El management visto con otros ojos (6/6). Jorge Valdano

Argentino, nacido en Las Parejas, Santa Fe, en 1955, Jorge Valdano practicó el deporte del fútbol y se convirtió en una estrella mundial, coronándose al ganar con su equipo nacional el campeonato del mundo en 1986. Cuando dejó de pisar la hierba, no abandonó su pasión deportiva y ejerció profesionalmente como entrenador en muchos equipos (principalmente españoles).

Muy pronto decidió que podría transportar sus conocimientos de gestor de equipos, liderazgo, pasión por el empeño, estrategia y otros conceptos al mundo de la empresa y se convirtió en el pionero en la aplicación de los valores del deporte en las organizaciones. Conferenciante, columnista y para muchos símbolo de buen orador, pero de no tantos fundamentos, acrecentó su popularidad con otros compañeros también deportistas que le acompañaron en el proceloso mundo de la consultoría.

Destaco algunos de sus pensamientos sobre el management y el liderazgo:

Jorge Valdano

Jorge Valdano. Foto: El Gráfico

1. Los que traicionan una orden son pícaros. Los que traicionan la confianza son realmente traidores.
2. Deberíamos decirle a Maradona: “Mira Diego: vos jugás al fútbol como Dios, pero solo sos un hombre”.
3. Los que se pasan el día hablando de lucha y guerra son los que hacen poco por enseñar.
4. Ha sido una derrota útil.
5. Es necesario que el líder se convenza de que su problema no estriba en tener autoridad, si no en merecer esa autoridad.
6. Un equipo necesita tener claro lo que hace y dar sentido a su porqué.
7. El sueño no es un lugar para quedarse, sino un motor para poner en marcha.
8. El líder consigue el equilibrio de su equipo de trabajo haciendo de la diversidad de talentos algo complementario y útil.
9. La credibilidad la impone el conocimiento.
10. Yo entiendo el liderazgo como el arte de gestionar voluntades.
11. El liderazgo es, en gran medida, la necesidad de desestabilizar la rutina. Si algo buscamos en un líder es la capacidad de agitar situaciones, ideas, visiones y sentimientos.
12. Sin pasión humanista no hay líder auténtico.
13. La visión, el liderazgo o la motivación son medios para la consecución de metas que no se transmiten por la imposición, sino por persuasión.
14. La motivación no se transmite tocando el corazón de las personas, sino proporcionando estructuras justas y eficaces.
15. El reto consiste en descubrir cuál es el valor, la pasión oculta de cada persona. A partir de ahí hay que desarrollarlo y hacerlo eficaz.
16. Nadé a través del océano y me ahogué en la orilla.

Un último pensamiento de Valdano sobre el liderazgo:

“Un líder es, ante todo, un seductor”.

Evidentemente, sabe gestionar bien esta máxima. ¿Somos líderes seductores o nos han seducido alguna vez?


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies