Mejora el Clima Emocional de tu organización a través del Liderazgo Resonante

El Clima Emocional en las Organizaciones

El clima emocional clima-laboral-1de las organizaciones puede definirse como el clima agregado que resulta del promedio de las percepciones individuales de los miembros que componen una organización o un equipo de trabajo.

Según se recoge en los trabajos de Koys y Decottis, (1991), las facetas del clima de las organizaciones pueden agruparse en las ocho siguientes: Autonomía, Cohesión, Confianza, Presión, Apoyo, Reconocimiento, Imparcialidad e Innovación. Éstos son aspectos muy reconocibles en el ámbito del Liderazgo Emocional, y su gestión debería ser una ciencia integrada en la cultura y valores de la organización.

Los autores González-Romá y Peiró (1999), destacan que el clima emocional de los equipos de trabajo es un factor que incide sobre los resultados de los equipos y las experiencias de sus miembros, e identifica al Liderazgo, como un factor clave en la configuración y desarrollo de este clima, ya que es un elemento que puede potenciar los aspectos positivos para el equipo y para sus miembros.

Evidentemente, el Liderazgo Emocional y Resonante, debería ser el pilar sobre el que descansara esta área de desarrollo organizacional, como se justifica en el siguiente apartado.

El Liderazgo Resonante como palanca del clima emocional

El líder tiene una influencia clave en la configuración de las emociones de su equipo de trabajo. El líder debe saber leer y aprovechar las emociones de los miembros del equipo con el fin de crear un clima de trabajo más idóneo, un verdadero “clima emocional positivo”.  Para ello, el líder debe poseer y haber trabajado adecuadamente sus habilidades emocionales, conocer los diferentes estilos de liderazgo y la influencia que estos ejercen sobre los empleados.

Daniel Goleman, Boyatzis y McKee, en su libro “El líder resonante crea más” (2010),  afirman que el líder es el principal “gestor de significado del grupo” y desempeña un papel fundamental en el clima emocional colectivo ya que explícita o implícitamente determina la norma emocional del grupo, y si un líder carece de la capacidad para encauzar las emociones adecuadamente, nada de lo que haga funcionará como es debido Resonancia y Disonancia.

El Liderazgo resonante, es, por tanto, un tipo de liderazgo que sintoniza y se sincronizacommunity
con los sentimientos de las personas y los encauza en una dirección emocionalmente positiva. Conviene en este punto recordar la definición dada de clima emocional, entendida como el promedio de las percepciones emocionales individuales, que evidentemente se ve favorecida por este liderazgo resonante que el líder ejerce sobre su equipo.

La capacidad del líder para inducir estados de ánimo positivos y cooperativos resulta fundamental para determinar el éxito del grupo. Según los estudios realizados por los autores el clima emocional da cuenta de entre el 20 y 30 por ciento del rendimiento, y dicho clima depende entre un 50 y un 70 por ciento de las acciones del líder, siendo el factor dominante en la configuración de dicho clima laboral, por encima de otros factores como la infraestructura y otros factores ambientales internos y externos a la organización.

Conclusión

El clima emocional permite a los equipos y a las organizaciones enfocarse y centrarse en la consecución de los objetivos de la organización, haciendo que la relación entre sus miembros sea fluida y sincronizada, y que haya un mayor índice de éxito. De hecho, los equipos que trabajan en un ambiente de clima emocional positivo gestionan eficazmente los riesgos e incertidumbres propias de cualquier proyecto, gracias a que se desarrollan en un ambiente abierto y de confianza, en el que las dificultades presentes y potenciales, son compartidas, tratadas y gestionadas de forma temprana en el ámbito del equipo.

Orientacion | Seguros RGAPara ello, el Liderazgo Resonante es absolutamente necesario para que este clima emocional positivo pueda llegar a darse, y debería ser foco permanente de atención para cualquier líder en una organización. Además, este liderazgo debería ser sometido a un proceso continuo de evaluación y mejora, como proponen los modelos de excelencia empresarial.

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies