“Busco voluntarios para un viaje peligroso”

Soy una apasionada de la literatura de viajes. Uno de mis grandes héroes es Ernest Henry Shackleton y su incleíble epopeya con el Endurance en el Polo Sur.

En el año 1907, Shackleton insertó un anuncio, dirigido a voluntarios dispuestos a conquistar el Polo Sur.

“Busco voluntarios para un viaje peligroso. Se ofrece: sueldo exiguo, frío intenso y se garantizan largas horas en absoluta oscuridad.
Un regreso incierto. Honores y reconocimiento en caso de finalizar el viaje con éxito.”

En el siglo XXI, la innovación se ha convertido en ese viaje peligroso y necesario que toda organización debe de plantearse. Y cuanto mayor es la incertidumbre, más debemos esforzarnos por planificar y tratar de anticipar posibles dificultades, como hizo Shackleton en su conquista al Polo Sur.

Una travesía complicada exige mucha preparación y no perder nunca de vista su objetivo. En este sentido, cabe apuntar varios elementos a desarrollar:

La innovación es ese gran viaje que hay que recorrer, adaptándolo a la estrategia, necesidades y objetivos de cada empresa. No se trata de comprar un modelo o una metodología e implantarlos en nuestra compañía, sino que es necesario adaptar ese viaje a nuestras necesidades.

  1. La innovación como proceso estratégico de la empresa. La alta dirección debe ser el impulsor máximo.
  2. Evaluar la cultura de la empresa. Determinar los aspectos facilitadores y las barreras de la gestión de la innovación. Generar un plan de acción que potencie un clima positivo de colaboración e intercambio de conocimientos.
  3. Comenzar con diversos proyectos, pero con la visión global de un proceso.
  4. Comunicar a toda la organización qué entiende la empresa por procesos de innovación y qué se espera de las personas.
  5. Las personas gestionan la innovación. Reconocer y premiar su implicación en la generación y transmisión de conocimientos. Gestionar el talento, potenciando la confianza, la coherencia, el optimismo y la apertura a nuevas ideas y valorar las competencias y habilidades de las personas.
  6. Fomentar un entorno de aprendizaje continuo. Donde exista tolerancia a los fallos y la responsabilidad sea compartida.
  7. Generar procesos de innovación abierta. Invitar a clientes, proveedores e incluso competidores a las redes de conocimiento de la empresa.
  8. Medir el grado de avance de la gestión de la innovación. Medición que sirva para generar aprendizaje y conocimiento y replantearse cambios o mejoras en el modelo de gestión de la innovación.

untitled-infographic-copy (2)

La innovación no es un juego corto. Es el arte de jugar el juego largo.
“Busco voluntarios para un viaje peligroso, pero apasionante.
Honores y reconocimiento en caso de finalizar el viaje con éxito”.


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario

Debe identificarse para enviar comentarios.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies