¿Un sistema educativo para el futuro o para el pasado?

Si entramos hoy en día en una clase de cualquier colegio, instituto o universidad; con mucha probabilidad sintamos viajar en el tiempo y estar en un aula de hace 50 años. Ni la forma, ni el contenido han cambiado mucho. La organización de la mesas de la clase es igual que entonces, el profesor sigue estando en el mismo sitio que antaño, realizando su clase magistral ante alumnos que no cuestionan la información y los conocimientos que reciben de él, como si de una verdad absoluta e incuestionable se tratase. Siguen dando las mismas asignaturas y temarios pero con distintos nombres que hace media década. La forma de evaluar los conocimientos adquiridos tampoco han cambiado mucho, sigue basándose en la memorización de conocimientos y recitar el papel, cual papagayo,  todo lo memorizado. Además de todo ello, las asignaturas estrellas siguen siendo las matemáticas, la lengua y las ciencias, pasando a un segundo o tercer plano la plástica o la música.  Parece ser que el sistema educativo y la forma de entenderlo, se ha quedado paralizada en el tiempo. Por este no han pasado los años, pero si muchos alumnos cuya realidad social y laboral presente y futura si ha ido cambiando.

El sistema educativo fue creado en plena era del desarrollo industrial. Buscaba crear trabajadores para cubrir la incipiente oferta laboral desarrollada en todas esas fábricas y creo el sistema educativo en base a ellas. Valoran la calidad del alumno como si de un producto se tratase, disponen la clase lineal y ordenada como la distribución de una fábrica. Incluso traducen los descansos de los trabajadores de las fábricas en la escuela, estableciendo en estos también un descanso, el cual recibirá el nombre de recreo.

img-20161127-wa0035 img-20161127-wa0036

Observemos, teniendo en cuenta lo anterior, la evolución del automóvil, la medicina o las tecnologías de la información y la comunicación tanto en nuestro país como en el resto del mundo. En todas ellas, queda latente el gran cambio que éstas han sufrido en los últimos 50 años. Hemos evolucionado desde el mecanismo de los primeros coches hasta el coche eléctrico, curamos enfermedades que antes suponían una muerte irremediable, y en segundos somos capaces de comunicarnos con una persona que está en el otro extremo del mundo, algo en lo que antes necesitábamos meses. Toda esta evolución se basa en la necesidad de adaptarse a un mundo dinámico que desarrolla exponencialmente sus necesidades económicas, personales o comunicativas y las cambio de una manera vertiginosa.  Parece lógico que si nuestros deseos y necesidades para vivir cambian con el tiempo, también lo hagan los instrumentos mediante los cuales conseguimos satisfacerlos. De esa forma conseguir adaptarse al mundo y a la realidad que nos rodea y que nos caracteriza nuestro en cada momento.

img-20161127-wa0037img-20161127-wa0040

 

img-20161127-wa0038img-20161127-wa0039

Pero ¿Por qué encontramos tantas diferencias entre la evolución que presenta el sistema educativo y el de un coche en los últimos años? ¿Las necesidades y deseos de los alumnos no han cambiado?, ¿no es importante que la base principal del desarrollo futuro de cualquier sociedad se actualice ante los cambios del mundo?, ¿estamos preparando a las personas del futuro para el futuro, o para el pasado?

Ante todo lo descrito y reflexionando sobre las preguntas anteriores, queda latente la necesidad de actualizar nuestro sistema educativo, creado para una sociedad que hoy por hoy ya no existe. Es urgente implantar innovaciones que salven al sistema educativo y los que forman parte de él, los alumnos, el futuro.

Son muchas las vertientes sobre las que se ha de trabajar para conseguir un cambio realmente útil e innovador. Podríamos comenzar por no eliminar las asignaturas que mayor capacidad creativa desarrollan en los alumnos, tales como la música o la educación plástica, o incluir en toda las programaciones varias actividades el año que trabajen sobre esta habilidad.

También es importante despertar la capacidad crítica de los alumnos, pues habrá de ser críticos con el mundo que les rodea. Para ello podrían organizarse debates sobre un tema elegido por el alumnado, actual y polémico; analizando el contexto político, social y económico del asunto a tratar, viendo todos los puntos de vista. El profesor actúa como mero asesor y los alumnos desarrollan competencias lingüísticas, matemáticas, sobre las tics, aprender a aprender,… Además en un mundo globalizado parece útil y necesario que se fomente el respeto a la diversidad de opiniones y a crear tus propias creencias, no influenciadas por tu entorno, sino por ti mismo.

Es muy importante huir de la clase magistral y darle el protagonismo al alumno, pues es él quien debe trabajar en su propio proceso de aprendizaje. Fuera de las paredes del colegio no tendrá un guía que le diga cómo solucionar sus problemas o como alcanzar sus sueños. El alumno es responsable de su futuro y de salir airoso de los retos que en su vida se presenten. Por otro lado, está probado que los alumnos cuando explican alguna materia a sus compañeros consiguen interiorizar más los conocimientos y desarrollan múltiples competencias, entre ellas las interrelaciónales, algo muy importante teniendo en cuenta que  estamos sumergidos en un mundo donde el ámbito social rodea cada actividad y cada momento de nuestra vida. Por todo ello la innovación propuesta en este caso es la integración, en el día a día de las aulas, del trabajo cooperativo, el cual se caracteriza precisamente por ser una metodología basada en una estructura cooperativa de incentivo, trabajo y motivaciones, lo que necesariamente implica crear una interdependencia positiva en la interacción alumno-alumno y alumno-profesor, en la evaluación individual y en el uso de habilidades interpersonales a la hora de actuar en pequeños grupos.

Otra innovación propuesta de los últimos años, para conseguir solucionar parte de la problemática del sistema educativo, es el concepto de la clase invertida. Esto significa que con el uso de las TICs las clases teóricas pasarían a formar parte de la tarea en casa y en clase se realizarían los ejercicios y la parte práctica de la asignatura. Y es que parece lógico que si hoy por hoy podemos encontrar cualquier información o dato en internet, nos enseñen en las aulas como utilizarlo y convertirlo en conocimiento útil para el desarrollo de nuestra vida.

Para finalizar con otra innovación, de las muchas ya nombradas que podría integrarse en el sistema educativo y que formaría al futuro de nuestro país, hagamos una reflexión dada la siguiente situación. No podremos entender un problema de matemáticas, si no hemos desarrollado anteriormente la capacidad lectora para comprenderlo, la cual debemos trabajar en la asignatura de lengua. En esta última nos enseña libros de literatura basada en la historia, que aprendemos en las asignaturas de sociales, dándole un mayor sentido a lo que relatan. Y mientras damos historia caemos en la conclusión que la evolución del mundo está íntimamente relacionada con la evaluación de la economía, cuyos datos son elaborados gracias a las matemáticas. Las asignaturas tanto hace 50 años como ahora, se imparten como si entre ellas no existiera ninguna relación, pero queda demostrado que si la tienen. Y esto era solo un ejemplo de los muchos que existen. Por ello una de las innovaciones más importantes a implantar es la metodología educativa basada en el aprendizaje por proyectos (PBL: Problem based learning). Esto se trata de un reto que los alumnos, trabajando cooperativamente y utilizando el conocimiento de todas las asignaturas, deben resolver trabajando con ello todas las competencias. Nada más cerca de la realidad a la que se enfrentas y se enfrentaran: pruebas que superar empleando las habilidades, destrezas y conocimientos adquiridos a lo largo de su vida.

Quedan en el aire cuestiones como el uso de juegos, incluso de videojuegos, en el aula para que las clases se conviertan en dinámicas y divertidas; o el planteamiento de tener aulas al aire libre que saquen a alumnos y profesores de las cuatro paredes en el que permanecen encerrados durante horas.

Todos estos son métodos estudiados y  propuestos por muchos pedagogos y expertos en la materia; los cuales han trabajado durante años con alumnos de todas las edades y características, y que además están preocupados por crear un sistema educativo de calidad. Sin embargo estas innovaciones educativas no se llevan a la práctica en la mayoría de las ocasiones, ya sea porque los profesores no cuentan con la suficiente formación para aplicarlo, o porque el encorsetamiento y burocracia característica de nuestro sistema educativo no lo permite.

Por último, unas citas célebres de personajes influyentes que apoyan estas innovaciones en la educación.

“El objetivo principal de la educación es crear personas capaces de hacer cosas nuevas, y no simplemente repetir lo que otras generaciones hicieron” Jean  Piaget.

“Sé que las aptitudes académicas son muy importantes, pero los sistemas escolares valoran mucho ciertos tipos de análisis y razonamientos críticos, en especial las palabras y los números. Por muy importante que sean estas aptitudes, la inteligencia humana es mucho más que eso” Ken Robinson.

“El pensamiento debería ser la asignatura más importante en los colegios” Edward Bono, creador del pensamiento lateral.

Compartir aprendizaje implica un razonamiento más elevado” David W. Johnson, pionero de la enseñanza cooperativa.

“Considero que el peor defecto de la educación es el sistema escolar que opera fundamentalmente a base del temor, la coacción y la autoridad artificial de los maestros” Albert Einstein.


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario


XHTML: Puede utiliza las etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies