Primer año de trabajo, experiencias

Hace exactamente un año, que firme mi primer contrato laboral. Las experiencias han sido muchas, el periodo ha sido duro, las horas trabajadas, superan tranquilamente el 30 % de lo establecido por la regulación social, pero todos estos factores están bien justificados y sobre todos bien aprendidos.

En estas fechas pero de 2012, aun no se me había cerrado la barba, seguía estudiando un Master (MBA) con la intención de poder crearme un futuro más esperanzador, fraguar un destino difícil, plagado de éxitos y sufrimiento, siempre con la vista fijada en el largo plazo, siempre a largo plazo…

Cuando recibí mi primera llamada de contratación, sentí por primera vez, una sensación muy peculiar, de satisfacción y de miedo a la vez, que descanso y  agitación, de pérdida y esperanza. Dejaba una etapa atrás, ahora incluso la añoro. Maldita costumbre de extrañar lo que se pierde…argg.

Hoy, continúo en el mismo puesto, habiendo pasado por muchas tareas diferentes, adquiriendo nuevas y serias responsabilidades día a día, con la satisfacción del trabajo bien hecho dejado atrás. Aquí una de las máximas que he aprendido en este tiempo; “Haz todo tu trabajo tan perfecto como si fuera el último, ya que en su momento puede parecer que no importa, pero te remorderá la conciencia en un futuro día a día”.

A día de hoy, me enorgullezco de decir que estoy creando un sendero de baldosas amarillas muy sólido y muy bien asfaltado, yendo paso por paso, piedra a piedra y escogiendo en todo caso SIEMPRE la más adecuada. No hay prisa, pero la tengo, es una carrera contrarreloj que pienso ganar y para ello, lo que hay que hacer es no despistarse nunca!

He aprendido mucho sobre el trabajo de campo, sobre cómo funcionan los equipos y sobre cómo gestionar personas, pero lo que más me ha servido es,  creo que esto es importante (cualquiera que lleve trabajando más de un año mirará con los ojos en blanco como diciendo, vaya acaba de descubrir la pólvora… XD) conocer a las personas y darte cuenta de que el trabajo es un campo de batalla, donde tienes compañeros, aliados y enemigos. Pero como buen juego de estrategia, que se juega sobre un tablero (el trabajo del día), los roles cambian por momentos, y tu aliado ahora es tu compañero y este es tu enemigo. “Cuídate de las personas, para ello se siempre bueno, nunca vayas en contra de nadie, se BUENO, pero estate atento y preparado para llevar a cabo tus maniobras evasivas, de esta forma, sus ataques se volverán contra ellos, 10 veces más fuertes”.

Y bueno, por último, está en la forma de ser de cada uno, pero hay que ser un tipo alegre, simpático y trabajador, que todo el mundo diga, yo quiero trabajar con Álvaro, hombre ya!

Ánimo a todos los que estéis en busca de empleo, y a los que ya lo tengáis, se aceptan sugerencias para el 2º año que empieza ya!!!

Por cierto, a día de hoy, aun soy un imberbe. 😉

 

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies