Software Libre vs Fuentes abiertas

800px-Mapa_conceptual_del_software_libre.svg

Aunque para muchos son conceptos similares, parecidos o idénticos, hay mucho, mucho de fondo en ambos conceptos y lo que es peor, mucha diferencia en sus planteamientos, sobre todo si lo miramos desde una perspectiva estratégica.

La fuentes abiertas interesa a las empresas realmente grandes, a las multinacionales, a las que tienen la capacidad de “sprintar” sin despeinarse mientras las de al lado se quedan sin aire para poder competir. El software libre interesa a los usuarios, incluido el Estado, y a las empresas tecnológicas pequeñas porque los protege de las maniobras de cierre.
La fuente abierta interesa a las empresas grandes y enormes es sensato dejar que sean ellas quienes los impulsen porque disponen de los recursos necesarios. Por lo tanto la apuesta de las administraciones públicas, sobre todo de las locales debe ser apostar por la libertad, por la creación de riqueza y no por la gran multinacional o consultora.

Por eso:

“Invertir” en libre es apostar por el método científico.
“Invertir” en abierto es hacer el juego al liberalismo salvaje de los mercados capitalistas, gana siempre Oracle, Microsoft y semejantes. Lo malo no es que ganen, lo pernicioso es que su ganancia se apoya en nuestras pérdidas.

Autor: Ramón Ramón
Alumno Executive MBA Sevilla


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies