Liderazgo avanzado 1/2. Un estilo de liderazgo

Una de las asignaturas pendientes más habituales de los gerentes actuales es la adecuada dirección de las personas o de sus equipos de trabajo desde la perspectiva de un liderazgo influyente. El arte de influir es importantísimo y representa una alta responsabilidad que, con demasiada frecuencia, se tapa con la típica actitud «ordeno y mando».

El liderazgo avanzado se identifica con el mejor estilo de gestionar equipos por personas que ya han demostrado sus competencias específicas y cuya experiencia ha servido a otros líderes más jóvenes. Por ello, tiene una carga de conocimientos, vivencias y personalidad que no pueden desligarse de la edad. Es el liderazgo de aquellas personas que, superando situaciones y dificultades, se han consolidado en su edad madura como verdaderos líderes, y cuyo carácter es una referencia para los líderes jóvenes.

Liderazgo

Foto: Jack Moreh en FreeRange

 

Luis Jiménez especifica las siete características del liderazgo avanzado indicando que estos líderes han demostrado sus capacidades personales y profesionales para:

1. Desarrollar y desplegar la visión
2. Implicarse y comprometerse con los grupos de interés
3. Desarrollar a las personas y preparar la sucesión
4. Fomentar la cohesión del equipo. Aunar voluntades y esfuerzos
5. Desarrollar el sistema de gestión
6. Innovar e impulsar el cambio
7. Llevar a cabo procesos adecuados de comunicación interna

Para Patxi Pardo, el estilo avanzado de liderazgo se fundamenta en la práctica del respeto y la confianza y busca la contribución de todos los miembros del equipo o de los colaboradores. Parece un estilo “moralina” que muchas veces la propia competitividad de la empresa no deja que ejerza, aunque el respeto y el reconocimiento siempre se deberían mantener como pauta de comportamientos.

Existe una cierta descompensación entre la manera de ejercer el liderazgo y los resultados excelentes que necesita presentar en la gestión del mismo, que a veces nos recuerda las teorías del clásico Mac Gregor. Señala Pardo que quizá lo más significativo del estilo del liderazgo avanzado sea la gestión de las emociones para obtener algo positivo de las personas. De nuevo nos surge una duda. ¿El liderazgo es pura y dura manipulación?

Para formar en el liderazgo avanzado, desde consultoras desconocidas hasta universidades prestigiosas han creado sus cursos y han unido experiencias para enseñar a jóvenes directivos cómo han de comportarse. Una vez más hay que señalar que píldoras formativas, sin contenidos adecuados, sólo son bombas destructivas causantes de los peores resultados.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies