7 alimentos para potenciar la inteligencia

Se han escrito ríos de tinta sobre cómo influye la alimentación en el desarrollo físico del hombre. Últimamente también sobre cómo influye en el desarrollo psicológico e intelectual. En este último aspecto me gustaría incidir basándome tanto en estudios científicos, como en la imprescindible información encontrada en internet y en el saber popular.

Mi propuesta sobre los 7 alimentos para potenciar la inteligencia serían:

1. La Agencia Nacional de Investigación Económica de EEUU, publicó un estudio en el que aseguraba que la sal yodada hacía crecer el coeficiente intelectual. Así había ocurrido, según el estudio, desde que en 1924 su consumo se consideró normal en USA. Curiosamente, se ha demostrado que el consumo de yodo en la mujer embarazada desarrolla la capacidad cognitiva del feto. The Micronutrient Initiative aseguró que desde que la sal yodada se introdujo en Pakistán, el coeficiente intelectual nacional creció algo más de 10 puntos en un periodo de dos décadas.sardinas

2. The Annals of Internal Medicine informaba de las enormes ventajas del ácido graso Omega 3 que se encuentra fundamentalmente en el pescado azul. La ingesta continuada de atún, sardinas, salmón, boquerones, bonito u otros pescados azules pueden incrementar hasta 3,5 puntos el coeficiente intelectual. Increíble en principio… pero confirmado por estudios científicos.

3. El afamado Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) demostraba que un elemento denominado colina potencia las conexiones entre neuronas y permite más fácilmente retener emociones y acumular recuerdos. La colina se encuentra en los huevos y también en la leche. El MIT lo experimentó y así lo comunicó al mundo.

4. También el MIT ratificó que el monofosfato de uridina aumenta las habilidades cognitivas. En este caso es la remolacha la encargada de proporcionarlo, si bien un experimento con ratones de la Universidad de Illinois, también llegó a la concusiónn de que la zanahoria podría asimismo considerarse en este sentido.jamón

5. La dieta mediterránea aporta a este catálogo el jamón, en concreto por el zinc que contiene, ya que encontramos 2,3 mg de zinc por cada 100 gr de jamón. Por ello el jamón ayuda a la fluidez mental y a la percepción a través del proceso neuronal. En cualquier caso, al jamón habría que sumar otros productos típicos de la dieta mediterránea.

6. El doctor Josep Mandreu expuso la importancia del silíceo, fósforo y manganeso. Nuestro sistema cerebral reacciona mejor, sobre todo nuestro cerebro reticular, con la dosis adecuada de los tres minerales que se encuentran en los frutos secos, muy especialmente en las nueces, y en menor medida en almendras y avellanas.

7. Según la revista Forbes, el potasio es esencial para la memoria. Las uvas pasas se han convertido en el ejemplo más palpable del alimento que favorece la retención de experiencias, aunque para las personas de edad avanzada el plátano es, en este sentido, imprescindible. Por lo tanto, podemos extraer dos enseñanzas que ya figuran en el refranero popular: “memoria joven con uvas viejas” o “si te comes estas pasas no te olvidarás de nada”.

Otros autores y otros estudios plantean opciones diferentes donde los hidratos son protagonistas como lo pueden ser también las naranjas, el arroz, el chocolate o la carne de res. Sin embargo, los siete  alimentos que he destacado aparecen siempre… Por algo será.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies