C.I, C.E Y C.T

 

III. C.T

Estamos en un periodo de transición. Quienes piensen que hoy pueden vivir al margen de la tecnología están equivocados. Quienes piensen que hoy todo es tecnología están igualmente equivocados. Entre una y otra posición siempre caben posturas flexibles y adaptadas a las exigencias de cada momento y cada tarea.

No es fácil adentrarse en el manejo de la tecnología. La dificultad se presenta por varias causas: oferta múltiple, excesiva información, rapidísimos avances tecnológicos, dependencia del aprendizaje o sistemas operativos y auxiliares excesivamente complejos.

Los centros docentes y especialmente las universidades son conscientes de la trascendencia que para el correcto desempeño de cualquier actividad profesional tiene el conocimiento avanzado y el uso correcto de las herramientas tecnológicas. Las actuales generaciones, aquellas nacidas en los últimos años, han adquirido una condición nueva: son seres digitales. Personas que integran la tecnología como lo más elemental y básico de su vida.

En este periodo de transición conviven junto a los jóvenes seres digitales, las generaciones mayores de tecno-resistentes. Cuando pasen unos años, toda la población será “seres digitales” y ya no se medirán por su mayor o menor habilidad en el uso de las herramientas tecnológicas, sino por el denominado Coeficiente Tecnológico (C.T)

El C.T mide la relación de cuatro elementos: la capacidad intelectual imprescindible, capacidad técnica, habilidad práctica para manejar las herramientas tecnológicas y la combinación de variables, todo ello en aras a optimizar los resultados u objetivos propuestos.

El C.T es:

Si hacemos un ejercicio práctico observaremos el coeficiente tecnológico en los niños, incluso en el lenguaje y terminología que utilizan relacionándolo con los abuelos. Un abismo. Mil años de diferencia. La cuestión está en las velocidades de desarrollo de la propia tecnología. Posiblemente cuando esos niños sean abuelos existirá un abismo aun mayor del que ellos tenían con sus generaciones anteriores.

Pensemos simplemente que la tecnología que vamos a utilizar dentro de cinco años, aun no se ha inventado, o que el cambio tecnológico producido en los dos últimos años es mayor que el realizado en las dos últimas décadas. Velocidad y avances a punto del infinito.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies