La Empresa Sostenible

Una empresa sostenible es aquella capaz de reformular su estrategia integrando tres parámetros complementarios: crecimiento económico, creación del valor social y preservación ambiental.

“La sostenibilidad es la capacidad de satisfacer las necesidades presentes sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”.

 

La empresa sostenible es un hecho, y al parecer, ha llegado para quedarse. Para establecer el grado de sostenibilidad aplican indicadores económicos, sociales y ambientales que responden al concepto de Triple Bottom Line (T.B.L). Estos índices evalúan el impacto de cada acción empresarial a fin de establecer su nivel de sostenibilidad.

 

ESTANDARES DE SOSTENIBILIDAD

 

Indicadores económicos

–          Índice de productividad

–          Nivel de salarios y beneficios

–          Relación entre el valor del producto y su impacto ambiental(eco-eficiencia)

–          Inversión en investigación, desarrollo e innovación

–          Impuestos o contribución total a la administración publica

 

Indicadores sociales

–          Seguridad e higiene en el ámbito de trabajo

–          No discriminación por genero, etnia ni edad

–          Nivel de capacitación del capital humano

–          Índice de satisfacción y permanencia

–          Impacto sobre el desarrollo social de la comunidad local

–          Capacidad de influir en sus stakeholders para que adopten los mismos valores

 

Indicadores ambientales

–          Utilización de recursos energéticos renovables

–          Uso de materiales reciclables

–          No contaminación del agua, el aire y el suelo

–          Auditoria en los procesos de proveedores y transportistas

–          Respeto por la biodiversidad

–          Obediencia a las leyes ambientales

 

¿QUÉ CARACTERIZA A LA EMPRESA SOSTENIBLE?


Más allá de las discusiones semánticas, podríamos definir la empresa sostenible como aquella que trabaja a favor de este modelo de desarrollo. Un modelo que trata de gestionar con éxito para la sociedad en la que opera el equilibrio de ofrecer cuentas de resultados para aquellos colectivos que directa o indirectamente influyen y se ven influenciados por las actividades de la compañía.

Trabajar a favor del desarrollo sostenible no sólo significa compensar parcialmente las externalidades negativas de la empresa a través de proyectos filantrópicos, efectos perjudiciales considerados colaterales, como pudieran ser la contaminación del aire o el agua, a través del patrocinio de plantaciones de árboles, por ejemplo. También debe ir más allá de la compensación en el terreno ambiental, ya que el modelo de desarrollo sostenible debe respetar  también los equilibrios entre la dimensión económica y la social y entre ésta y la protección del medio ambiente.

La empresa que obtiene beneficios económicos  diseñando productos y servicios que mejoran la calidad de vida de sus clientes, trabajadores, proveedores, comunidades locales y demás colectivos implicados trabaja por un futuro posible aportando valor para la sociedad a la que intenta servir.

“Una empresa sostenible es aquella que crea valor económico, medioambiental y social a corto y largo plazo, contribuyendo de esa forma al aumento del bienestar y al auténtico progreso de las generaciones presentes y futuras, tanto en su entorno inmediato como en el planeta en general”.

(Código de Buen Gobierno de la Empresa Sostenible 2002 www.foroempresasostenible.org)

 

Fuente:

http://www.slideshare.net/viauno/la-empresa-sostenible

http://www.conama.es/viconama/ds/pdf/24.pdf


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies