Networking

Las relaciones humanas, las relaciones entre los hombres, son lo más natural que puede darse: la convivencia. Sin embargo se complican, dados los diferentes caracteres y las diferentes intenciones. Desde el comienzo de la humanidad las relaciones entre los hombres se han regido por criterios similares. Sólo al llegar la era de internet, ese modelo o sistema de comunicación ha cambiado radicalmente. Han surgido nuevos sistemas y nuevas herramientas, alguna de ellas con un éxito extraordinario que han revolucionado en muy pocos años toda una realidad que ya duraba muchos siglos.

En el escenario de las relaciones en y con las empresas, nace el Networking, que desde una perspectiva profesional, se podría considerar como “red de contactos”. Así lo expresan. “Hacer Networking” se refiere según Marcus Buckinham a “acudir a actividades y eventos con el fin de incrementar la red de contactos profesionales y buscar oportunidades de negocio”. En definitiva la base del Networking es construir vínculos con personas del entorno profesional.

networking

Los caza-cerebros norteamericanos están seleccionando a los CEOS, y directivos por dos competencias fundamentales: la gestión de la incertidumbre (vivir en el caos) y la capacidad de Networking que terminan definiéndole como el talento para establecer relaciones e influencias profesionales a través de la red.

Para muchos, el Networking es hoy toda una filosofía de comunicarse y relacionarse. A través de él nos damos a conocer y damos a conocer el negocio, la empresa y las metas al tiempo que escuchamos a los clientes, a los proveedores, a la opinión pública y a la competencia. Nuestro “círculo Networking” representa nuestra agenda de contactos comerciales. Cuando más reducido es ese círculo menos será nuestro valor como profesional.

Posiblemente el conjunto de los contactos del Networking no supondrá una agenda selecta, las referencias de alto valor añadido están reñidas con la cantidad, masa y ejército de contactos con la red. El alto valor tiene más que ver con un selecto club de Networking, aspecto este al que todo el mundo aspira.

Hay varias técnicas para hacerse fuerte en el mundo del Networking, pero sin duda el ser proactivo, generoso e ingenioso y estar siempre dispuesto es la mejor manera de fortalecer los vínculos. Cuidar la red es invertir en la red. Una inversión que lleva tiempo, que está cargada de información y también de confianza. El mayor problema está en que al final es una ventana abierta al mundo por la que nos asomamos y nos quedamos semidesnudos. Por esa ventana también pueden entrar todo tipo de duendes y de elementos indeseables. La cuestión de confianza adquiere ahora proporciones enormes.

Networking es más que una palabra o una actividad, es un símbolo social. Un verbo esencial de nuestro tiempo y un enfoque estratégico de las personas y los negocios. Como se puede leer en Un mundo perplejo, “Ahora ya no vas a una fiesta, vas a hacer Networking”.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies