ELAN

Con frecuencia encontramos en un crucigrama la siguiente expresión: “Impulso irrefrenable generado por la pasión” (4 letras).

Se ha puesto de moda hablar de la pasión. Considerar la pasión como un valor es dar una bofetada a nuestros bisabuelos que le identificaban como el origen de muchos males. La literatura del siglo XIX está plagada de frases deliciosas: “Se dejó llevar por la pasión”, “la pasión se apoderó de él”, “juntos vivieron una pasión incontrolada”, “frente a la pasión, prudencia y templanza”, “se perdió por una pasión”.

¡Cómo cambian las cosas! Hoy pedimos, exigimos pasión. Pasión en el trabajo, pasión en lo que hacemos. Pasión en nuestra vida y pasión por nosotros y por nuestro entorno.

La pasión provoca un impulso constante hacia la acción. Se enciende la pasión, aparece el impulso y se produce la acción. Es el milagro concatenado de elan: pasión, impulso, acción.

Elan es un término introducido por el filósofo Henri Bergson que representa el concepto de fuerza vital y de impulso vital. Poco después el norteamericano Ralph Waldo le denominó vital forcé, identificando a elan como la fuerza de la evolución del organismo.

Elan significa y quiere decir mucho más que impulso. Elan es también: ilusión, es esfuerzo, es esperanza y futuro. Se contrapone a la manera de actuar de aquellos que tienen horchata en las venas, de aquellos que sin interés les da lo mismo ocho que ochenta. Cuando aparece elan, la cara se ilumina, el corazón se acelera y el alma se llena.

Elan es afortunadamente contagioso y motivante. Es fuerte y agresivo. Por ello hay que gestionar el elan. Nos advertía Groucho que un ejemplo de la estupidez humana lo encontraba en aquellas personas que se habían dejado llevar por elan hasta su absoluta destrucción. Pero también Stefan Sureig (El mundo de ayer) exclamaba románticamente: “Su elan por ella le salvó la vida”.

Las cosas tienen su dimensión y morir por estrés de elan no tiene sentido, ni perdón.

Todo el mundo tiene un elan errante esperando una pasión que lo adopte. Para algunos, esa pasión está en el trabajo, o en ellos mismos, o en su actitud. Para los ambiciosos su pasión y su elan estará en el éxito, para los sentimentales en el recuerdo, para los creativos en el ansia innovador, para los vulgares en cualquier cosa, pero los afortunados encontrarán su pasión y su elan en su pareja (supongo).


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies