Visit to Baosteel factory

Baosteel is an enterprise witch property is of the Chinese’s government. The unique goal of this enterprise is produce steel, being the first producer of steel in China and the second of the world. The construction of Baosteel started on the bank of Yangtze River in north Shanghai.

The history of Chinese’s steel production started with the “Great Leap Forward” with Mao’s government. This plan had as goal to get China in a important developed country, forward a massive plan of industrialization, where the steel’s production played a relevant role; but this plan was a complete disaster and their consequences were terrible for the Chinese population; the victims of this disaster have been estimating over 20 million.

Nowadays, the steel production is a very prosper business for China. In 2012, Baosteel achieved steel output of 43.83 million tons and a total profit of RMB 10.4 billion, ranking the second among the world’s iron and steel enterprises.

The pollution is a huge problem today in China. This pollution is caused mainly for the industry, so the government is now trying to resolve the problem in different ways; one of this ideas is to recyclate the water used during the process, for to use it later in an aquarium of Golden Fishes…we can see this aquarium, but it is hard to believe that fishes can grow and live in this water absolutely polluted…although Baosteel want to become the most competitive resource-conserving and environmental-friendly iron as steel factory in the world.

In the next picture, we can see the step where the steel is introduced in a machine which throws water to reduce his high temperature:

IMG_2125

In the next picture we can observe the process who reduce steel’s temperature:

IMG_2126

And finally, the product obtained, in form of sheets:

IMG_2136

 


ENERGÍA EÓLICA EN VENEZUELA ¿FUTURO, POSIBILIDADES?

Los vientos son el resultado del desigual calentamiento de la atmósfera, influenciados por la superficie terrestre y su irregularidades, estas última originan un diferencial de presiones atmosférica y que son influenciada por el movimiento de rotación terrestre. La Energía eólica no es mas que el aprovechamiento de fuerzas del viento, esta se aprovecha mediante generadores para producir electricidad.

Venezuela es un país ubicado al norte de américa del sur con potencial eólico aprovechable en su zona norte costera donde se presentan vientos con velocidad promedio de 7 m/s y 9 m/s durante la mayor parte del año, sin embargo para la medición del viento solo se adquieren datos cada hora  en las estaciones meteorológica de la agencia de aeronáutica civil, así mismo carece de historiales de vientos y de publicaciones de datos accesible los ciudadanos.

“Las penínsulas de la Guajira y Paraguana son barridas casi todo el año por los vientos alisios que soplan desde el mar caribe con rumbo nordeste suroeste. Esta dos penínsulas, las mas septentrionales de América del sur, conforman, conjuntamente con las mas sureñas de las Antillas menores (Aruba, Curazao y Bonaire) el Cinturón Árido Pericaribeño”.

 

Mapa-de-Venezuela-con-los-lugares-potenciales-para-la-instalación-de-plantas-de-energía-eólica.expand

Gráfico 1: Mapa de lineas de Vientos en Venezuela a 10 m de altura. Fuente:http://ecoscopioweb.blogspot.com.es/2011/08/en-venezuela-los-combustibles-fosiles.html

 

“En el país existe un proyecto gubernamental para tener en 2013 cuatro parques eólicos: en la península de La Guajira, en Pueblo Nuevo, Los Taques, en Araya y en Nueva Esparta, que se suman al de la península de Paraguaná que estará listo próximamente”. Falta de diligencia, planificación y entrega reflejan el no cumplimiento de los objetivos de proyectos nacionales en materia eólica.

El primer parque eólico Venezolano está ubicado en La Guajira Estado Zulia, al noroeste de Venezuela; sus orígenes se debe a la planificación de la Corporación Eléctrica Nacional (CORPOELEC) de Venezuela, en el que se prevé la instalación de 302 MW; para ello se contrató la empresa de origen Argentino IMPSA quien realiza el suministro EPC . La primera fase A1 comprendió las instalación de de 12 aerogeneradores IWP-83 de 2,1 MW cada uno; para la segunda fase 1-b se prevé instalar 24 unidades mas de la misma capacidad para un total de 75,6 MW.

 

Adicionalmente se tiene que en el Parque Eólico de Paraguaná, se contempla la instalación de 76 aerogeneradores de 1,32 MW cada uno y se ejecutara en dos (02) fases  en la primera se instalaran 24 y en la segunda 52, para un  total de 100 MW. Actualmente se encuentran operativo 21 de los primeros 24, lo que supone 26 MW instalados.

A pesar de estar operativos algunos aerogeneradores en el sistema ¿Que pasó con proyectos las  otras plaza consideradas en el proyecto nacional? , la realidad es que Venezuela tiene grandes reservas de petroleo que se traducen en energías barata; mientras en otros países implementan estos proyectos en función de buscar independencia energética, Venezuela lo proyecta en función de: ¿Cuánto petroleo puedo vender al mercado internacional sí construyo X parque eólico?.

Otro factor muy importante para que en Venezuela se propicie el aprovechamiento eólico es  lograr diversificar aún mas el mix energético que actualmente de los 22000 MW de capacidad instalada, el  62% proviene de la hidroeléctrica, 34% termoeléctricas y 3% de cogeneración, ademas aumentar la capacidad instalada para mitigar el deficit presentado en las últimos años.

Es necesario se hagan las diligencias para la construción de un parque eólico en la Isla de Margarita ya que le proporcionaría robustez energéticas y atenuaría los problema del sobrecarga que presenta el cable submarino que conecta la isla con el sistema eléctrico nacional.

Uno de los mayores incovenientes para avanzar es que las competencia en materia energética son absolutamente del gobierno Venezolano, a diferencia de España donde solo es del estado la red de transporte, en Venezuela desde la generación hasta la comercialización pertenece al estado, con lo cual este sistema no fomenta la competencia; eje de acción vital para disciplinas en desarrollo.

En conclusión un país con mucho potencial energético, pero con política erradas. Se debe dar participación a la empresa privada. Las posibilidades existen solo hay que encaminarse en la dirección correcta.    

 


Actuales tendencias de la energía eólica

Es por todos conocido que la energía eólica es una de las energías más antiguas del mundo. Ya desde el siglo I se aprovechaba la energía del viento, ya sea mediante barcos impulsados por velas o molinos movidos con aspas. Sin embargo, no es hasta los siglos XX y XXI cuando vuelve el interés a este tipo de energía, instigado en gran medida por la preocupación medioambiental y sucesivas crisis energéticas derivadas de las fluctuaciones extremas del precio de combustibles fósiles. Diferentes innovaciones se están desarrollando actualmente en tres aspectos fundamentales de la generación eólica : forma de aprovechamiento, estimación del recurso eólico y variabilidad de generación.

- Forma de aprovechamiento

Actualmente, hablar de energía eólica es hablar directamente de aerogeneradores: turbinas eólicas modernas, formados por torre, nacelle y palas. Sin embargo, recientemente cobra importancia una nueva concepción, en lo que a la forma de aprovechamiento se refiere, las cometas.

Sus principios son claros, cuanta mayor altura, mayores son los vientos dominantes. Sin embargo, lleva consigo unos cuantos supuestos e implicaciones más, disminuyendo la dificultad y coste en comparación de la tecnología convencional, siendo por ello una opción a tener, por lo menos, en cuenta.

cometa alemania

Usando una fijación fuerte y flexible, las cometas energéticas pueden alcanzar alturas de unos 80 a 350 metros y eliminar cerca de un 90 % de los materiales usados en las turbinas eólicas convencionales, lo que resulta vital en lo referente a la “siempre perseguida” reducción de costes.

Debido a su aerodinamismo, se estima que cada cometa que actuase a una altura de unos 250 m, en comparación a un aerogenerador tipo de altura 100m, podría duplicar la generación de energía. Otro punto a favor sería su portabilidad, ya que no necesitan la construcción ningún tipo de cimentación, haciendo posible el traslado de la cometa hasta el punto de generación, y su posterior acopio en un breve lapso de tiempo.

Lo cierto es que está adquiriendo cada vez más relevancia, existiendo una gran variedad de diseños entre unas y otras empresas. Algunas de ellas son Makani (como curiosidad, Google adquirió esta empresa californiana en el 2013, dentro la parte de investigación y desarrollo del del gigante americano) ,las también estadounidenses Kite Power Solutions y Joby Energy o la alemana Ener Kite .

- Previsión o estimación del recurso eólico

Según se publicaba la revista tecnológica del MIT, el big-data e inteligencia artificial van a suponer, en un futuro muy próximo, unas herramientas imprescindibles en la estimación de generación de energía eólica. Su utilización está dando unos resultados positivos en empresas generadores de Estados Unidos, consiguiendo previsiones ultra-precisas de vientos, haciendo más factible su integración a red y resolviendo en gran medida uno de los problemas principales : su intermitencia.

- Variabilidad de generación : Almacenamiento energético de energía eólica marina

Uno de los avances más llamativos, es el realizado por un grupo de investigadores del MIT. Este grupo ha desarrollado un método para almacenar y utilizar en demanda la electricidad generada por los parques eólicos offshore. Pretende solucionar en gran parte o atenuar la variabilidad o intermitencia de generación en la eólica marina.

Este método consta de una esfera hueca de hormigón con unas dimensiones de 30 m de diámetro y espesor de 3m, situada en el fondo marino. Posteriormente se conecta una bomba al aerogenerador, la cual se acciona cuando se produzca un exceso de electricidad, bombeando de este modo agua del mar a la esfera hueca. Cuando sea necesario, el agua fluye en sentido inverso pasando por una turbina hidroeléctrica conectada a un generador, produciendo así energía en ausencia de viento.

OFFSHORE

Veremos si en un futuro alguna o todas estas innovaciones son capaces de instaurarse en el campo eólico, pero lo que sí es seguro es que certifica el creciente y necesario interés en el desarrollo de energías limpias y sostenibles. Le pese a quien le pese.


OPORTUNIDAD EN MEDIO DE LA ADVERSIDAD

Como en  dos caras de una misma moneda, por una parte el sector de energía renovable en España sufre un estancamiento originado por múltiples factores que han llevado a la casi inexistente inversión en el año 2014 en plantas de generación eléctrica por estas tecnologías, llevando a muchos a clasificarlo como el peor en las últimas dos décadas de inversión del país ibérico en este ramo. Este dato no sorprende cuando se logra identificar que la demanda de energía eléctrica en España ha bajado a niveles equivalentes al año 2005. En contraste, al otro lado del océano, una de las tres regiones más pujantes del mundo(en lo que a crecimiento económico se refiere), está apostando por su competitividad, sacando provecho al máximo de sus recursos naturales, me refiero a América Latina(A.L.). Con 600 millones de habitantes, un crecimiento promedio anual cerca del 5%,  más del 60% de producción de energía eléctrica por fuentes renovables (principalmente hidroeléctrica), esta región ubicada mayormente en el trópico, posee un cuantioso potencial para el desarrollo de energía solar fotovoltaica y energía eólica¹. Actualmente A.L. genera cerca de 1,4 petavatios/hora de electricidad(un petavatio/hora equivale a un billón de kilovatios/h), según las estimaciones del Banco Interamericano de Desarrollo(BID) la demanda de energía en la región crecerá un 75% para el año 2030, y el potencial energético procedente de los recursos naturales de América Latina, sería suficiente para cubrir en más de 22 veces la demanda eléctrica de la región en el año 2050, potencial que junto a los atractivos precios por MWh/€(bajo los sistemas de retribución de subastas o PPA comunes en A.L.)  y a los sistemas de interconexión regionales que facilitan a mediano plazo un mercado común, ya ha llamado la atención de grandes transnacionales españolas en las tres américas.

Blog 1

 

 

 

 

 

En este espacio me referiré a las inversiones en el sector eólico en tres países, como una pequeña muestra de lo que está ocurriendo al otro lado del globo:

¤ Al norte: México país líder en inversión en renovables, ha dado un paso adelante en la región con el desarrollo actual de tres centros de innovación de energías renovables, para lo cual se han destinado a finales de 2014 más de 200 millones de euros para el desarrollo de esta nueva rama del sector, recientemente ha anunciado la inversión de más de 10 mil millones de euros en energías renovables para los próximos 4 años. En Oaxaca, la multinacional Gas Natural Fenosa cons­truye un parque eó­lico con una po­tencia ins­ta­lada de 234 me­ga­va­tios(el ter­cero más grande de los que están en pro­ceso de cons­truc­ción en toda AL), con una in­ver­sión estimada de 300 mi­llones de eu­ros.

Proyectos de Inversión en Energías Renovables(BID)

¤ Al sur: Brasil, cuarto país del mundo en producción de energías renovables, a su inmensa cantidad de recursos naturales, se suma el potencial eólico que en los estados del norte y del centro supera las 4.000 horas equivalentes al año. Con el actual perfil energético, produjo 121 millones de toneladas equivalentes de petróleo (Mtep) por medio de las “energías verdes”. En Rio do Fogo, la transnacional española Iberdrola prevé la puesta en marcha de diez par­ques eó­licos te­rres­tres, con una po­tencia ins­ta­lada de 288 me­ga­va­tios, incrementando sus inversiones en AL, que habían previsto en 12.300 millones de euros en los últimos dos años.

¤ Al centro: Nicaragua, es el país revelación de la última década, pasó desde 2007 de producir menos del 18% de su energía eléctrica por fuentes de energía renovable, a un 51% en 2013, con una inversión que supera los un mil doscientos millones de euros² en este período. Según un reporte publicado por Bloomberg New Energy Finance, en Climascopio 2013, Nicaragua ocupa el tercer lugar en toda la región latinoamericana(detrás de Brasil y Chile) en términos de inversión en energía renovable, el primer lugar en el apoyo al micro-financiamiento verde en Centroamérica y el primer lugar en facilitar el marco propicio para proyectos de energía renovable. Se prevé que antes del 2020 más del 90% de la demanda eléctrica del país, sea cubierta por “energías limpias”. La revista “Energía Limpia para Todos” colocó a Nicaragua entre los cuatro países del mundo con los mejores vientos, logrando entre Enero y Mayo de 2014 una explotación de energía a partir de fuentes renovables de un 55%, de los cuales la eólica aportó la mayor aporte, con un 21%.³ En el istmo de Rivas, el fabricante español de aerogeneradores Gamesa instaló hace unos meses 22 aerogeneradores modelo G90 de 2 MW, la empresa se encargó de la infraestructura para la construcción y operación, incluyendo una subestación eléctrica, la línea de alta tensión y la interconexión a red. Además efectuará las tareas de operación y mantenimiento durante 10 años.

Mapa de Recurso Eólico en el Pacífico de Nicaragua

Mapa de Recurso Eólico en el Pacífico de Nicaragua Zonas de viento de más de 10m/s en %

 

 

 

 

 

 

 

A dentro: Hay variables que como humanos no podemos controlar. ¿Cuándo se retomarán las grandes inversiones en instalación de tecnologías por fuentes renovables en España? ¿En qué momento se alcanzará otra vez una demanda de energía eléctrica similar a la de 2007 y así desempolvar el superávit de potencia instalada en el país? ¿Qué partido político resolverá el estancamiento del sector energético? No lo sabemos. Lo que sí estoy seguro es que a lo que han llamado una gran adversidad, puede interpretarse según la óptica a una gran oportunidad, debido a la madurez que han alcanzado las energías renovables en España; por su curva de aprendizaje, tecnificación y capacidad, ha desarrollado el conocimiento(Recursos humanos calificados) y el capital(Empresas transnacionales) suficiente para ser exportados a países que teniendo potencial y grandes recursos naturales, apenas están despegando tecnológicamente en el desarrollo de energías renovables(solar fotovoltaica y eólica) para irse desprendiendo de las ineficientes plantas térmicas a base de hidrocarburos y ser aún más competitivos.

Ante este escenario de claras necesidades y complementariedad de ambas partes de la “moneda” propongo: 1) Que A.L. defina marcos re­gu­la­torios-jurídicos con garantía, junto a incentivos que sean atractivos a la inversión. 2) Debido al potencial crecimiento, crear fábricas de aerogeneradores o líneas de ensamble con producto terminado en más países de la región con financiamiento de ambas partes, a fin de disminuir los costos de transporte y mantenimiento. 3) Ajustar el precio MW/€ a un margen razonable, que garantice la estabilidad del sector y la proliferación de la tecnología, apostando por una rentabilidad continua a largo plazo y no a grandes márgenes a corto.

_______________________________________________________________________________

1 CEPALSTAT -Bases de Datos y Publicaciones Estadísticas-

2  Renewables 2014 Global Status Report

3 Centro Nacional de Despacho de Carga, CNDC.


¿Es un problema la integración de la eólica en los sistemas eléctricos ?

La progresiva penetración de la generación eólica en los sistemas eléctricos de un buen número de países ha supuesto y sigue suponiendo un importante desafío desde varios puntos de vista, ya que mantener los estándares de seguridad y calidad de servicio se ha percibido en muchos momentos como una barrera infranqueable. Sin embargo, resulta conveniente analizar cómo países como España, Alemania o Dinamarca han afrontado algunos de estos retos.

Demanda 28 enero

Demanda de electricidad 28/01/2015. Fuente: REE

Generación eólica

Producción eólica 28/01/2015. Fuente: REE

En primer lugar, la existencia de viento en el momento que se demanda la electricidad no es controlable, por lo que se ha hecho necesario establecer mecanismos para mitigar esta falta de coordinación entre producción y consumo. Desde el punto de vista macro, es decir, planificación a largo plazo y para períodos largos de carencia o exceso de recurso, se han venido probando soluciones tales como la utilización de tecnologías con capacidad de respuesta rápida en reserva (térmicas, hidroeléctricas), la construcción de parques eólicos en varios puntos geográficamente dispersos para conseguir robustez en el conjunto, la interconexión con otros países, o el impulso del posible almacenamiento con centrales de bombeo o baterías (¿coche eléctrico?). Por otro lado, el control y respuesta a pequeña escala, para lapsos de tiempo y variaciones no muy grandes, se puede conseguir mediante el manejo de velocidad de giro del aerogenerador, el cambio de cargas y el manejo de la electrónica de potencia, dotando de nuevas herramientas a los operadores de los sistemas eléctricos para casar generación y demanda.

Desde el punto de vista estrictamente técnico, la eólica se ha ido enfrentando a problemas que tienen que ver con el control de las diferentes variables ligadas a la electricidad. En primer lugar, la regulación de ciertos parámetros que exige el operador, tales como la frecuencia y la tensión, así como sus bruscas variaciones en la red (por ejemplo, los huecos de tensión), ha hecho ineludible un desarrollo tecnológico que ha logrado una respuesta eficaz (ya sea a nivel parque o a nivel aerogenerador). Por ejemplo, para el control de frecuencia y tensión se puede llegar a manejar la velocidad de giro de las palas o el rotor, además de utilizar convertidores o generadores síncronos que doten de mayor consistencia al generador eólico. Adicionalmente, y asociado a esto, el operador exige poder regular la potencia reactiva del parque conectado a la red, por lo que se han ido implantando soluciones que van desde la utilización de bancos de condensadores, aerogeneradores asíncronos doblemente alimentados o, directamente, generadores síncronos.

rayos

Fuente: Antena 3

Estos ejemplos demuestran que la necesidad y la consiguiente experiencia adquirida durante estas últimas dos décadas en los países con mayor penetración de energía eólica han ido consolidando un abanico de posibilidades que permite integrar con éxito este tipo de generación renovable en el sistema. Es por ello que ahora convendría preguntarse si son las energías renovables las que han de integrarse en el sistema o es el sistema el que ha de integrarse en el sentido común.


ENERGÍA EÓLICA EN ESPAÑA ¿…Y AHORA QUÉ?

El sector de la eólica en España entraba en el año 2014 con un sabor agridulce. Por un lado, ostentaba el primer puesto en el ranking mundial como la tecnología que más aportaba a la cobertura de la demanda energética en un año completo (20,9% frente al 20,8% de la nuclear), habiendo aumentado su producción en 2013 un 13,2% respecto al 2012. Pero, por otro lado, se enfrentaba a la reforma energética y a sus destructivas consecuencias: los inversores se alejaban por completo de España, lo que acarreó el menor crecimiento en el sector experimentado en 20 años. Colgaríamos al 2014 el cartel de “peor año para el sector eólico”.

Las empresas empezaban este temido 2014 sumidas en la inseguridad jurídica pues, la retroactividad de la normativa que contiene la reforma energética, suponía  que las instalaciones en marcha no iban a poder contar con los ingresos esperados cuando en su día se hicieron las grandes y arriesgadas inversiones. Y así, las perspectivas de futuro se empezaban a ver cada vez más difusas; pues, ¿cómo íbamos a crecer si los inversores no se animaban a invertir en España?

Demanda energía eléctrica_fuente REE

A día de hoy, con esta situación, parece misión imposible poder cumplir con las condiciones previstas en la Planificación Energética del Gobierno para cumplir los objetivos europeos de consumo a través de energías renovables de cara al 2020. Para ello, habría que volver a recuperar los ritmos de crecimiento anteriores a la Reforma. Cosa bastante difícil teniendo en cuenta que  no solo la situación legislativa se impone como un gran obstáculo, sino que además, el Ejecutivo ni siquiera ha convocado las subastas necesarias (según la nueva regulación) para poder instalar nueva potencia.

 

La pregunta es ¿por qué de repente se le da la espalda de esta manera a la eólica? Porque no olvidemos que las ventajas que trae consigo son muchas: rebajan los precios del mercado eléctrico; genera un gran desarrollo industrial, con tecnología propia, un amplio tejido empresarial y una fuerte capacidad exportadora (aporta directa e indirectamente 2.623 millones de euros al PIB); gran creación de empleo (más de 20.000 personas trabajan en el sector en nuestro país); y por supuesto, estamos hablando de una energía limpia y verde, reduciendo en gran cantidad las emisiones.

 

precio-mwh3_2
Por todo ello, debemos seguir apostando por el sector y mejorando en todo lo posible para fomentar su     desarrollo. Por ejemplo, los plazos de maduración de los proyectos podrían ser reducidos en el tiempo si fueran respaldados por una estabilidad regulatoria. Pues, desde que se toma la decisión de comenzar con las mediciones de viento hasta que finalmente se inaugura el parque, pueden pasar como media 6 años. Por otro lado, el esfuerzo I+D+I de las empresas eólicas (superior a la media del sector energético) debería de ser apoyado también por las políticas públicas, pues sólo un importante incremento  de estas inversiones permitiría a la industria eólica recuperar posiciones, especialmente frente a la competencia de los países asiáticos entre los que destaca China. Por último, es esencial la ampliación de la interconexión con Francia, así como la capacidad de bombeo de las centrales hidráulicas. Y es que la gestión de la demanda es de vital importancia para adecuar la generación eólica en determinados momentos. Muy importante también para su contribución positiva a la implantación del vehículo eléctrico.

 

 

Está claro que los aires de futuro para el desarrollo del país y el camino hacia la independencia energética soplan hacia las energías renovables y, especialmente, hacia el sector de la eólica. Por lo tanto,  es imperante el impulso a la inversión porque, todo esfuerzo presente no solo  merecerá la pena, sino que será devuelto con creces.


Un nuevo diseño innovador: El aerogenerador sin palas

Hoy en día existen una enorme variedad de aerogeneradores, ya sea de eje vertical o de eje horizontal, con una gran cantidad de diseños diferentes. A pesar de su enorme diversidad, todos ellos poseen palas con las que se adaptan a la velocidad del viento.

Se está llevando a cabo un proyecto de un tipo de aerogenerador con un diseño característico, este aerogenerador es de eje vertical, sin embargo, no tiene palas. Como consecuencia de ello, se obtiene un diseño más consistente con mucho menos partes móviles, por lo tanto, elimina totalmente el ruido (ventaja sobre el convencional).

Este aerogenerador realiza supuestamente las mismas funciones que uno convencional, pero, es mucho más barato tanto por su mantenimiento como por su instalación debido a su simplicidad y, también, por su construcción, se utiliza menos material que en uno convencional (sólo tiene el eje vertical, no tiene palas).

A2-65971705.jpg

 

¿Cómo funciona este tipo de aerogenerador sin palas?

Está formado por un cilindro vertical (turbina eólica)  semirrígido y anclado al terreno fabricado con materiales piezoeléctricos y fibra de vidrio o de carbono. El viento incide sobre el cilindro y consigue a través de su deformación, generar energía eléctrica, o, explicado de otra forma, es un sistema que se basa en la absorción de energía cuando su frecuencia natural coincide con los remolinos de viento (fenómeno que se intenta evitar normalmente debido a que es causa de derrumbes en muchos edificios).

La ventaja de estos tipos de aerogeneradores sin palas con respecto a los convencionales consiste en su superior eficiencia a la hora de absorber energía y también, su no necesidad de orientarse  en función de la dirección del viento. También, como hemos dicho anteriormente, su diseño es mucho más consistente al tener menos partes móviles, el desgaste que pudiera producirse por elementos mecánicos en este caso no se tendría que tener en cuenta, además del ahorro del aceite que se necesitaría para la lubricación de estos elementos.

Este nuevo diseño nos asegura un mayor rango de funcionamiento, el arranque lo realiza a velocidades más bajas, inferiores a 1 m/s y trabajan hasta velocidades superiores  que los aerogeneradores convencionales.

En España (Ávila), existe un túnel de viento a pequeña escala en el que se realizaron pruebas sobre un prototipo de este tipo aerogenerador de 77 centímetros de longitud. También se está estudiando otro prototipo de 2.5 metro ya sobre terreno y el siguiente objetivo sería construir otro de 20-25 metros de altura.

¿Podría este innovador diseño que apuesta por su simplicidad competir con los diseños ahora existentes?


Mini-soluciones para grandes problemas

La reforma eléctrica, la alteración de los parámetros retributivos y el bloqueo al autoconsumo han hecho que las renovables se encuentren en una situación altamente precaria. Y, entre las sufridoras, se encuentra la minieólica. Hoy por hoy, España no parece un buen escenario para el desarrollo de esta tecnología,  pero no porque no sea conveniente, sino porque no cuenta con el apoyo necesario.

A la espera de que se establezca una regulación que permita poner a disposición de los entes públicos unos criterios unificados para reducir el desconocimiento que existe actualmente en este campo, y de que se establezca el marco normativo que regule el autoconsumo con balance neto  de forma atractiva para el usuario final, debemos ampliar nuestros horizontes. Se deben explotar los potenciales beneficios que esta tecnología presenta desde el punto de vista residencial e industrial.

Una de sus mayores aplicaciones es el suministro de electricidad en lugares aislados, fundamental para la electrificación rural en países en vías de desarrollo. No olvidemos que hay regiones en las cuales la norma es la ausencia de acceso a algo para nosotros tan obvio como es la electricidad.

mapamundi

Mundo iluminado de noche

En aquellos casos en que la red más cercana se encuentra a importantes distancias, una solución factible la constituyen los sistemas híbridos de pequeña potencia, que combinan las tecnologías minieólica y fotovoltaica (aunque también pueden existir otras aplicaciones con biomasa o minihidráulica). Combinar dos fuentes de energía naturales como son el sol y el viento convierte a estas instalaciones renovables en mucho más eficientes a lo largo de los 365 días del año, ya que ambas se complementan para satisfacer la demanda día-noche y verano-invierno.

Desde el punto de vista técnico, los dispositivos necesarios son los siguientes:

- Batería: almacena la energía producida por ambas tecnologías, suministrándola de manera posterior para su consumo. La autonomía mínima recomendada es de 3 días.

- Regulador: controla el funcionamiento y la energía generada por el aerogenerador o los paneles solares, así como el estado de la batería. De esta manera, previene la sobrecarga o descarga del banco de baterías.

- Inversor: transforma la energía almacenada en corriente continua en alterna. Además, puede incorporar un cargador de baterías para una fuente de corriente alterna externa.

Un sistema híbrido fotovoltaico-eólico de pequeña potencia ha permitido electrificar, por ejemplo, una comunidad mapuche que habita en un entorno rural en la Región de Araucanía, en el sur de Chile. La instalación de 1 kW de potencia de paneles solares y de un aerogenerador de 2 kW ha permitido alimentar eléctricamente a cuatro edificaciones comunales en un lugar remoto del planeta.

mapuche

 Poblado indígena con sistema híbrido fotovoltaico-minieólico

Labores como estas se pueden desarrollar en infinidad de lugares, con lo que el campo de trabajo no está en absoluto muerto. Mucho es lo que hay pendiente de desarrollar.


ENERGÍA EÓLICA EN ESPAÑA: 2015, UN AÑO LLENO DE ESPERANZA

Arranca un nuevo año lleno de esperanza e incertidumbre para las energías renovables en general y para el sector eólico en particular, después de considerarse el año 2014 como el peor de la historia debido a la reforma energética de Ley 24/2013. Esta reforma ha conseguido alejar a los inversores que habían depositado su confianza en España al quebrarse la seguridad jurídica con las medidas gravemente retroactivas impuestas. Además, muchos inversores (particularmente familiares) han tenido que entregar sus instalaciones a las entidades financiadoras al no poder afrontar la deuda, por lo que ¿podríamos hablar de un proceso de expropiación encubierta?

Centrándonos en la energía eólica en nuestro país, la potencia instalada durante el año 2014 ha aumentado en 27.48 MW de los cuales 14 MW corresponden a la instalación de un nuevo parque eólico en Galicia, 11.5 MW corresponden al parque experimental Gorona del Viento, en la Isla de El Hierro y los 2 MW restantes son debidos a algunos aerogeneradores aislados y aumentos de potencia nominal. La potencia eólica a 31 de diciembre de 2014 se sitúa en 22986.5 MW siendo el menor crecimiento anual de los últimos veinte años según podemos ver en la gráfica proporcionada por la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

Asociación Empresarial Eólica www.aeeolica.org

Asociación Empresarial Eólica
www.aeeolica.org

Aunque el aumento de potencia instalada en 2014 es insignificante, la energía eólica se situó como la segunda tecnología del sistema eléctrico con una generación de 51.138 GWh y una cobertura de la demanda eléctrica del 20.4% frente al 21.9% de la energía nuclear. En términos absolutos, la generación renovable ha descendido un 1% respecto al año anterior debido principalmente a la caída de la producción eólica en un 6.1%, sin embargo la energía eólica ha sido la tecnología con mayor contribución a la producción en la península en los meses de enero, febrero y noviembre según los datos provisionales de Red Eléctrica de España (REE). A continuación podemos ver los datos que comparan la cobertura de la demanda peninsular en 2013 y 2014, de los cuales cabe destacar que la Energía Eólica en España ha vuelto a estar cerca de ser la tecnología que más contribuye a la cobertura de la demanda eléctrica durante un año completo como ya sucedió en 2013.

Red Eléctrica de España www.ree.es

Red Eléctrica de España
www.ree.es

Como comentábamos al comienzo del post, la Reforma Energética ha sido la causante del parón en inversión del sector debido a la inseguridad jurídica generada por la modificación retroactiva del marco normativo y por el nuevo sistema retributivo que permite la modificación de las condiciones económicas cada seis años sin especificar la metodología que se seguirá. La consecuencia ha sido que no se han instalado todos los parques que estaban inscritos en el Registro de Preasignación y que sólo hayan acudido 15 de los 450 MW previstos a la convocatoria de Canarias, donde el gobierno está especialmente interesado en instalar energía eólica para reducir los sobrecostes de generar con centrales convencionales.

Teniendo todo lo expuesto en cuenta, ¿Qué va a pasar con las condiciones previstas en la Planificación Energética del Gobierno para cumplir con los objetivos europeos de 2020? A día de hoy parece imposible, puesto que según el Ministerio de Industria y Turismo (MINETUR) sería necesario instalar del orden de 4553 a 6473 MW eólicos en los próximos seis años. Esta cifra la podríamos extrapolar a 2500 MW instalados entre 2015 y 2016, que se corresponde a un ritmo de crecimiento de los años anteriores a la reforma cuando las condiciones no eran tan restrictivas como en la actualidad. Por ello, podemos afirmar con total seguridad que España no va a cumplir su compromiso con Europa en política energética a menos que se tomen las medidas necesarias urgentemente.


Comparativa de eólica terrestre y marina. Situación en el mundo y posibilidades en España.

Las instalaciones eólicas marinas, o eólica offshore, realizan el aprovechamiento de la energía del viento de la misma manera que las instalaciones eólicas de tierra, eólica onshore; sin embargo, existe una diferencia fundamental: el medio en el que se desarrolla la eólica offshore.

El aprovechamiento de la energía eólica marina supone una serie de ventajas frente a la eólica terrestre:

Por otra parte, las instalaciones eólicas marinas presentan una serie de desventajas frente a la terrestre:

 

 

- La energía offshore en el mundo. Posibilidades en España.

A diferencia de la energía eólica terrestre, que se haya distribuida por todo el mundo, el 90% la energía eólica marina se haya instalada en Europa, seguida muy de lejos por China con un 9% de capacidad instalada respecto a la capacidad instalada mundial.

Dentro de Europa, el país que cuenta con una mayor capacidad instalada es Reino Unido, donde se encuentran los tres parque eólicos offshore más grandes del mundo (con el 59% del total), seguido por Dinamarca (con un 18%) y Bélgica (con un 8%). Que las instalaciones offshore se encuentren mayoritariamente en estos países, nos da una idea de en qué mares se localizan los aprovechamientos: así, el 65% se encuentran en el mar del Norte, mientras que el resto se localizan en el Atlántico, 19%, y en el Báltico, 16%.

Sin embargo, a pesar de los datos anteriores, países como Alemania u Holanda se encuentran a la cabeza en nuevos proyectos de construcción offshore; agrupando solo Alemania el 38% de los nuevos proyectos.

Fuera de Europa existe una tendencia creciente en la instalación de la eólica marina, fundamentalmente en Japón, EEUU o Canadá.

En términos de potencia instalada, la cifra actual (2014) ronda los 5415 MW, de los cuales, como se dijo anteriormente, la inmensa mayoría se encuentran en Europa.

En cuanto a la situación en España, si bien es cierto que no existen en la actualidad parques eólicos marinos ya instalados, sí es cierto que existe un potencial importante de recurso. En el siguiente enlace se muestran las zonas marinas españolas con su velocidad de viento:

http://s3-eu-west-1.amazonaws.com/rankia/images/valoraciones/0015/0976/imagenes_atlas_eolico_1_20da4083.gif?1398546715

Si se observa dicho mapa, se pueden distinguir fundamentalmente cuatro zonas en las que, a priori, sería interesante una instalación offshore futura: