¿Podrá Tesla revolucionar definitivamente el mercado del automóvil?

 

 

Por todos es sabido el gran esfuerzo que está llevando a cabo Tesla para intentar acabar con la dependencia de los combustibles fósiles (coches) y de las eléctricas (hogar). En los últimos 2 años esta compañía, dirigida por Elon Musk, está avanzando con paso firme para que esto ocurra, apostando por una innovación importante en la concepción del coche eléctrico y casi se podría decir que por un cambio de cultura en lo que conocemos hasta ahora como el autoconsumo energético en el hogar.

Este artículo lo he centrado en la situación actual de los vehículos 100% eléctricos con los que Tesla Motors pretende revolucionar el sector del automóvil. He tratado de dar una visión general de la situación de Tesla, aunque haré hincapié en la situación en España, que es la que personalmente más me interesa.

Características principales de los vehículos

En primer lugar, para poner en órbita a los lectores me gustaría describir las características del coche eléctrico Tesla para entender por qué está causando tanto furor entre los amantes de las 4 ruedas. Digamos que su modelo estrella es el Model S (berlina de lujo), aunque están trabajando en 2 modelos adicionales para atraer a otro tipo de público y aumentar su cuota de mercado (Model X y Model III).

El Tesla Model S, es el segundo coche eléctrico de la firma de Silicon Valley Tesla Motors tras el primer modelo Tesla Roadster.

Se trata de una berlina que no deja indiferente a nadie y ostenta el título del coche eléctrico de producción con mayor autonomía del mercado. Disponible en 2 modelos según su paquetes de baterías, uno de 60 kWh y otro de 85 kWh de capacidad.

model S

El paquete de baterías es plano y está bajo el coche. Pesa unos 540 kilogramos y proporciona 400 Voltios en corriente continua (DC). Está formado por miles de baterías de iones de litio sumando una capacidad de 60 kWh, 70 kWh, 85 kWh o 90 kWh según versiones. Está refrigerado por líquido para evitar su sobrecalentamiento y para optimizar su funcionamiento. La energía específica del paquete, incluyendo las celdas, la carcasa, electrónica y refrigeración, es de 156 Wh/kg.

El paquete de baterías tiene una estructura que le proporciona una enorme rigidez frente a la torsión, que se multiplica por 3 cuando se une al chasis

El modelo base (60 kWh) tiene una autonomía de 370 km y una aceleración de 0 a 100 km/h de 6.2 segundos mientras que el modelo con la batería de 85 kWh Performance (PM85) acelera de 0 a 100 km/h en 4.4 segundos con una autonomía de 480 km.

El motor eléctrico, la caja de cambios y el inversor de potencia forman un conjunto situado en el eje trasero. Los modelos D (Dual Motor) tienen un motor en el eje delantero y otro en el trasero. Los vehículos AWD (All Wheel Drive) convencionales distribuyen la potencia hacia las ruedas desde un motor mediante un complejo sistema de transmisión mecánica. El Model S Dual Motor controla digital e independientemente el par motor hacia las ruedas delanteras y traseras. El control de tracción y respuesta en todo tipo de condiciones no tiene precedentes. El sistema puede poner a dormir uno de los motores para conseguir una mayor eficiencia.

Los motores eléctricos son trifásicos de inducción AC con rotor de cobre y tiene 4 polos. Giran hasta 15 000 rpm. El rotor está refrigerado por agua y no tiene imanes permanentes.

Los motores de inducción AC son más complejos de controlar. El inversor toma información de un sensor de velocidad y mediante unas leyes de control trata de conseguir estabilidad en todos los rangos de par motor y velocidades. El inversor está situado en el mismo eje que el motor. La caja de cambios tiene una sola marcha con una relación de 9,73:1, en los Model S de tracción trasera. Cambiando electrónicamente dos de las fases del motor el sentido de giro se invierte y se consigue la marcha atrás sin usar engranajes adicionales.

En el interior destaca por su pantalla vertical multitáctil capacitiva de 17 pulgadas con sistema operativo basado en Android y Linux que además de controlar múltiples funciones del vehículo proporciona conectividad a internet a través de wifi o telefonía móvil.

pantalla

El Model X es una mezcla de monovolumen y SUV con capacidad para 7 adultos. Usa la misma plataforma que el Model S. Pretende ser más funcional que un monovolumen, más vistoso que un SUV y con más prestaciones que un deportivo.

Las puertas traseras son del tipo gaviota y se abren hacia arriba. Esto permite una mejor accesibilidad a las plazas traseras.

model X

El paquete de baterías es plano y está bajo el coche. Está formado por miles de baterías de iones de litio sumando una capacidad de 60 Kwh o 85 Kwh según versiones. Está refrigerado por líquido para evitar su sobrecalentamiento.

La aceleración de 0 a 100 km/h estará por debajo de los 5 segundos, siendo la del Model X Performance de 4,4 segundos.

El Model X estará equipado con dos motores con una caja reductora de una sola velocidad cada uno, un conjunto en el eje delantero y otro en el trasero, proporcionándole tracción integral All-Wheel Drive.

Los motores eléctricos son trifásicos de inducción AC con rotor de cobre y tienen 4 polos. El inversor funciona con el sistema de frenos regenerativo. Cambiando electrónicamente dos de las fases de los motores el sentido de giro se invierte y se consigue la marcha atrás sin usar engranajes adicionales

El Tesla Model III es una berlina más pequeña que el Model S, que aspira a ganarse a una amplia clientela gracias a un precio de salida bastante más ajustado. Según comenta Musk, este Tesla es un 20% más compacto (el Model S roza los 5 metros de largo), por lo que estaría a mitad de camino entre los segmentos D y E, es decir, entre un BMW Serie 3 y un Serie 5, por establecer alguna referencia. Su autonomía no sería como la de otros modelos punteros de la marca, pero sí se situaría en unos respetables 320 kilómetros.

model 3
 model 3_bis

 

El nuevo Tesla, que, por cierto, se asentará sobre una plataforma propia y no sobre una versión recortada de los Model S y Model X, tendrá un precio de salida cercano a los 30.000 dólares en el mercado americano y espera lograr un aumento considerable de las ventas a nivel global. Si durante este 2015 las estimaciones de la marca hablan de un volumen total de 35.000 unidades, una vez se haya establecido toda la nueva gama -incluido el Model III-, quizá podrían rozarse los 100.000 coches fabricados anualmente. Al menos esto es lo que espera el máximo dirigente de la compañía para finales de esta década.

Se logre o no, lo que sí está claro es que el Tesla Model III tiene bastantes papeletas para llamar mucho la atención. Por su tamaño y su precio, que es casi la mitad que el de un Model S y equiparable al de otros modelos de marcas premium, no sería raro que acaparase incluso a un público que hasta este momento no había pensado, ni de lejos, en comprar un coche eléctrico.

Si se cumplen los planes originales, esta berlina de acceso se presentará el año que viene y saldrá a la venta en 2017.

Precios

Está claro que el Model S de Tesla por ahora no es un vehículo accesible para la clase media. Actualmente tiene un precio elevado (oscila entre 70.000 y más de 100.000 dólares, 52.474 y 74.962 euros), pero su rango de conducción es de 426 kilómetros, más del triple que el Leaf de Nissan (120 kilómetros). En cualquier caso, en Estados Unidos el modelo tiene ya una cuota de mercado en el segmento premium-lujo del 8,4%, vendiendo en según qué meses más que ciertos modelos de berlinas grandes de BMW o Mercedes-Benz.

Sin embargo, Tesla espera producir vehículos mucho más asequibles que cuesten entre 30.000 y 35.000 dólares (22.489 y 26.237 euros) con un rango similar al del Modelo S. Por ellos están trabajando sobre el Model X y el Model 3, que tendrá menores costes de fabricación para llegar a un público más amplio. En cualquier caso los apasionados de esta marca pero con menores recursos económicos tendremos que esperar al menos hasta 2017 para que lleguen al mercado.

Autonomía y recargas

Como es lógico existen diferentes fabricantes que desde hace años han dado el salto a los coches híbridos y a los eléctricos 100%. Sin embargo les persiguen 2 cuestiones negativas: sus altos costes y las baterías, que no resultan del todo óptimas.

Como ya sabemos el tema de la autonomía es un aspecto que ha lastrado a la expansión y asentamiento definitivo de los coches eléctricos. En este caso Tesla está realizando un gran esfuerzo para avanzar en las recargas de sus vehículos y dotar a los mismos de una autonomía que nos permita realizar viajes largos sin ninguna preocupación.

En mi opinión, es en este aspecto donde Tesla tiene su principal ventaja competitiva y puede marcar las diferencias respecto a sus competidores (además de un diseño muy bonito y elegante). La innovadora batería de la compañía y su tecnología de carga le han dado una ventaja sustancial en la fabricación de baterías más baratas y en la velocidad de las recargas, y también están ayudando a reducir los costes de Tesla más rápido que en el caso de sus competidores.

Los tiempos de recarga varían dependiendo del estado de carga, su capacidad total, el voltaje disponible y el amperaje de la corriente de recarga.

El cargador incorporado de 10 kW es compatible con 85-265 V, 45-65 Hz, 1-40  A. Permite recargar hasta 50 km en una hora de recarga a 40 A. Por medio de un adaptador es compatible con el conector J1772.

El cargador opcional de 20 kW aumenta la intensidad de la corriente de recarga hasta 80 A. Permite recargar hasta 100 km en una hora de recarga a 80 A. Puede recargar completamente la batería de 85 kW en unas 5 horas.

 

cargador 1

cargador 2

 

Tesla también quiere hacer que los coches eléctricos sean más prácticos mediante la construcción de una red nacional de estaciones de carga rápida (Superchargers) que pueda proporcionar 321 kilómetros de carga en media hora, en comparación con las varias horas que puede tardar un coche eléctrico en cargarse en una estación común hoy día.

 

supercargador

 

El 25 de septiembre de 2012 Tesla presentó sus estaciones de recarga rápida (superchargers). Tesla las instala en las áreas de descanso de las carreteras para que mientras el conductor descansa el coche se recarga. Dispone de unos paneles solares de 100 kW a 120 kW que inyectan electricidad a la red. Al conectar un vehículo eléctrico la recarga de las baterías se produce desde la red. El balance energético es favorable para Tesla. Estas recargas son gratis para los Tesla Model S 85 kWh de forma indefinida.

Las nuevas estaciones de recarga rápida Tesla de 120 kW permiten recargar el 50% de la batería en 20 minutos, el 80% en 40 minutos y el 100% en 75 minutos.

Esta modalidad de recarga rápida está disponible de serie para los modelos de 70 kWh, 85 kWh y 90 kWh y es opcional para el modelo de 60 kWh.

El 20 de junio de 2013 Tesla presentó el sistema de intercambio de baterías para el Tesla Model S.

El conductor acude a una estación de intercambio Tesla donde sitúa el coche sobre un foso. Un sistema robotizado quita los tornillos que sujetan el paquete de baterías a la carrocería, retira hacia abajo el paquete descargado, coloca un paquete cargado y aprieta los tornillos con el par de apriete especificado. El conductor no se baja del vehículo durante el proceso que dura 90 segundos.

intercambio bateria

Innovación en los cargadores: Cargadores automáticos

Hasta ahora los cargadores que ofrecía Tesla y otros eléctricos son manuales, es decir, es el usuario quien lo conecta al vehículo. Sin embargo hace un par de semanas ha trascendido la noticia de que los coches de Tesla podrán cargarse solos gracias a cargadores que se mueven de forma autónoma, como el prototipo que se muestra en la imagen siguiente:
cargador auto

Para Tesla Motors la autonomía de sus coches eléctricos es una de sus grandes metas. La idea es que sus vehículos supongan la menor de las preocupaciones para sus dueños, que pueden olvidarse incluso de enchufarlos.

Por ello, Musk ha dejado ver un prototipo de sus próximos cargadores, que tendrán forma de serpiente metálica articulada y que de forma autónoma será capaz de conectarse automáticamente al coche.

En 2014, publicaba en Twitter que la compañía estaba «trabajando en un cargador que se mueve automáticamente hacia fuera de la pared y se conecta, como una serpiente de metal sólido. De verdad», ahora ha dejado verlo en un vídeo a través de la cuenta de Twitter de la compañía.

Lo cierto es que se trata de una nueva innovación de producto que continúa en la línea de productos novedosos que ofrece Tesla.

¿Cómo está la situación actual de los supercargadores en España?

Si pensamos adquirir un vehículo de este fabricante la segunda cuestión que probablemente se nos vendrá a la cabeza (la primera será ¿cuánto cuesta?) es si seremos capaces de “repostar” nuestro vehículo eléctrico en toda la geografía española al realizar un viaje de larga duración. Pues bien, la respuesta es que todavía estamos algo lejos de la situación ideal, pero ya se han dado los primeros pasos para montar una red efectiva de supercargadores que nos permitan recorrer todo nuestro país sin el miedo a “quedarnos tirados” por falta de energía.

En un principio, cuando el año pasado Tesla dio a conocer sus planes de expansión de sus supecargadores en Europa, dejaron fuera a España, pero a finales de agosto de 2014 fue el propio CEO de Tesla, Elon Musk, quien se encargaba de tranquilizarnos anunciando a través de Twitter que la ambición de la compañía también iba a incluir a nuestro país.

Lanzaba así la expectativa de que la península ibérica fuera a estar cubierta con los supercargadores antes de que finalizase el 2015. Quizás es una estimación optimista, pero afortunadamente podemos anunciar que actualmente tenemos 2 supercargadores funcionando en nuestro territorio, el primero se instaló en Julio en Girona y el segundo este mismo Agosto en Tarragona.

La primera parte de su plan es llevar a Tesla a Barcelona, Tarragona y Zaragoza. Por tanto, sólo falta Zaragoza para cumplir con esta promesa.

Hay que destacar que este es el paso previo para establecer la primera ruta eléctrica que pretende implantar Tesla entre Barcelona, Madrid y Lisboa.

Algo muy importante a destacar es que las recargas serán gratuitas, ya que Tesla se comprometió a montar la red de supercargadores asumiendo el coste de instalación de los mismos. Esto significa que los usuarios no tendremos que invertir ni un euro en “repostar”, lo cual es sin duda una gran “experiencia de usuario” si lo comparamos con el lastre que suponen los repostajes de gasolina o gasoil actuales durante toda la vida útil de nuestros vehículos convencionales.

Plan de expansión en España

Como ya he comentado, Tesla ya ha desembarcado en España. El pasado 21 de julio, la compañía estadounidense inauguró su primer punto de recarga en nuestro país, concretamente en Gerona, y la empresa se prepara ya para abrir otras dos ubicaciones rápidamente en Tarragona (reciente inauguración) y Zaragoza para que puedan utilizarla los propietarios de sus vehículos.

Según explica Jelle Vastert, responsable de los supercargadores de Tesla para Europa, los planes para España pasan por conectarla con la red europea de supercargadores que se está expandiendo muy rápidamente. Según sus recientes declaraciones “en estos momentos, la red ya va desde el Ártico hasta el Oeste de Europa y ahora estamos entrando en Italia, para llegar a Roma, y en España para llegar a Barcelona.” Los supercargadores permiten conducir en el propio país pero también a través de distintos países. El plan es extender la red a través de toda la Península Ibérica, incluidas las islas.

El plan está en marcha y la pretensión es cubrir todo nuestro país tan pronto como sea posible instalando entre 14 y 18 supercargadores, dependiendo de cómo evolucione la demanda en los próximos meses.

La filosofía y objetivo de los supercargadores desarrollados por Tesla es ofrecer autonomía para viajes largos de más de 400 km. Conviene recordar que los supercargadores no son la principal fuente de recarga de energía para los coches en la mayoría de los casos. El 95 por ciento de la electricidad se recarga cuando el coche está aparcado. Solo necesitamos un supercargador cuando realizamos un viaje de larga distancia.

Por ejemplo, en países como Holanda (en Ámsterdam hay 200 propietarios actualmente) no necesitan un supercargador, porque pueden ir a cualquier parte del país en un solo día sin necesidad de conducir más de 400 km.

La instalación de los supercargadores en cualquier país no es inmediata. Lógicamente hay varias fases previas que pasar. Hay que lograr unos permisos para el acceso a la red, hay que buscar socios para las localizaciones de los puntos de recarga, la regulación, los números y, teniendo en cuenta todo esto, comenzar el proceso de instalación.

Por tanto, el retraso de unos meses en España no parece muy preocupante.

Puntos de venta y mantenimiento de vehículos

En este punto me gustaría destacar que para los amantes de estos vehículos no hay muy buenas noticias ya que en España llevamos algo de retraso respecto a Europa en este sentido. Actualmente no existen puntos de venta ni de mantenimiento específico de Tesla en nuestro país, aunque según palabras de la compañía “no pasará demasiado tiempo sin que haya puntos de venta y centros de servicio, pero no hay un calendario previsto. Tesla es una compañía que cuando hace los anuncios crece muy rápido, pero no tenemos un anuncio hoy sobre este asunto.”

Quizás el lanzamiento del Tesla Model III previsto para 2017 dé un buen empujón a la marca, ya que pretende atraer a un público no tan exclusivo como el Model S actual.

Aunque la realidad, como ya he comentado es que actualmente no existen concesionarios, talleres, ni nada parecido que lleven la firma de Tesla. Esto quiere decir que, efectivamente, no hay forma de pasar una revisión oficial en nuestra geografía.

Esperemos que esta situación cambie en breve y nos den una alegría a los amantes de esta marca.

Alianzas estratégicas y de fututo

Como caso curioso me gustaría comentar el innovador acuerdo al que han llegado en EE.UU. Tesla Motors con Airbnb (negocio inmobiliario).

Personalmente me parece una idea innovadora muy ocurrente que une a 2 compañías aparentemente en polos opuestos para obtener un beneficio mutuo y dar un servicio de calidad a los usuarios.

La iniciativa funciona en dos frentes: ofrecer viviendas de alquiler que tengan un punto de recarga de Tesla instalado, e incitar a los propietarios que ofrecen sus propiedades en alquiler a instalar uno bajo el pretexto de hacer su localización más atractiva. La idea cobra más interés teniendo en cuenta de que Tesla va a regalar la infraestructura a las viviendas, no tanto los costes de la instalación, que correrán a cargo de los propietarios.

En el caso de que ya se cuente con un punto de recarga doméstico, la gestión incluso se simplifica. Con respecto a los costes de la energía eléctrica consumida, corren en teoría a cargo del propietario, pero hay que tener en cuenta que el alquiler de viviendas con punto de recarga tendrán un coste extra.

El proyecto se encuentra en una primera fase más experimental, en la que se seleccionará una lista limitada de propietarios californianos que soliciten el cargador Tesla

Pérdidas de cotización

Musk ya avisó en enero de este año que Tesla no conseguiría beneficios hasta el año 2020, cuando consiga vender 500.000 unidades al año.

A priori resulta bastante curioso o chocante al menos que Tesla no vaya a generar beneficios hasta el 2020 cuando prevén vender 500.000 unidades al año de sus vehículos, más si cabe con la enorme expectación que están causando sus avances y cada paso al frente que dan. Sin embargo, hay que tener en cuenta la enorme inversión en I+D que está siendo necesaria para llevar a cabo estos avances.

Cambiar el mundo tiene un precio y Tesla apuesta por ello. También es cierto que es mucho más fácil soportar estas caídas con la fortuna que dispone Elon Musk,  que no creo que le falte el dinero para llegar a fin de mes.

Según los expertos, Tesla cae con fuerza al anunciar posibles retrasos en sus entregas. Alegan que la compañía está sufriendo un exceso de éxito.

TESLA MTRS

237,37$                                                                                -1,56%   -3,77$
cotizacion

 

 

 

 

En su presentación de resultados, Elon Musk hizo público un recorte en la previsión de ventas para este año y de ahí las pérdidas de cotización. Según publica Bloomberg, Elon Musk, declaró en la presentación que este año entregarán entre 50.000 y 55.000 coches, frente a las ventas previstas con anterioridad, que se mantenían en los 55.000 automóviles. El recorte no es demasiado significativo, pero sí la lectura que deja tras de sí: Tesla no aguanta el ritmo de pedidos.

La realidad (o al menos lo que trasciende internamente desde Tesla) es que la compañía está teniendo algunos problemas con la producción de su nuevo modelo X. En principio estaba previsto su lanzamiento en 2014, pero los retrasos han supuesto que el objetivo se traslade a septiembre de este año. La compañía ha explicado que está teniendo problemas con el diseño y la producción de uno de los asientos del vehículo, además de que los retrasos de sus proveedores también están lastrando la fabricación.
Además de ello, destacaron que la producción del modelo X está reduciendo el ritmo de producción del modelo S, el único vehículo que comercializa la compañía por el momento. Musk quiere incrementar las ventas de sus vehículos hasta las 500.000 unidades para el año 2020. Según sus declaraciones «Pasar de los niveles actuales hasta 500.000 es un salto mucho más pequeño del que hemos dado en los últimos cinco años».

El tiempo da y quita la razón así que veremos qué ocurre en los próximos años con la evolución de las ventas de vehículos Tesla.

Elon Musk como icono mediático

Por último he incluido un apartado para hablar un poco del “personaje” y la cara visible de la compañía.

Hace unos días leí un artículo en la revista MIT Techonolgy Review cuyo título era “Ni Steve Jobs era un genio, ni Elon Musk es un revolucionario”. El artículo ataca la idea de que sin ambos gurús nuestras vidas serían muy distintas y que, sin ocultar sus numerosos méritos, sostiene que los retratos legendarios, que elevan a algunos empresarios a la categoría de semidioses no sólo son parciales e incompletos, sino que además contribuyen a ofuscar el desarrollo de nuevas innovaciones.

Según este artículo “El peor efecto de convertir en superhéroes a personas con indudable talento, como son Elon Musk o Steve Jobs, es que su ejemplo funciona para las nuevas generaciones como un espejo defectuoso, que distorsiona la imagen percibida de cuáles son las cualidades que son necesarias para el progreso científico y técnico, y que minimiza para el gran público el papel que instituciones como las universidades o las agencias públicas de investigación tienen en él, erosionando así su futuro.”

elon musk

Yo personalmente estoy parcialmente de acuerdo con este artículo de antihéroes publicado por el MIT.

Está claro que detrás del líder hay muchas personas y estamentos que apoyan y que seguramente sean clave para alcanzar el éxito, pero creo en la idea de que es necesario visualizar una cara como “imagen de marca”. Las personas medianamente inteligentes saben que lo conseguido por estos “iconos mediáticos” no es fruto sólo de su brillantez y visión de mercado, sino que han sabido aprovechar a su equipo de trabajo, los avances de la tecnología y el apoyo gubernamental para implementar sus desarrollos y hacer que triunfen en el mercado. Precisamente esto último es lo más costoso, ganar la confianza del público, de los usuarios finales. Otros tuvieron la oportunidad de contar con el mismo estado de desarrollo de la tecnología, pero no han sido capaces de penetrar el mercado de la misma manera.

En mi opinión son necesarios este tipo de gurús (héroes) emprendedores que apostaron por un sueño y no descansaron hasta conseguirlo.

Además no creo que sean contraproducentes para las nuevas generaciones de jóvenes emprendedores que pretenden (o pretendemos) poner su granito de arena para “cambiar el mundo”. Se trata de una referencia, de tener en mente alguien que sí lo consiguió incluso después de varios fracasos. Todos los adolescentes que quieren ser futbolistas lo hacen en muchas ocasiones por conseguir lo que ha conseguido Messi o Ronaldo. Lo mismo ocurre con los pilotos que quieren ser el próximo Valentino Rossi o Michael Schumacher. El éxito de estos líderes no se debió únicamente a su talento (de sobra conocido), sino que intervinieron en gran medida sus equipos (ingenieros, mecánicos, desarrolladores) y los avances tecnológicos que estaban a su servicio (telemetría, aerodinámica, túnel del viento, etc.).

Creo que forma parte de la condición humana el buscar referencias y comparaciones; querer parecerse a alguien en lo profesional no creo que sea negativo siempre que no se convierta en una obsesión peligrosa. Ayuda a mantenernos firmes en nuestra convicción de que podemos lograr algo grande porque otros como nosotros ya lo consiguieron.

 

 

 

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies