Redes Inteligentes Electricas

Las Smart Grids (redes inteligentes de Energía) suponen una revolución sin precedentes en el mundo de la generación, transporte y distribución de energía a través de redes eléctricas.

La UE ha establecido una Directiva Europea 2009/72/EC en la que recomienda a sus países miembros que en 2020 más del 80 % de los contadores y redes eléctricas sean inteligentes.

En el caso puntual de España, este hito debe cumplirse para el año 2018, y de momento las empresas están centradas en este hito de cambio de contadores y no en la explotación de datos que estos generan. Pero este no es el caso solo de España, si revisamos diferentes estudios en el mundo nos encontramos con diversidad de situaciones que nos hacen pensar que las redes inteligentes aun esta por eclosionar y no se aprovechan al máximo.

Las empresas eléctricas poseen una extensa red que está llena de energía pero que a su vez poseen sorprendentemente pocos datos sobre esta energía.

Las empresas eléctricas no pueden analizar o detallar muy profundamente las miles de subestaciones, centros de transformación y demás elementos que conforman su red eléctrica, a pesar de que ya existen gran diversidad de equipos y tecnología que lo permiten.

Algunas empresas todavía se enteran de un corte de electricidad en el vecindario, no porque aparezca en alguno de sus sofisticados equipos de monitoreo, sino porque los clientes los llaman por teléfono y se quejan de que la electricidad está fuera de servicio.

Las empresas eléctricas obtendrán una gran cantidad de información en tiempo real de hogares, negocios, fabricas, plantas de energía y de su propia infraestructura de generación, transmisión y distribución de energía.

Uno de los grandes desafíos que enfrentan las empresas eléctricas y proveedores de tecnología esta asociado a la escasez de información en tiempo real y como gestionar y darles utilidad a grandes volúmenes de datos.

sub-station

Una vez que las empresas eléctricas y los consumidores dispongan de información más detallada sobre el uso de la energía y demanda para él se puede manejar más eficientemente.

Por ejemplo, los consumidores podrían ser guiados para trasladar sus consumos en las horas punta y con ello poder reducir la necesidad de uso de medios de generación menos eficientes y más contaminantes de aquellas centrales eléctricas que no usen energías renovables.

Este es un ejemplo sencillo de como se podrían beneficiar ambas partes (empresa y cliente) y a su vez mejorar el medio ambiente.

Pero antes de que esto pueda ocurrir de forma general, las empresas electricas deben prepararse para una avalancha de datos, como lo han hecho otras industrias. El reto de actualizar los sistemas de TI en consecuencia es una de las razones por las que las redes inteligentes están aun en fase de desarrollo. Jeff Tatt (Cisco) experto en este tema comenta: “Lo que las empresas de energía están a punto de experimentar no es simplemente duplicar o triplicar la cantidad de datos que van a obtener”, este cambio, va a ser un aumento de varias órdenes de magnitud. La industria lo sabe y lentamente está haciendo la transición.  Pero la energía es una de esas áreas en las que no se puede simplemente arrancar todo y empezar de nuevo “. Un desafío adicional para las empresas eléctricas es que ejecutan sus operaciones de control central en una mezcla de sistemas informáticos heredados, la mayoría de los cuales no pueden comunicarse entre sí.

“He estado en salas de control donde los operadores necesitan sentarse en sillas y girar entre seis monitores diferentes para mantener todo funcionando”, dice Glenn Booth, jefe de marketing de Green Energy, que proporciona el software de gestión de red de próxima generación. “Estamos hablando de nuestra red eléctrica nacional aquí, y esa no es la forma en que deberíamos estar manejando las cosas”. Es relativamente simple equipar una casa con un “contador inteligente” que puede generar datos con mucha frecuencia de información sobre el uso de energía en la casa. Pero debido a que la mayoría de las empresas de servicios públicos simplemente no tienen los sistemas informáticos para transmitir o almacenar estos datos, los que ya han instalado contadores inteligentes generalmente usan muy pocos datos o simplemente reducen la cantidad de información a extraer de los contadores, esto con la finalidad de no verse abrumados con datos que no pueden manejar. Las empresas eléctricas que hallan desplegado contadores inteligentes o modernizado su infraestructura eléctrica necesitarán “complejos motores de procesamiento de eventos” que todavía están en proceso de desarrollo.

smart_grid3

En el caso particular de España el despliegue masivo de los contadores inteligentes deberá estar terminado para el 2018.

De momento las empresas eléctricas están aunando esfuerzos para poder cumplir con los hitos de instalación de contadores, de momento sin sacarle el máximo provecho a toda la información generada por los contadores inteligentes.

A mi juicio personal, el caso de España creo que pillo un poco desprevenidos a las empresas eléctricas, ya que se trabajó mucho en adoptar normas y estándares para los contadores tanto a nivel metrológico, como a nivel de comunicaciones, pero no se trabajó en la nueva gestión de la información que viene de los contadores inteligentes.

Os pongo un ejemplo de volúmenes de datos que se pueden obtener de un contador inteligente versus un contador mecánico de tecnología antigua.

Contador Inteligente Nro de Lecturas Magnitudes de Energía Total
Lecturas Diarias 365 6 2190
Lecturas Mensuales 12 6 72
Lecturas Horarias 8760 6 52560
Eventos 300 1 300
55122
Contador Mecánico
Lecturas Diarias 0 1 0
Lecturas Mensuales 12 1 12
Lecturas Horarias 0 1 0
Eventos 0 1 0

 

En esta tabla se puede apreciar que en un año el volumen de datos, de un contador inteligente a un contador tradicional tiene un incremento de volumen de información del 4593,5 %, ahora multipliquen esta cifra para millones de contadores y os daréis cuenta de la magnitud de datos de las que os estoy hablando.

Los grandes retos de modernización para las empresas eléctricas de su infraestructura no solo comienzan con la modernización e instalación de contadores, sensores a través de las redes eléctricas, el reto real es poder sacarle provecho útil a esta información y  para ello necesitan manejar grandes cantidades de datos, por lo que se requerirá de una infraestructura adecuada.

Bien, espero que este pequeño articulo haya servido para poder ilustrar de manera real la situación de las redes eléctricas inteligentes y mi visión sobre ellas.

Saludos

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies