Highway Unicorn

El viaje a #SF nos sirvió para conocer sobre el terreno a algunas de las mayores empresas tecnológicas del mundo, así como start-ups que se están haciendo un hueco en el complejo ecosistema de Silicon Valley y a grandes profesionales que nos contaron su experiencia en la bahía y nos dieron buenos consejos de cara al futuro. Me gustaría destacar especialmente a Alex, Quim, Uri, Chantal y Pilar.

Por un lado, nos hablaron de todo lo que viene a corto y medio plazo: inteligencia artificial, internet de las cosas, big data, coche autónomo, realidad virtual y aumentada, impresión 3D… y de cómo va a cambiar nuestra forma de vivir y de relacionarnos.

Por otro lado, y como no podría ser de otra manera estando en la capital del emprendimiento, nos explicaron todo lo relacionado con las start-up.

Me quiero centrar en este post en las #start-up, no porque lo otro no sea interesante, que lo es, sino porque me parece muy importante entender cuál es el camino que siguieron algunas de las empresas que hoy lideran todos esos cambios que van a provocar una auténtica revolución industrial.

 

20170418_232428

#Valores, fue una de las palabras que más nos repitieron. Es fundamental que una start-up se construya sobre unos principios y por tanto es necesario dedicar tiempo a definirlos. Cuando se arranca existe mucha incertidumbre y en esa situación, es más importante tener más principios que procesos, al contrario de lo que suele suceder en las empresas grandes, que tienen más procesos que principios.

A partir de los valores se construye la #cultura. Algunas hacen equipos exclusivos para diseñar cultura. Cobra especial relevancia el CCO (Chief Cultural Officer). Con la cultura se busca que los empleados se sientan parte importante de la start-up. Los trabajadores dejan de ser compañeros y pasan a ser amigos. Se crea un microcosmos. Por tanto, si falla la start-up falla su mundo.

Una de las grandes batallas entre las start-ups es contratar y mantener el #talento. A ciertos niveles, no sólo con un salario alto se les puede retener, a veces ni con beneficios sociales como un buen seguro médico u otros más inauditos como vacaciones infinitas es suficiente. Por eso es tan importante desarrollar una cultura fuerte, sobretodo aquellas que no tienen una figura de culto tan inspiradora como puede ser Mark Zuckerberg, Elon Musk o Steve Jobs.

En definitiva, crear una start-up y conseguir un crecimiento exponencial no sólo es tener una buena idea, hay que un largo camino a partir de ella para llegar a ser un #unicornio.

 

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies