e-cultura


Esta incursión en el trabajo de campo tuvo lugar en Extremadura. e-cultura es una empresa que se dedica a promover el desarrollo local a partir de proyectos basados en la cultura. Su actuación se despliega en muchos terrenos, desde la dinamización de territorios que han sufrido depresiones económicas, como la zona de Almadén y sus minas, hasta la incorporación de herramientas audovisuales y digitales en un museo.

«E-cultura es una organización de profesionales que idea nuevas oportunidades para el desarrollo de las ciudades y territorios a partir de la imaginación, con proyectos culturales alternativos, innovadores e imaginativos, diseñados como experiencias únicas para quienes los disfrutan.»

Pero, ¿qué se encuentra detrás de esta definición? Sobre todo una concepción de la intervención en desarrollo local muy amplia, en la que la cultura no reduce su objeto a la simple construcción o diseño de un museo o de cualquier otro establecimiento cultural y en la que la labor de e-cultura no se limita a la planificación en abstracto y desde afuera de dichos equipamientos. El principal interés de e-cultura y una de las razones por las que tuvo un éxito fulgurante en los años 2.000 fue precisamente este visión integral de la intervención.

«El ámbito es la cultura más allá de la biblioteca y los museos. La cultura como aprovechamiento de los valores de un grupo humano para aprovechar nuevos modelos de desarrollo para una región. Valores tangibles e intangibles y que den lugar a modelos de desarrollo alternativos: si no va a venir una fábrica de coches que otras cosas podemos hacer» fundador de e-cultura

e-cultura se trata de un caso en cierta manera atípico en el conjunto de organizaciones estudiadas, ya que con más de 10 años de trayectoria ha tenido la oportunidad de crecer con fuerza hasta entrar en crisis alrededor del año 2007. E-cultura es un ejemplo que nos permite reflexionar acerca de las condiciones de crecimiento y los valores de éxito de las empresas de base humana, así como de los factores de riesgo a los que se ven sometidas.

En los comienzos relatan que tenían una visión humanista fuerte, deseaban llegar a ser una especie de asociación de talentos creativos que respondiera a problemas de la nueva sociedad que arrancaba, la sociedad digital, un sueño de poner el talento a disposición de los problemas. También tenían claro el componente interdisciplinar de su equipo.

Sus problemas comienzan en el 2007, con los primeros síntomas de la crisis que más tarde afectaría a todo el tejido empresarial español. E-cultura contaba en ese momento con 80 empleados y su cartera de servicios estaba casi totalmente dirigida a un sector, el público. En la actualidad e-cultura cuenta con una plantilla de 20 empleados y se haya totalmente sometida al criterio de una productora de eventos culturales, Global events, que es la que dirige y gestiona la empresa.

Aquí os dejamos con un link a un video suyo del 2007 en emprendedores.tv

 

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies