La ciencia del futuro: nanociencia y nanotecnología

¿Qué es nanociencia? ¿Qué significa nanotecnología? Para definir de manera clara ambos conceptos debemos establecer de antemano las diferencias entre ciencia y tecnología.

De manera general, podemos afirmar que la ciencia es la necesidad de saber. Se desarrolla en un laboratorio de investigación, en el que se busca o prueba una ley de la naturaleza y cuyo objetivo, es satisfacer la curiosidad del ser humano planteada de forma objetiva y utilizando el método científico.

La tecnología parte de los conocimientos establecidos por la ciencia para construir un dispositivo o elemento que tenga una utilidad determinada.

La ciencia suele desarrollarse en universidades y centros públicos de investigación  ya que no tiene una repercusión económica inmediata. Por el contrario, la tecnología se desarrolla principalmente en empresas o centros tecnológicos, ya que se busca un producto o proceso que se pueda vender, destinado directamente al usuario.

Por tanto, ciencia y tecnología se necesitan la una a la otra y son las dos caras de una misma moneda.

El siguiente paso, es conocer el significado de la palabra “nano”. Nano significa diminuto, pequeño. Se utiliza en el sistema internacional  de unidades para indicar un factor de 10-9. Se podría definir nanociencia como la ciencia que puede realizarse con objetos de tamaño nanométrico. La nanociencia trabaja en procesos y objetos a escala atómica o molecular actuando sobre una molécula o partícula de manera individual (átomo, proteína etc).

Ha supuesto un gran impacto, el hecho de disponer el conocimiento necesario para mover y construir objetos de estos tamaños que serán utilizados en un futuro para realizar funciones específicas en distintas disciplinas (nanoquímica, nanomedicina, nanotecnología).

Fármacos que trabajan a nivel atómico, microchips capaces de realizar análisis genéticos, generación de fuentes de energía inagotables,  combates de plagas y contaminación a escala molecular, son sólo algunos de los campos de investigación que se desarrollan con el uso de la nanotecnología.

Una de las disciplinas con mayor aceptación por parte de la sociedad y proyección de futuro es la nanomedicina. La detección temprana de enfermedades, su tratamiento precoz personalizado y un seguimiento posterior de su evolución, serán posibles en los próximos años gracias a la aplicación de las herramientas nanotecnológicas que se están desarrollando actualmente.

El progresivo aumento que se observa de graves dolencias como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, o las enfermedades neurodegenerativas (Alzheimer y Parkinson), para las que no existen tratamientos definitivos, hacen necesarios nuevos métodos diagnósticos y terapéuticos más rápidos, eficaces y específicos que los actuales y que además reduzcan al máximo los costes.

La nanomedicina agrupa tres áreas principales: el nanodiagnóstico, la liberación controlada de fármacos (nanoterapia) y la medicina regenerativa. El nanodiagnóstico consiste en el desarrollo de sistemas de análisis y de imagen para detectar una enfermedad o un mal funcionamiento celular en los estadios más tempranos posibles. La nanoterapia pretende dirigir nanosistemas activos que contengan elementos de reconocimiento para actuar o transportar y liberar medicamentos exclusivamente en las células o zonas afectadas, a fin de conseguir un tratamiento más efectivo, minimizando los efectos secundarios. La medicina regenerativa tiene como objetivo reparar o reemplazar tejidos y órganos dañados aplicando herramientas nanotecnológicas.

Para concluir, decir que la Nanotecnología es una disciplina que ha mostrado grandes avances durante las últimas décadas, con numerosos productos nanotecnológicos que ya han llegado al mercado.

La nanotecnología y el conocimiento de los procesos biológicos, químicos y físicos a nivel molecular, se convertirán en una de las revoluciones científicas más importantes de este siglo.

Pero para ser difundida e incorporada en la sociedad, es fundamental el aporte de financiación por parte de empresas privadas o inversores que estén interesados en formar parte del desarrollo de este campo para disponer de esta tecnología en un futuro no muy lejano.

Esperemos que dentro de unos años, muchos de nosotros o nuestra descendencia podamos beneficiarnos de estos avances médicos, industriales, químicos, medioambientales y mejorar nuestra calidad de vida y reducir el impacto medioambiental generado con nuestras actividades industriales.

REFERENCIAS

Visión estratégica de la nanomedicina en España. Informe de la Plataforma Española de Nanomedicina. (www.nanomedspain.net)

Nanomedicina: ampliación de la nanotecnología en la salud. 9a Edición curso de Biotecnología Aplicada a la Salud Humana (CSIC).

http://www.portalciencia.net/nanotecno/


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies