República Dominicana: Futuro del Automóvil Eléctrico

La República Dominicana en los últimos años ha liderado el crecimiento económico respecto al PIB en toda Latinoamérica y el Caribe a un ritmo promedio del 6.0% anual. Este desarrollo no ha llegado a todos los sectores y es evidente que el sector de energía y transporte urge de un cambio. El 40% de la energía consumida en el país corresponde al sector transporte; donde de acuerdo a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) el parque vehicular es de 3,854,038 vehículos.

Considero oportuno que se establezca un fuerte apoyo estatal a la importación de vehículos eléctricos (automóviles, autobuses, motocicletas y vehículos pesados) para depender en menos proporción de la importación de petróleo. Se estima se puede reducir entre 40-60% los 145,000 barriles de petróleo que consume el país diariamente. La electrificación del transporte dinamizaría el sector energético ya que la potencia actual del Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI) se sitúa en unos 3,500 MW y la demanda adicional podría ser abastecida por fuentes renovables e incluso incentivar las instalaciones residenciales para cargar los automóviles.

En el mercado existen decenas de opciones comerciales para automóviles, motocicletas, autobuses y vehículos pesados eléctricos y/o híbridos. Siendo Toyota y Nissan una de los vehículos con más aceptación en el mercado Dominicano los modelos Prius y Leaf son algunos ejemplos a evaluar.

Precisamente la semana pasada la Comisión Nacional de Energía (CNE) celebró el Primer Seminario de Vehículos Eléctricos en colaboración con La Corporación de Energía Eléctrica de Corea (KEPCO). El director del CNE resaltó que la ley 113-13 debe ser revisada y actualizada para incentivar el uso masivo de automóviles eléctricos de igual manera como se está haciendo a las fuentes de energía renovable. Sabes de antemano el choque de intereses que puede generar este tema pero debemos de ser firmes y apoyar esta iniciativa.


Transporte y Emisiones: La importancia de un cambio de rumbo

Mucho se está hablando últimamente sobre la manera de reducir las emisiones del transporte en España. Parece que nuestros políticos al fin han dado con la solución perfecta: Impuestos a los vehículos que más contaminan, prohibiciones de circulación en días clave y alguna otra medida futura que permanece cerrado bajo llave para que nadie patente tan brillante idea digna de un premio Nobel. Conclusión, paripé puntual y aparquemos el problema.

La gran realidad es que España tiene la meta de reducir los gases del transporte un 60% para mediado de siglo, 2050. Y esto no se va a llevar a cabo con impuestos sino promoviendo una electrificación en el transporte; bien sea de carretera, mercancías, ferrocarril o público. Actualmente en España el porcentaje eléctrico del parque móvil asciende al 0.4% del total y un 5% para mercancías. Los datos no son alentadores en comparación con otros países Europeos. Uno sale a la calle y son muy pocos los coches eléctricos que ve. No solo kilómetros nos separan de Amsterdam donde parece que Tesla se haya dedicado a regalar coches a modo de campaña publicitaria.

La fiscalidad que rige el territorio nacional impide en estos momentos un plan de actuación conjunta. Ello sumado a que los vehículos nuevos que emiten menos soportan mayor carga impositiva que los más antiguos. Urge una ley que suponga un giro radical, de una mayor coherencia a las cargas fiscales y establezca una estrategia para que esta recaudación se destine a implementar políticas que corrijan el problema. De lo contrario simplemente estaremos ante una medida recaudatoria muy atractiva de cara a las arcas del estado que simplemente se nutrirán de un problema al que nadie prestará interés por resolver.

En definitiva parece que nos encontramos ante un problema que por el momento todo el mundo reconoce y todo el mundo trata de tapar con medidas de un solo día. Es clave que los esfuerzos, advertencias y recomendaciones de expertos se traduzcan en una visión a futuro de nuestros políticos. Medidas como incentivos fiscales a vehículos eléctricos, garantizar el uso de renovables para los puntos de recarga, políticas de movilidad compartida deben implementarse de manera efectiva e inmediata si queremos tener una mínima opción de éxito en la reducción de emisiones. El conformismo de un solo día no puede ser una metodología.

Hay que abordar el problema como un mismo País, una estrategia conjunta más eficiente. Vivimos en los tiempos donde el avance de la tecnología, la innovación, el tan de moda Big Data y otras muchas herramientas deberían valer para iniciar un punto de inflexión. Estamos a tiempo siempre y cuando haya un compromiso real entre los diferentes grupos interesados y abandonemos esa política tan llena de fachada y tan vacía de contenido.


¿Como ofrecer acceso de trasnporte a bajo coste a la población?

¿Cómo ofrecer acceso de transporte a bajo coste a la población?

 

El teleférico de Santo Domingo, es uno de los proyectos de trasporte masivos de pasajeros, en el que se conectara a más de 30 barrios históricamente marginado del distrito Nacional, Santo Domingo norte y Santo Domingo Este. Este moderno sistema beneficiara más de 287,400 personas de manera directa.

 

Recorrerá 5 km en 20 minutos conectando a los usuarios con el Distrito Nacional a través de una interconexión al Metro de Santo Domingo. La capacidad de transporte asciende a 60,000 personas diariamente, de manera segura, cómoda, rápida y económica. Con un solo ticket se podrá utilizar el metro y el teleférico lo que supone un ahorro en tiempo y dinero sustancial, sumada a la reducción de la contaminación ya que este sistema de transporte no utiliza como fuente primaria de energía combustibles fósiles, disminuyendo consigo las emisiones de dióxido de carbono.

 

image_content_5528159_20150915002047-1

 

Así mismo, se impulsa a la creación de nuevos empleos y la reactivación del comercio entre zonas de Santo Domingo que debido al transporte existente no es rentable. Muchas personas se han preguntado: “¿se exterminarían las otras rutas de transporte público?”, más bien este proyecto viene a ser un medio alternativo de transporte que contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas, el mismo engloba una gran inversión por parte del gobierno, donde para mucho es un gasto innecesario, para otro la solución de gran parte del problema transporte en Santo Domingo.

EL Municipio de Santo Domingo Norte ha incrementado poblacionalmente de 32,178 personas en el 2002, a 529,390 en el 2010, en una taza de 2.06 en  los  últimos  8  años,  generado  viajes  hacia  el  Distrito  Nacional  (capital  de  la  República Dominicana y centro de servicios del área metropolitana) sobre los 154,000 viajes diarios

en la actualidad las actividades de tránsito y el transporte terrestre constituye el 25 % de la problemática sociales en República Dominicana.

 

Situación Actual ruta GUALEY-‐‐ CHARLES DE GAULE:

 

-‐‐ 287,000 habitantes

-‐‐ 65% de los usuarios no tienen vehículos

-‐‐ Cerca del 80% del usuario utilizan transporte público

-‐‐ Modos principales utilizados son motoconcho y carros de concho

 -‐‐ Gastan 25% sus ingresos en transporte público

 -‐‐ Pagan 3 pasajes para llegar al lugar de trabajo (en alguno casos 4 pasajes).

 

Demanda Captiva: 188,988 viajes por día.

Demanda Proyectada Teleférico:  41,382 viajes por día.

 Demanda Esperada para Primer Año 16,553 viajes por día

 

Objetivo

El Teleférico de SD persigue disminuir la segregación social, la criminalidad y abandono de barrios históricamente excluidos, por la falta de accesibilidad y visibilidad. Incorporándolos a la ciudad a través de la transformación urbana y la oportunidad de movilidad que genera un sistema de  transporte  digno, económico, social y ambientalmente sostenible.

  hq720

Se calcula que la obra tendrá un costo de RD$ 3,000,000,000 con un tiempo estimado de construcción y puesta en funcionamiento de 28 meses, se proyecta será concluido en el último trimestre del presente año.


Blog de Transporte

Transporte de la Republica Dominicana

 

Durante los años la Republica Dominicana en específico la capital Santo Domingo ha experimentado una expansión considerable de población y por ende la necesidad por un transporte eficiente y seguro es más que necesario. Por ende los planes de construcción de un sistema de transporte masivo como metros y rutas alimentadoras ha sido el proceso más notable durante las últimas dedicas como también la implementación de elevados y túneles para el facilitamiento del transporte vehicular por toda la República.

Ahora ambas implementaciones han dado sus resultados positivos pero no lo suficiente para el crecimiento de la población. Tanto el metro como las infraestructuras viales no dan abasto para la cantidad de vehículos que se encuentran en funcionamiento. Eso y el sindicalismo que hay con respecto a los transporte públicos son cosas que tienen que mejorar y ser eliminados respectivamente. Es un proceso que el presidente de mando actual ha decidido tomar en cuenta, mediante la implementación de transporte publico manejado por el gobierno y el desmantelamiento de los sindicatos para que de esta manera no exista un monopolio per se. Con respecto al metro este debe der incrementar la cantidad de líneas de las existentes de esta manera podrá suplir de un transporte barato a más comunidades en la actualidad solo se encuentran dos líneas en funcionamiento de las 6 que estaban previstas en un principio.

Estaría de acuerdo con que se debería tener en mente la insta construcción de un tranvía en las áreas más comerciales y de más alto movimiento de la población a de esta manera se mejora el transporte público y no se gasta tanto en las infraestructuras. Por ejemplo el tranvía implementado en Sevilla el cual utiliza baterías y estaciones cargadoras para de esta manera no tener que implementar las fastidiosas líneas de distribución energética. Es tan tal que una parte de este se puede hacer soterrado como las instalaciones del metro existente así se haría una interconexión entre el metro y tranvía y este podría en el momento de ingreso debajo de la tierra mantenerse conectado para así cargar aún más las baterías. Este sería una implementación tanto ecológica como visiblemente factible para esos sitios de alto movimiento monetario.

Con respecto a las áreas más rurales el organismo encargado del transporte MOPC está en la construcción de un teleférico el cual conectara las áreas más difíciles de conexión vial con algunas estaciones del metro así brindándole una oportunidad de aprovechar un transporte público y barato hasta a las poblaciones más pobres del país.

¿Sera todo esto lo necesario para mejorar el transporte en la Republica Dominicana? Para nada, aún deben implementarse transporte de alta velocidad entre los diferentes municipios (como el Renfe en España), un transporte fiable de trenes intermunicipales sería una de las mejores soluciones para este público. Eso y que se implemente una vía ferroviaria para cargas, es decir, un tren solo para transportar bienes y cargas de empresas y factorías no solo abarataría el costo para las empresas en general sino que también ayudaría a reducir los accidentes en algunas autovías que en la actualidad son conocidas por ser unas de las más peligrosas del mundo.

Eso mas la eliminación de sindicatos y brindando las rutas alimentadoras necesarias para los sitios que no posean un acceso cercano a estos medios de transporte puede aliviar los altos congestionamientos ya conocidos en la capital. Ahora ninguna solución es permanente y “fool Proof” cada estrategia debe de ser bien analizada. Y aspirar a la larga por un incentivo al uso de métodos de transporte más verdes como el uso de bicicletas, y poco a poco ir cerrando las calles principales al transporte vehicular como (coches y o buses que no sean considerados verdes). Siempre teniendo en mente que no solo la capital necesitara un transporte viable en un futuro cercano. Los municipios necesitan su método de transporte acorde a las necesidades únicas de cada uno de ellos.

 


Movilidad para Teotihuacan

MOVILIDAD PARA TEOTIHUACAN

 

Hoy en día, Teotihuacan, considerada como la ciudad de los dioses, ubicado en el Estado de México, es sin duda alguna un lugar turístico por excelencia; visitado por turistas de todo el mundo, artistas, presidentes y figuras públicas, es considerado como el lugar de obligatoria asistencia si se pretende visitar la Ciudad de México.

Actualmente la forma de movilidad en la zona teotihuacana es mediante automóviles y transporte público a base de gasolina, lo cual implica altos niveles de contaminación para una zona que es considerada patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO, esto debido a la creciente generación de urbanizaciones, las cuales demandan más medios de transporte, que implican un alto consumo de este combustible que afecta la salud de los habitantes.

 

Este es un problema que afecta tanto a los residentes, como a los propios transportistas y al entorno ecológico de la zona arqueológica, ya que aún no se cuenta con algún proyecto que facilite la movilidad y que de soporte a los visitantes para tener un acceso por cuenta propia y de seguridad, sería adecuado pensar en las nuevas aplicaciones y formas de transporte utilizadas en diversos países para una mejor relación usuario-medioambiente.

Como medio de solventar este problema que día a día incrementa, podríamos pensar en un futuro no muy lejano la implementación de sistemas de transporte como es el caso del “Mexibus” para la zona de Ecatepec o la de un “Metrobus” como en el Distrito Federal, además de considerar las bicicletas eléctricas, que serían un medio de transporte ameno tanto para los turistas como para los propios pobladores, con diversos beneficios entre ellos ayudar al medio ambiente y al de incentivar el deporte, claro que al considerar un trasporte comunitario debemos tener en consideración un transporte o bien hibrido o eléctrico que pueda combatir tanto el problema de contaminación como el creciente uso del automóvil dentro de la zona.

Un importante proyecto que en poco tiempo tendrá un alto impacto para el Estado de México y para México en general, es el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) que será ubicado en la zona de Texcoco, muy cerca de Teotihuacana y donde se tendrá como punta de lanza el comunicar al Estado de México con el mundo y el de generar más turismo para esta zona arqueológica. Considerando el alto turismo que se generara para la zona, es de suma importancia el pensar en un trasporte donde todos esos turistas tengan la confianza, la comodidad y el bienestar de viajar en un trasporte enfocado 100% al medio ambiente, además de poder considerar buses eléctricos o híbridos, debemos considerar estaciones pequeñas y adaptables para no dañar el inmobiliario histórico.

Una de las alternativas para solucionar estas problemáticas, sin duda alguna seria implementar para los turistas y la población en general, el uso de bicicletas eléctricas dentro de la zona arqueológica, y a los alrededores el uso de un autobús que sea hibrido o eléctricos el cual sea lo menos invasivo para la zona, además de evitar el daño del inmobiliario arqueológico. Para el turismo que llegue desde el NAICM podría considerarse el uso de las vías férreas existentes cerca del aeropuerto que llegan a las comunidades aledañas  a la zona arqueológica, con lo cual la inversión sería menor y se daría utilidad a las vías que podrían estar en desuso o bien compartir las vías férreas con las empresas que lo utilicen, con lo cual con todas estas formas que se consideran, además de ser un bien para la sociedad y el medio ambiente, se podrían generar empleos de larga duración para los pobladores de la zona y sus alrededores.

 

movilidad-para-teotihuacan


El Metro de Santo Domingo, un aporte de economía verde

El inicio de la primera etapa del Metro de Santo Domingo representó el cruce del dintel que marca en una sociedad la división entre el atraso y la modernidad en materia de transporte, haciendo que los usuarios de esta solución vial puedan llevar a cabo sus acciones rutinaria, de una manera segura, rápida y que los dignifica en una nación que apuesta al progreso, desarrollo y mejor forma de vida.

Este moderno sistema de transporte ha representado al país, desde su inicio, múltiples beneficios a favor de los usuarios y de toda la colectividad.

Desde la construcción de las obras civiles, las autoridades lograron considerables reducciones que terminaron por hacer que la primera etapa concluyera con un presupuesto inferior, en 2 millones de dólares, a lo que se tiene como promedio en América Latina en la construcción de este tipo de obra.

Luego de la puesta en servicio de la primera línea del Metro, con unos 14.3 kilómetros de longitud, siguieron otros beneficios como resultado de la implementación del nuevo sistema. Los usuarios redujeron los costos de sus presupuestos de transporte, lo que se reflejó en la economía familiar, las rutas que se encuentran en esa línea se descongestionaron, permitiendo un mejor flujo vehicular en las mismas, una disminución de la cantidad de vehículos y por ende, se redujo el consumo de combustible y con ello, la emisión de gases de efecto invernadero(GEI).

Con dos líneas del Metro en funcionamiento, que cubren 28 kilómetros de longitud, este sistema transporta unos 230 mil pasajeros diarios, lo que indica que, de acuerdo al tipo de unidad de transporte que se tome en cuenta, ha podido desplazar unos 38 mil carros (conchos) o 7666 mil minibuses (guaguas) que se hubiesen necesitado para transportar a ese número de personas, aunque nunca con la rapidez, comodidad y seguridad con que lo hace El Metro.

Al ser desplazados un alto número de vehículo/viajes de las rutas en que entro en funcionamiento el sistema de transporte masivo (Metro), también se produjo una disminución considerable de los gases de efecto invernadero (GEI) que producían estas unidades en su combustión interna, lo que trajo otro beneficio colateral de este sistema de transporte, ya que el país presentó una reducción de emisión de CO2, lo que nos permite recibir fondos por este concepto.

Ante la amenaza que representa el calentamiento global, que se inició con la revolución industrial y la excesiva emisión de gases de efecto invernadero (GEI) que esta representó, los países se ha visto en la obligación de asumir compromisos de reducción y se han creado herramientas económicas, las cuales permiten que los países que reduzcan sus emisiones, puedan vender las mismas en las bolsas de carbono.

Según el cálculo de reducción de gases de efecto invernadero que ha representado la entrada en funcionamiento del Metro de Santo Domingo, el numero de toneladas de CO2 que se redujeron, representan unos 38.8 millones de dólares al año, que podrían ser negociado por el país, con la inclusión de este sistema como un mecanismo de desarrollo limpio, por la disminución que ha producido en el sistema de transporte de nuestro país.

Para que se tenga una idea, un pasajero que se transporte en un carro público (concho), hace que se generen emisiones por 0.250 kg de CO2 por kilometro recorrido, mientras que el que se transporta en metro, solo hace que se generen 0.065 kg de CO2; la diferencia es casi cuatro veces más emisiones.

El cálculo realizado por la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET) solo se basa en la reducción por los vehículos desplazados del transporte, pero, se tiene que tomar en cuenta otros aspectos, para poder valorar en su justa dimensión lo que ha representado este cambio en materia de transporte en el país; la salida de vehículos de esas rutas, creó una descongestión vial de la zona y una mayor fluidez de los demás vehículos, haciendo que se produjeran reducciones de gases que no han sido cuantificadas por las autoridades.

La disminución de los vehículos en las rutas de transporte, no solo impactó en el medioambiente por la reducción de las emisiones de gases, sino también, porque esos vehículos dejaron de usar aceites, neumáticos, baterías y sus fluidos y otros componentes, que por lo regular terminaban impactando, independientemente del destino que se le busque, nuestros recursos naturales.

Ante la amenaza del cambio climático, nuestro país debe de asumir la responsabilidad que compartimos con el mundo, aunque diferenciada, para desarrollar acciones, que como El Metro, impacten lo menos posible nuestro planeta, que hagan nuestras vidas más sustentables y que garanticen que las futuras generaciones encontraran un lugar donde vivir.


Eficiencia

Transporte República Dominicana

El sistema de transporte público en la República Dominicana es un sistema fallido. La población de cierto nivel de ingreso ahorra para comprarse un vehículo personal ya que la alternativa de caminar por las calles es hasta insegura. Los llamados carros públicos es lo que utilizan en su día a día las clases más bajas para arribar a sus puestos de trabajos. Estos vehículos no tienen ningún tipo de seguridad es más la mayoría no tienen ni ventanas. En otro país estos vehículos son chatarra. Sin embargo, un día sin estos vehículos significaría un paro en la economía dominicana ya que mucha gente no tendría forma de llegar a su trabajo.

El gobierno Dominicano esta regularizando el sistema de transporte y como medida ha construido el metro de santo domingo. El metro fue construido por una empresa espanola por lo cual es identico al de Madrid con la diferencia de que es mas nuevo. El metro de santo domingo a aliviado parte del problema, aunque al ser solo dos lineas no es suficiente para lograr eficientemente el transporte publico completamente.

Otra iniciativa del gobierno Dominicano fue iniciar la construcción del teleférico de Santo Domingo. Este se hizo para conectar los barrios históricamente marginados y servirá también como una extensión de la linea dos del metro. Como modelo se tomo el metro cable de Medellin, Colombia.

 


Coche eléctrico, ¿cero emisiones?

En los últimos años ha evolucionado mucho la tecnología, hasta el punto de que podemos movernos en vehículos sin la necesidad de los combustibles fósiles de toda la vida. Pero, ¿es cierto que el coche eléctrico no emite nada de gases contaminantes?

Es cierto, y no. Es verdad que en el propio movimiento del coche, este no emite ningún gas ni partículas, ya que se mueve por la energía eléctrica que esta almacenada en sus baterías. Pero al cargar dichas baterías, o tienes unas placas fotovoltaicas o una mini-eólica en tu casa, o tienes que enchufar el coche a la red. Y tal y como se genera la electricidad en la actualidad, en la que es difícil pasar de 60% de generación de electricidad con renovables más nuclear, pero sobre todo con una media del 20% de generación de electricidad a partir del carbón, ¿se puede seguir diciendo que el coche eléctrico no genera gases?

post

Realizamos unos cálculos sencillos para poder ver la diferencia de emisiones producidas por los vehículos eléctricos y los de motor de combustión. Si consideramos que de media:

Los vehículos eléctricos que existen actualmente tienen un consumo medio aproximadamente de 14 kWh/100Km. Y con el mix eléctrico de generación español, las emisiones medias son de 0,234 KgCO2/kWh

Un vehículo diesel (100 CV) consume unos 5 L/100Km, y cada litro de diesel consumido produce 2,67 kgCO2/L

Por todo ello, las emisiones de CO2 expulsadas por un eléctrico serían unos 3,3 KgCO2 , mientras que las de un vehículo diesel serían 13.3 KgCO2, por lo que existe a día de hoy una gran diferencia entre ambos modelos. Pero para hacer un cálculo más preciso tendríamos que considerar las pérdidas energéticas producidas en la generación, transporte y transformación de la electricidad.

Con esto, observamos que haciendo el global, sí que se elimina una gran cantidad de CO2, pero de ahí a decir que los coches eléctricos sean de cero emisiones, nos queda mucho camino por recorrer.


Transporte ferroviario

Actualmente existen informes que demuestran como las tecnologías renovables contribuyen a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, que son las que provocan el cambio climático, además de producir un ahorro en materias primas y la energía, aumentando el valor de los aspectos intangibles que valora el mercado y es una buena estrategia que ofrece rentabilidad a las empresas.

Después de realizar varias comparaciones en cuanto a las emisiones de CO2 que se emiten por tonelada transportada, se puede afirmar que el sistema de transporte terrestre es el más eficiente, pero a su vez, es en el que más se va a actuar. En España, y a que a pesar de que el sector se ha comprometido a reducir sus emisiones en un 50% con respecto a los valores de 1990, el objetivo más ambicioso es la situación de neutralidad de las emisiones de carbono en el año 2050.

Por otra parte España cuenta con una red ferroviaria de más de 15.200 kilómetros de los cuales 2.322 km son de alta velocidad lo que nos convierte en la tercera mayor red de alta velocidad del mundo. Además el 50% de las exportaciones de las pequeñas y medianas empresas españolas tienen como destino países de la Unión Europea y el medio elegido es el terrestre ferroviario lo que supone una interconexión ferroviaria muy fuerte ya que exportamos a mas de 80 países

Por último tenemos que tener en cuenta que en la actualidad la red de metro a nivel mundial acoge a más de 100 millones de pasajeros al día. Haciendo la previsión que, para el 2050, el 70% de la población mundial vivirá en ciudades, tenemos que tener en cuenta que el transporte ferroviario se convertirá en un elemento importante en la sociedad.

Los retos para que todo lo anterior se cumpla son : la movilidad de los trenes que debe favorecer el desarrollo sostenible ya que, como se ha mencionado anteriormente la red ferroviaria terrestre es la más eficiente. La segunda es desarrollar trenes e infraestructuras que sean más sostenibles para no perder competitividad en los mercados frente a elementos no renovables. Por último la digitalización, movilidad integrada y experiencia de usuario.


Un paso más allá de las renovables: Coche eléctrico en Burlington

icono-vermont

¡Bienvenidos a Burlington!, una ciudad estadounidense de unos 42.000 habitantes situada en el estado de Vermont y muy cercana a la frontera con Canadá. A pesar del oscuro futuro que presentan las renovables en Estados Unidos, Burlington ha sabido convertirse en la primera ciudad estadounidense alimentada únicamente por energías renovables. ¿ Cuál es la clave?   Un mix energético variado; 45% de biomasa, 30% hidroelectricidad, 24% de eólica y un 1% solar.

¿Y Quién es el artífice de esta maravilla? Su nombre es Miro Weinberger, y es el alcalde de este paraíso renovable. Catalogado como una de los mejores lugares para vivir de USA, sus ciudadanos han adoptado un modo de vida más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Practican la agricultura sostenible, venden sus productos de temporada en la ciudad y disponen de contadores inteligentes en sus casas que muestran el consumo eléctrico cada minuto. ¿Pero cuál es la fórmula del éxito? Concienciación ciudadana

Leyendo el blog de José María Fariña, encontré un artículo donde Taylor Ricketts, profesor de Economía Ecológica de la universidad de Vermont decía: “No hay nada mágico en Burlington. La naturaleza no nos ha regalado más horas de sol, vientos más fuertes o ríos más poderosos que en otros lugares. Así que si nosotros podemos hacerlo, también pueden los demás.”

¿Y cuál es el siguiente paso en Burlington? En mi opinión, está claro, fomentar y apoyar la implantación del coche eléctrico. Teniendo en cuenta que Estados Unidos tiene una población de 323 millones de personas y que es el país rey por excelencia en cuánto a matriculaciones de automóviles, calculo que en Burlington debe haber cerca de unos 40.000 coches. 40.000 coches que podrían sustituirse parcialmente por coches eléctrico que se carguen durante la noche y que contribuyan a la reducción de las emisiones de C02. Viendo el mix energético de esta localidad, fuertemente dependiente en energía hidráulica y eólica, el coche eléctrico me parecería una gran solución para hacer de esta urbe todo un ejemplo y referente de modelo de urbanismo y sostenibilidad en el transporte.

electric-cars

Como podemos ver en la imagen superior, son muchas los puntos eléctricos de recarga que se están implantando en Burlington y parece que paso a paso el mercado del coche eléctrico se abre un hueco en esta pequeña ciudad americana.

¿Logrará algún día desplazar por completo al tradicional vehículo de gasolina?

 

Cristina Tapia López



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies