Mujeres: Comunicación y Alta Dirección.

Son más las cosas que nos unen que las cosas nos separen.

Las mujeres dentro del ámbito laboral tienen una manera de pensar, sentir y actuar diferentes caracterizándose una mayor concentración en los detalles, la flexibilidad y la diversidad (valores que generan compromisos), priorizan las relaciones sociales, tienen un estilo colaborativo, entre otras.

Por naturaleza a las mujeres no les interesa el poder, dentro de las organizaciones se inclinan más por la creatividad, fomentar un buen clima laboral, mantener la autonomía de sus funciones (poder personal), por el perfeccionamiento (que hace perder tiempo y oportunidades) y tienden a ser más dubitativas en las negociaciones; conjuntamente con su rol en el hogar y de esposa provoca que en la actualidad, aun la presencia de las mujeres sea poca en el ámbito directivo, aunque las mujeres al igual que los hombres tienen capacidades y valores que inciden directamente en su comportamiento que se van modificando a través de la educación, las experiencias y del entorno. La mujer debe decidir su desarrollo profesional y la forma en la que gestiona su familia, el liderazgo afronta el cambio estableciendo estrategias, motiva y apoya, no crea barreras, deben aprender integrar y consolidar las dimensiones de la vida.

Todos podemos ser líderes en nuestro entorno siempre y cuando tengamos un deseo profundo de cambiar y mejorar, además de seguridad y confianza, de esa manera motivaremos a los demás hacia una misión común y contagiaremos a las personas de nuestro alrededor. Las mujeres esperan que la descubran, que la valoren. Cuando se hace un cálculo de la retribución. Tienen que negociar. Las prácticas son negociar, y ser hábiles.

Una persona que gestione personas debe tomar en cuenta los factores diferenciales de otras personas, como la edad, el género, otros intereses, como es el caso de mujeres que quieren vida personal y dedicarse a su familia.

Es por todo lo anteriormente descrito, que el proceso de comunicación en el rol de las mujeres dentro de las organizaciones juega un papel fundamental en su proceso de crecimiento. Es por lo que algunas empresas sugieren el empleo del Coaching para el manejo del lenguaje, dar soporte orientado a resultados extraordinarios, que ayude a la mujer a dar lo mejor de sí misma a fin de que pueda ocupar nuevos roles; el empleo de redes sociales en el que las mujeres tienen mayor participación; valorar talentos temporales con menos tiempos con jornadas reducidas, eficaces y eficientes tomando en cuenta que la escucha activa es una clave de éxito en las negociaciones.

Entre otras recomendaciones, basadas en un buen nivel de comunicación en la empresa, se puede lograr:

· Fomento de Políticas de igualdad de empleo y políticas sociales liberen a las mujeres y se puedan concentrar en sus vidas públicas y profesionales.

· Hacer redes.

· Fomentar de la solidaridad de géneros.

· Apostar por la visibilidad.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies