Diversidad entre los empleados y mejoras en el rendimiento de las organizaciones

El estilo de liderazgo que prima hoy en las organizaciones está más orientado a provocar una mayor participación de los miembros de los equipos de trabajo. Esta orientación supone un reto, si se considera la diversidad de empleados que laboraran en las organizaciones, como resultado de las estrategias de cooperación, las fusiones y las adquisiciones, dando lugar a nuevas estructuras empresariales.

En organizaciones con estas características las practicas de recursos humanos deben estar orientadas a fomentar el compromiso de los empleados y el liderazgo en los equipos es clave para conseguir la adaptabilidad de los miembros, al fomentar la calidad de la comunicación y las interacciones y crear altos niveles de cohesión. Donde los valores de los líderes y su comportamiento afectan a sus seguidores. En este punto son de suma importancia las  habilidades de un líder para  manejar los conflictos y las posibles diferencias que van a surgir y la naturaleza de los equipos que es donde se  suceden las interacciones humanas y la trasferencia de conocimientos e ideas.

Esto da paso al surgimiento de equipos compuestos por empleados culturalmente diversos en lo relacionado a las formas de entender el trabajo y conocimientos distintos que, dependiendo de la forma en que se gestionan, puede convertirse en un factor de éxito para la organización que puede estar basado en cinco aspectos:

1- Reducción de costes: Menores costes de rotación y/o absentismo si las organizaciones crean un ambiente adecuado.

2- Selección y retención del talento: las empresas tienen mayor probabilidad de captar y mantener a este talento.

3- Marketing: una fuerza laboral diversa puede responder mejor a un mercado, de bienes y servicios con perspectiva multicultural que permita competir con éxito en el extranjero.

4- Creatividad e innovación: Las empresas más innovadoras han sabido retener y gestionar mejor a la fuerza laboral diversa que las empresas menos innovadoras.

5- Flexibilidad organizativa: la diversidad cultural en una compañía aumente su flexibilidad para adaptarse a los cambios por individuos bilingües y bioculturales que poseen mayor flexibilidad cognitiva y son capaces de examinar una situación desde varios puntos de vista.

En grupos multiculturales resulta realmente difícil establecer pautas para la toma de decisiones, pero la influencia de un líder para llevar a la práctica las ideas mediante el cambio puede hacer que los efectos negativos como dificulta la integración, confianza y facilidad de comunicación que conlleva equipos con personas diversas, en cuanto a nacionalidad, raza, esquemas mentales, valores o conocimientos, se conviertan en mejoras de las capacidades de aprendizaje lo que facilita obtener diferentes enfoques sobre un mismo tema que ayuda a que se tomen decisiones de calidad, con mayor eficacia al ser más adecuadas para la solución de los problemas que se afrontan.

 

Seguir este link para mas informaciones  en las cuales se baso este blog:http://www.eoi.es/savia/documento/eoi-67234/diversidad-entre-empleados-y-mejoras-en-el-rendimiento-de-las-organizaciones


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies