas en profundidad. Desde entonces, y una vez que el actual gobierno llegó al poder, las continuas subidas de impuestos han sido parte de
las medidas fundamentales aprobadas para salir de la crisis.

Pero a pesar de estas medidas, en mayo de este año el Ministerio de Hacienda admitía que la histórica subida del IRPF aprobada por el actual gobierno nada más llegar al poder había dejado de tener efecto tras apenas un año de aplicación. Es más, En el primer cuatrimestre de 2013, los ingresos fiscales del estado descendían
un 6,6% interanual
: los impuestos directos se desplomaban un 8,9%, mientras que los indirectos caían un 4,3%. Más concretamente, la recaudación por IRPF baja un 5,2% interanual; el Impuesto de Sociedades caía un 36,8%; el IVA un 4,6%; y los Impuestos Especiales un 2,7%.

 

Ingresos Tributarios
Abril 2013

Abril 2013

Fuente:LibreMercado

 

 

De todos estos decrecimientos, una de las caídas más importantes era la del IRPF. En abril de este año, y una vez realizados los ajustes pertinentes, el decrecimiento se situaba en el -2,8%. De la misma manera, las rentas brutas de las familias retrocedieron un 4,2% interanual en el primer trimestre de 2013 como consecuencia de la caída del empleo y el descenso
de salarios. Este efecto es directamente proporcional a una menor recaudaciónpor IRPF.

 

Por otro lado, Las bases imponibles de los principales impuestos disminuyeron en el primer trimestre de 2013 un 5,7%, seis décimas más que en el último trimestre de 2012. Esto quiere decir que las Bases sobre las que se recaudan los impuestos también están en caída libre lo que quiere decir que la tendencia de la recaudación en los próximos meses no mejore.

 

Y aunque la recaudación por IVA creció un 7,4% hasta abril, sobre todo por el efecto de la subida aplicada en septiembre de 2012, el problema ahora es que el gasto sujeto a IVA se contrajo casi un 10% interanual en el primer trimestre debido al frenazo en la compra de casas, la caída de la inversión pública y el menor consumo de los hogares.

¿Qué está ocurriendo entonces? En el año 2.012 la recaudación de impuestos española se situó en un 36,4 % del PIB, diez puntos por debajo del resto de Europa, incluso por debajo de Grecia (44,7%). Parece que por muchas reformas tributarias que se establezcan, uno de los principales problemas de España y de su baja recaudación de impuestos es el fraude fiscal y la enorme cantidad de economía sumergida que hay. Y es que hasta que los españoles no nos demos cuenta que los impuestos son el precio que tenemos que pagar para mantener el estado del bienestar que actualmente tenemos
y no el precio que tenemos que sufrir para aguantar los continuos casos de corrupción, de despilfarro y malversación del dinero público, nada cambiará. Por eso, en los tiempos que corren, es todavía más importante que la clase política predique con el ejemplo y actúe de modo ejemplar, transparente y con profesionalidad.

Cuando en tiempos de la burbuja inmobiliaria determinados ingresos tributarios crecían al 15%, nadie se preguntaba cómo era posible si el PIB crecía sólo al 3 ó al 4%. Fueron las consecuencias de la extraordinaria expansión crediticia que tuvo lugar en España. Parecía que todo estaba bajo control, pero sólo lo parecía.
Después de todo el atracón de dinero fácil, parece que la solución para salir de esta crisis económica estaba en la reforma laboral, la austeridad, los recortes y las subidas de impuestos. Y yo me preguntaba y me sigo preguntando:

 

¿Es en serio que detrás de estas “recetas mágicas” han estado gran parte de los economistas de este país?

 

¿Es de verdad que Ministros, Gabinetes, Diputados, Senadores, Secretarios, Subsecretarios y  Consejeros han pensado que la salida a esta compleja crisis pasaba simplemente por despedir más barato, gastar menos y subir los impuestos?

 
Joder…


Leasing si o Leasing no?

El Leasing o arrendamiento financiero, desde el punto de vista fiscal, tiene su apoyo en la contabilidad. Para un correcto entendimiento, hemos de conocer el funcionamiento contable del mismo, ya que a partir de aquí, la norma fiscal lo único que establece es un ajuste extracontable. Por tanto sentemos las bases brevemente de su funcionamiento contable.

Un empresario puede elegir entre alquilar un bien o comprarlo y tiene una opción intermedia que es la de alquilarlo con una opción de compra posterior. Si opta por meramente alquilar sin más, todo el gasto de alquiler será contable y por tanto fiscalmente deducible. Si opta por comprarlo, el valor de la compra lo ira computando como gasto a través del sistema se amortizaciones, año tras año.

Con el sistema de arrendamiento financiero, según sean las condiciones será tratado como arrendamiento puro o como compra pura, es decir, si las condiciones del arrendamiento financiero es que difícilmente se hará la opción de compra puesto que esta es mayor que el valor residual del bien, en este caso, la norma dice que se trate como un alquiler sin mas y por tanto que sea gasto tanto contable como fiscal el precio del alquiler.

Si las condiciones del arrendamiento financiero es que se hará la opción de compra, ya que el valor de la misma es inferior al valor residual del bien, entonces la norma contable establece que el empresario solo podrá computar como gasto el equivalente a la amortización del bien, es decir será tratado como si el bien fuera suyo, ya que se presume que lo es por las condiciones pactada. En este caso las cuotas de arrendamiento financiero se tratan como si fueran pagos aplazados en la compra del bien y solo podrá el empresario deducir la amortización del elemento.

En este ultimo caso es donde la norma fiscal, según regula el articulo 128 de la LIS, establece que podrá deducir como gasto el doble de la amortización según tablas de amortización del elemento. Esa es la ventaja fiscal, que la empresa podrá deducir el doble que ha contabilizado.


¿Incentivamos el Consumo Interno? Una cuestión complicada en nuestro país.

La economía española está en una situación complicada en la que necesita reducir el déficit público a la vez que debe estimular el crecimiento de la producción fundamentalmente a través de las exportaciones pero también según escuchamos habitualmente en los medios de comunicación aumentando el consumo privado. En circunstancias como las actuales, de incertidumbre y de crisis económica, parece sensato pensar que hay que evitar subir los impuestos y, en cambio, se debe hacer más hincapié en reducir el gasto público.

A pesar de sus efectos negativos nuestro Gobierno ha subido y continúa subiendo muchos de nuestros impuestos, estas subidas están en línea con las peticiones de Bruselas y el Fondo Monetario Internacional (FMI)

¿Debemos preguntarnos porqué Bruselas y el FMI piensan en subir impuestos como una buena medicina hacia una población con niveles de renta básicos limitados a la subsistencia? ¿Cómo argumenta nuestro gobierno la subida de impuestos?

Nuestro gobierno explica que “España en el año 2012 estuvo a punto del crack y era necesario una política de mayores ingresos”. Parece ser que no querían subir los impuestos, pero el riesgo de rescate que el año pasado padeció la economía española, le obligó a una política de mayores ingresos para lograr 22.000 millones de euros: 20.000 procedentes de la reducción del gasto y 2.000 por la subida de impuestos.

El Gobierno argumenta que cuando pueda bajará los impuestos, pero la prioridad del año pasado y del presente era evitar la intervención, subrayando que “cuando sea posible con el 2015 como tope, los impuestos volverán a la situación anterior, al menos los más importantes”.

¿Lo están haciendo bien con los impuestos elegidos?

Si hay que subir impuestos es más eficiente (menos ineficiente) subir los impuestos indirectos (IVA e Impuestos Especiales) que los directos (IRPF e Impuesto de Sociedades).

Reducción del consumo

La subida del IVA afecta negativamente al consumo ya que reduce la capacidad de compra de los ciudadanos; en un contexto de reducción de rentas (por el mucho desempleo y las reducciones en los salarios) esta subida del IVA  actúa negativamente sobre el consumo. Por eso el Gobierno de España se había resistido, hasta el límite, a subir el IVA ya que si se reduce el consumo también disminuye la producción de las empresas que generan esos bienes y servicios y esa menor producción de bienes y servicios significa mayor paro. Por el contrario, el aumento del consumo privado (que representa el 60% del PIB) genera crecimiento de la producción, del empleo y de la masa salarial.

Empeora la distribución de la renta

Hay que mencionar también que la subida del IVA es regresiva, es decir, aumenta las diferencias sociales. De ahí que a los impuestos indirectos, como es el caso del IVA, se les denomine impuestos de los pobres. Un “mileurista” dedica al consumo todo su salario, por tanto todo lo que gana paga IVA. En cambio el que gana mucho ahorra y esa parte de sus ingresos no paga IVA. Por eso, esta subida del IVA empeora la distribución de la renta.

Hay que reducir el gasto público

Aunque una mayor reducción del gasto público también tiene inconvenientes y puede ser difícil de articular en nuestro complejo estado descentralizado resulta muy preferible a la subida del IVA. Los ciudadanos perciben que, en ocasiones, el gasto público conduce al despilfarro, a la corrupción y al escándalo. De ahí que una contracción del gasto público, sobre todo el que es innecesario, sería mejor aceptado por los ciudadanos que el aumento de impuestos.

Parece que con este escenario de inminente necesidad de ingresos por parte de las arcas públicas, las políticas dirigidas a la incentivación del consumo interno tardarán en aparecer al menos en los próximos dos o tres años. Nos queda el sector exterior vía exportaciones y nuestro tan utilizado turismo como motores económicos.

La vía de la creatividad y la innovación no la contemplo para la situación en la que nos encontramos ya que nuestros políticos no disponen de esas capacidades en su currículum vitae, muy a nuestro pesar.

 

Un abrazo

Álvaro Romero

 

 


INGENIERIA FISCAL APLICADA A ESPAÑA 2006-2011

Ingeneria Fiscal…

 

Después de iniciar mi búsqueda por el caso Apple, y las aportaciones de muchos compañeros al caso, y del descubrimiento de nuevas formas de ETVE y SICAV,  guiados por la ayuda de nuestra “guía” en el tema fiscal dentro del Master, he encontrado también mucha información sobre al denominada Ingeniera Fiscal.

Existen incluso muchos autores que opinan que La ingeniera fiscal y su efecto sobre El impuesto de sociedades ha sido el gran responsable en la caída de la recaudación fiscal.

Em estos 3 puntos me gustaría exponerles el caso de España 2006- 2011:

Punto 1: SITUACION: El peso del impuesto de Sociedades en la recaudación Fiscal:
La comparación de los ingresos tributarios en España en el ejercicio 2011 con los que se obtenían en 2006 revela algunos elementos de enorme interés, tanto cuantitativos como cualitativos, para entender la crisis fiscal.

Donde vemos como el funcionamiento diferencial del impuesto de sociedades está provocando que año tras año avance en el camino de convertirse en un impuesto cada vez menos relevante en términos de recaudación.

Punto 2: POR QUE?

Es cierto que la reducción de beneficios podría explicarlo en parte, pero como nos explicamos que la caída de la base imponible sea muy superior a la reducción del beneficio?

La respuesta reside en la aplicación de esta ingeniería fiscal —en especial en los grandes grupos empresariales como después se verá.

 

En una perspectiva general de la primera tabla , en el período 2006-2010, vemos la caída de la base imponible del impuesto de sociedades fue de 103.000 millones de euros, de los que 53.000 millones se deben a los menores beneficios y los otros 50.000 a los ajustes realizados por las empresas.

Con que elementos de ajuste?

Pues con:

–         exenciones por doble imposición,

–         la libertad de amortización,
–         entidades de tenencia de valores extranjeros y otras.
–         compensaciones por bases imponibles negativas de ejercicios anteriores
–         bases imponibles a tipo cero.

En la segunda tabla de arriba vemos el peso de las deducciones ( en período 2006-2011):

–         deducciones por doble imposición,

–         por reinversión de benefícios extraordinarios,

–         para incentivar determinadas actividades,

–         por creación de empleo,

–         por inversiones para proteger el medio ambiente,

–         por actividades de I+D+i

–         por realizar inversiones, caso de Canarias.

Todo en conjunto lo denominaremos Ingeniería FiscaL

Este hecho puede acentuarse aun mas entre las denominadas las empresas individualizadas  y los grandes grupos
consolidados ( especialmente las multinacionales) y, donde la habilidad de éstos últimos, en consolidar su cuentas y estados financieros,  en los ajustes de consolidación y las deducciones, puede llegar a crear unas diferencias tan abusivas en el tipo efectivo final sobre los resultados: CON ESE 5%!!!!

 

PUNTO 3: Y QUE HACEMOS?

En definitiva la ingeniería fiscal es una herramienta que permite navegar entre las normas establecidas, y por tanto estas deberán estar suficientemente protegidas y sólidas para que la equidad impositiva se establezca.

Tal vez una simplificación de tipos impositivos, por rangos de facturación menos franqueables, permita dar mejores oportunidades a las empresas que realmente lo necesitan, y lo restrinja a aquellos gigantes que tan solo consolidan mayores beneficios todavia a costa de soluciones fiscales de pura ingeniería.

Muchas Gracias.

 

 


ES MEJOR SUBIR LOS IMPUESTOS O INCENTIVAR EL CONSUMO???

Buenos días,

En mi opinión parece evidente que nuestro país en estos momentos lo que realmente necesita es “incentivar el consumo”.

Últimamente parece que la rama de la “política fiscal” sobre la que más están actuando nuestros Gobiernos para reducir el Déficit Público es la subida continua de impuestos. En este sentido, parecen mucho más coherentes medidas drásticas que reduzcan el gasto público, pero no reduciendo inversión con una política de austeridad dramática basada en ahorrar a costa de reducir ostensiblemente los niveles del estado del bienestar, sino a base de un incremento de la eficiencia de nuestro sector público, el cual parece que hace aguas en este sentido por todas partes. En términos de inversión, si calculásemos la TIR de nuestro sector público estoy convencido de que nos llevaríamos una desagradable sorpresa motivada, entre otros aspectos, por el gasto excesivo y sin control, la falta de eficiencia, el obsoleto y contraproducente sistema funcionarial que promociona “el gandulismo y la falta de motivación perpetua de los funcionarios”, la burocracia y el amiguismo en las administraciones estatal, autonómicas y locales, la duplicidad o triplicidad de administraciones,  o de puestos para ejercer una misma función dentro de una misma administración, los cargos públicos innecesarios, la corrupción, etc.

Parece lógico que camino adecuado sería revisar la función pública, introducir criterios de eficiencia, mérito y capacidad, liquidar el sistema de privilegios sobre el que han crecido los partidos y acabar con una estructura que el país no puede soportar.

En septiembre del año pasado me enviaron un artículo traducido de la presa alemana que me pareció espectacular. No hay nada mejor que vernos desde fuera para darnos cuenta de nuestras debilidades. Las conclusiones no podían ser más evidentes;

Bajo mi punto de vista, el otro gran aspecto que nos ha traído hasta esta situación ha sido la debilidad de nuestra economía y de nuestra estructura de generación de negocio y de empleo, totalmente basada en el ladrillo y la especulación urbanística, además del turismo. Una vez que la base de esta estructura, es decir, la construcción, se ha desmoronado totalmente, nos hemos dado cuenta de que no teníamos un PLAN B, no teníamos industria suficiente ni capacidad alguna de crear empleo en otros sectores contrarrestando la caída de la construcción. Por lo pronto, y hasta que no se genere otra cosa, tendremos que seguir dependiendo del turismo y, sobretodo, de salir a trabajar al extranjero para bajar el desempleo.

Aparentemente no hay otro remedio, porque el PLAN B no se ha empezado a crear, al menos, bajo mi punto de vista. A falta de PLAN B, lo que estamos haciendo es ahorrar indiscriminadamente pero, de que va a vivir España en el futuro???. La apuesta del Gobierno, en mi opinión, a parte de la reforma integral del Sector Público, debe de pasar obligatoriamente por fuertes reformas en la “política estructural”. La caída del sector de la construcción era algo predecible y estas reformas se tendrían que haber emprendido hace 1 década, pero más vale tarde que nunca si no queremos  estar dentro de 10 años igual que ahora.

Se debe generar urgentemente una nueva estructura económica, cimentando la economía española en sectores distintos de los que nos han mantenido hasta ahora, con el objeto de diversificar nuestra economía, invertir en tecnología e innovación, I+D+i, educación, etc., para aumentar nuestros niveles de competitividad y convertirnos en el futuro en un país de fortaleza real, no ficticia.

Pedir paciencia, porque las cosas están supuestamente en vías de resolverse, aplicando exclusivamente medidas de austeridad, subidas de impuestos y con escasas medidas estructurales, no contribuye precisamente a reforzar la confianza de un pueblo en sus gobernantes y en un futuro próspero.

Todo esto, unido a una adecuada política de rebaja inteligente de impuestos a empresas y personas, mejorará nuestra economía, incentivará el consumo, reducirá el paro y nos hará ir saliendo poco a poco de la crisis. En cualquier caso, en mi opinión, ya habremos reaccionado tarde con la implantación de las reformas necesarias. Las reformas estructurales sabemos que dan sus frutos al cabo de varios años, incluso, décadas.

En mi opinión, mantener el gasto público a expensas de un incremento permanente de los impuestos sólo sirve para perpetuar una transferencia de recursos del sector que crea riqueza, el privado, al público. Detraer recursos de forma permanente al sector privado sólo frenará nuestro crecimiento. La combinación de menos ingresos y menos gasto, es decir más austeridad, profundizaría las diferencias entre ricos y pobres, cada día agudizadas por la crisis.

Antes de redistribuir hay que crear riqueza. El problema actual es recaudar más pero no por la vía de aumentar impuestos de forma general, sino por ser selectivo y, en ocasiones, bajando impuestos concretos que incentiven la actividad, lo que implicará un mayor aumento de los ingresos que subiendo la presión fiscal. Más presión implicará más cierres y más dramas sociales.

Paralelamente el Gobierno debería luchar mucho más fuertemente contra el fraude fiscal, otra de las grandes lacras de nuestra sociedad. España dedica menos esfuerzos que el resto de los países de la UE a la inspección tributaria y, para recaudar más, esta parece una medida mucho más convincente que seguir subiendo los impuestos a los ciudadanos.

Por último, quisiera dejar realizar el siguiente comentario para que no se me malinterprete. Lo comentado aquí no es una crítica al gobierno actual… en todo caso sería una crítica a todos los gobiernos que hemos tenido hasta ahora ya que, en mi opinión, ninguno ha sabido anticiparse, realizar con tiempo las reformas estructurales necesarias  y priorizar las necesidades de la población antes de las de los propios políticos y partidos políticos. Ejemplos de esto los encontramos a diario.

Un abrazo…

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies