Cómo ha cambiado el concepto de liderazgo

Ejercer como líder es una cosa y ejercer el liderazgo otra diferente. Posiblemente en esta evolución se encuentra la transformación que han surgido en las últimas décadas los criterios y los conceptos el liderazgo.

Tradicionalmente se considera líder a la persona que “es capaz de influir en el comportamiento de los demás”. Ésta es la definición más clásica y más utilizada desde las teorías conductistas (fundamentalmente Mac Gregor) hasta la revolución conceptual de los 80.

Econom’a

En esta década la figura del líder va a comenzar su camino evolutivo hacia la idea de liderazgo. Es el cambio teórico, lento, hacia los principios del liderazgo contingente y una nueva definición se abría paso “líder es la persona con capacidad para satisfacer las demandas y los deseos de sus seguidores”. Y al mismo tiempo se acuña la idea de que no existe líder sin equipo.

Cuando se consagra la contingencia se consolida el principio de que el liderazgo tiene que ver más con la oportunidad de una situación concreta que con la capacidad intrínseca del líder. Nace una nueva definición, típica de los años 90: “líder es la persona que se encuentra en el sitio adecuado en el momento preciso y con las cualidades necesarias para satisfacer las necesidades que sobrevienen”.

Una dimensión de espectro más concreto y un nuevo enfoque. El liderazgo del aquí y ahora. Pasado el momento o cambiado el lugar, el liderazgo desaparece. Estos criterios están muy unidos a los movimientos políticos y empresariales.

Iniciado el sigo XXI, el concepto de liderazgo se une de manera inseparable al cambio y a la transformación. Así, serán líderes “las personas con capacidad de efectuar y dirigir el cambio”. La visión del liderazgo en un valor sustancial en las habilidades directivas de poder ejercer como motor del cambio, ya sea social, económico o de otro tipo. Lo más curioso es que el cambio aislado no existe y todo proceso evolutivo se entrecruza y ensancha sus fronteras. Ha surgido el líder multidisciplinar. Un liderazgo de múltiples vértices y de enormes capacidades creativas.

liderazgo

Fuente de la imagen: Innobasque en Flickr

En el momento actual el líder (como persona) y el liderazgo (como actitud y rol) se identifican en un protagonismo único marcado por la forma de hacer y decidir, la capacidad de actuar, la asunción de riesgo y por supuesto delegación. Pero a esta visión tradicional se unen tres nuevos vértices: visión estratégica, gestión del caos y capacidad de networking. Así la nueva definición sería aquella que considera al líder como la persona que marca un camino (estrategia) asume la incertidumbre (gestión del caos) y crea lazos y relaciones con el entorno de influencia (networking).

El clásico triángulo personalidad, conocimiento y habilidades, ha sido, por fin sustituido. El entorno ha entrado en juego, la idea del mundo global y la tecnología han subido al pódium.

Lo curioso de todo lo expuesto es la velocidad con la que ha evolucionado el concepto después de que permaneciera dormido durante tantos años.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies