¿Cómo captar y retener talento en Silicon Valley?

Tras haber disfrutado de una experiencia en San Francisco visitando empresas de todo tipo y escuchando discursos sobre la experiencia personal de varios ponentes, me quedo con la de Alex Castellarnau, actual VP User Experience Design en NIO y ex Head of Design en Dropbox.

Fue una charla informal, en las oficinas de la empresa que organizó todo nuestro viaje, sin PPT ni apoyo audiovisual. Tampoco visitamos su empresa, ni vimos prototipo alguno del coche inteligente que están diseñando. Entonces… ¿por qué me quedo con esta charla? Porque Alex es un crack y nos lo demostró con unas palabras y algunos brillantes esquemas en la pizarra.

Además de proponernos una charla sobre los temas que quisiésemos, Alex comenzó hablándonos sobre su trayectoria en IDEO. A mí lo que me llamó la atención fue lo que vivió en Dropbox, cuya vida de los empleados gira entorno a la empresa.

En Silicon Valley las empresas sobreviven, necesitan y compiten con talento. El talento no te lo puede dar el mejor hardware del mundo ni las mejores instalaciones, sino las personas. Son las personas las que consiguen que las empresas del valle se desarrollen y estén unas por encima de otras. Por esta razón, necesitan captar a los mejores y, lo más difícil, retenerlos.

Alex aseguraba que en San Francisco los desarrolladores con talento ganan muchísimo dinero porque las empresas se lo pueden permitir, sin embargo, no es suficiente para conseguir atraerlos o retenerlos. Por esta razón, es muy común que las empresas recurran a otro tipo de incentivos como: vacaciones indefinidas, salas de juegos dentro de la empresa, coches y viviendas pagadas, dietas… Voy a centrarme en las dietas, porque me llamó mucho la atención lo que nos reveló sobre el restaurante de Dropbox.

Imagina que en tu oficina tienes un restaurante a tu disposición totalmente gratis y que cada día te sirven platos diferentes. ¡Platos con ingredientes frescos y de calidad que han sido diseñados por un chef que ningún día repite! ¡Gratis! Ahí no queda todo, pues además tienes la posibilidad de invitar a tu pareja o tus amigos cuando quieras. ¡Gratis!

Este restaurante se llama The Tuck Shop, tiene su propia página de Facebook y se dice que ganó una estrella Michelín.

La imagen puede contener: comida

A mí con lo del restaurante desde luego me captaban y retenían, no obstante, todo tiene su lado bueno y su lado no tan bueno. Una de las conclusiones que nos confesó Alex cuando dejó Dropbox por NIO, es que se dio cuenta que su vida había estado girando los últimos años en torno a Dropbox y ni si quiera se había percatado. Siempre que tenían escapadas de fin de semana lo hacían con la empresa; pasaba incontables horas dentro del edificio, porque: ¿para qué salir si lo tenía todo?

Por otro lado, el tema de las vacaciones indefinidas, si lo pensamos bien, puede ser un problema. Vale, me puedo coger las que quiera, pero: ¿cuántas me cojo? ¿Cuándo?… La verdad es que pensándolo bien en España esto no sería ningún problema…

Yo, desde luego, me quedo con el restaurante y me olvidaría de los tuppers, bocatas rápidos, reservas en restaurantes y demás. Me voy a mi Tuck Shop y a ver qué me ponen para comer.

 

Juan Diego Vilcinskas Martín

@jdvilcinskas


Suscribirse a comentarios Comentarios | Trackback |

Enviar comentario


XHTML: Puede utiliza las etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies