Mal ambiente en la oficina, ¿es inevitable?

“Mira si será malo el trabajo que tienen que pagarte para que lo hagas”

Facundo Cabral

Es mal-ambiente-3de sobra conocido que uno de los aspectos más motivantes para los trabajadores y que se busca muchas veces de manera casi desesperada, es el buen ambiente de trabajo. Numerosos estudios confirman la importancia del clima laboral en la productividad y el rendimiento, y además sobre la salud física y mental de los colaboradores e incluso sobre su vida personal.

A pesar de ello, en muchas empresas el ambiente laboral es más que mejorable y, lo que es peor, no parece que los responsables se involucren realmente en este problema. Hace tres años se publicó un estudio en Biomed Research International, dirigido por Eva Torkelson del Swedish Research Council for Health,  Working Life and Welfare, que concluía que una de las causas del mal ambiente era la rudeza en el trato, el no mantener el respeto mutuo, y esto se podía manifestar de muy diferentes maneras, y no sólo con vocabulario soez o maleducado:

Un aspecto de este estudio es el descubrimiento de que existe una tendencia a imitar el comportamiento de los compañeros y de que “los malos” son más populares. Verdaderamente inquietante.

Por otro lado, diversos estudios (por ejemplo, del Monell Chemical Senses Center de Filadelfia) han demostrado que el estrés es contagioso, aunque sea de manera inconsciente. De alguna manera, las conexiones con otras personas modelan nuestro estado de ánimo y aquí tienen gran influencia las denominadas neuronas espejo, que se activan cuando percibimos los comportamientos e incluso los estados de ánimo de otros.

Son muchas las causas de un estado de ánimo tóxico en una organización o área concreta, pero según Daniel Goleman, el gran gurú de la inteligencia emocional, lo que tiene más influencia es el estado de ánimo del líder del grupo, que se transmite con extrema rapidez sobre el resto de colaboradores.

¿Qué puede hacer un responsable cuando percibe que existe mal ambiente entre su gente? Se me ocurren varias cosas:

La conclusión es que el mal ambiente de trabajo es algo muy contagioso y que el líder del grupo puede ser el origen de este ambiente tóxico pero, también, tiene en sus manos resortes para mejorarlo, aunque si es como el jefe de Dilbert hay que perder toda esperanza.

 

mal-ambiente-22_dilbert

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies