El dilema de la maternidad

Motherhood

Imagen de Javier Delgado Esteban, en Flickr Commons

Solemos quejarnos, con razón, de lo inaccesible que resulta la maternidad para muchas mujeres que quieren desarrollar una carrera y en estos tiempos de paro, simplemente para las que quieren… trabajar. Es cierto que muchas decisiones se tienen que tomar de acuerdo con una escala de valores y aceptar el precio, pero resulta contradictorio insistir tanto en los “derechos humanos” y, por otra parte, castigar una aspiración tan íntima y legítima como es tener hijos, imprescindibles además para el futuro de una sociedad.

En España, la maternidad se ha ido retrasando hasta los 30,83 años, en cifras de 2010, cuando en 1990 era de 28,86 y ya significaba un retroceso notable respecto a décadas anteriores. Datos de IE Business School señalan que el sueldo de las mujeres que deciden ser madres es un 24 por ciento inferior, de media, que el de los hombres en las mismas circunstancias; también demandan contratos temporales o reducciones de jornada, lo que supone un 20 por ciento menos la hora trabajada. Estos últimos datos, si bien negativos, entrarían dentro de esa valoración que una mujer puede hacer cuando se plantea tener un hijo y siempre será más interesante que abandonar el mundo laboral. Pero no es lo ideal, ni lo justo. Sin embargo, la maternidad preocupa. Sería interesante saber cuánto ha influido en esa inquietud la presencia de mujeres en diferentes instancias públicas, pero hasta la Organización Internacional del Trabajo señala que la protección gubernamental de la maternidad está avanzando en el mundo, si bien de forma desigual y en ocasiones únicamente como un propósito en la agenda, aplazado por razones económicas o estructurales.

Otra prueba de la preocupación es la coincidencia en el tiempo de unas iniciativas tanto en el Parlamento Europeo como en el de España. El pasado 20 de octubre, el Parlamento Europeo aprobó la extensión del permiso de maternidad de 14 a 20 semanas y que se sufrague el cien por cien de la baja. Dos años ha costado llevar adelante esta decisión rodeada de enorme polémica (la batalla, de todas formas, no ha terminado), aunque la votación (390 a favor, 192 en contra) demuestra la agilidad de los lobbies femeninos y de otro tipo para convencer a los reticentes. Los motivos de oposición eran económicos, especialmente vinculados a las actuales circunstancias de crisis, pero también de defensa de la mujer, aunque parezca paradójico, ya que son muchos (también expertas) los que creen que el exceso de protección penaliza el empleo femenino, enmaraña la legislación y refuerza las desigualdades, al menos mientras el padre no reciba un tratamiento similar en este ámbito. Sin embargo, ha pesado más la idea de que las mujeres que se saben protegidas tienen menos tentaciones de abandonar su trabajo y permanecen en el empleo, devolviendo con creces la “inversión” hecha en ellas. El estudio de la Unión Europea encargado a Ramboll Group con este fin señaló que bastaría el incremento de un 1% en la tasa femenina de participación en el mercado laboral para que el gasto público quedase de sobra compensado. Actualmente, en los 27 países de Europa sólo 10 tienen permisos de 20 semanas o más y 13 financian íntegramente el permiso con dinero procedente de la seguridad social y aportaciones empresariales.

Por otra parte, en España, y ante la Comisión de seguimiento del Pacto de Toledo se presentó en los mismos días una propuesta para que se tenga en cuenta la “cotización demográfica” en las mujeres que por haberse retirado del mercado laboral o ingresado tarde en él por los hijos. Esa “cotización” se sumaría a los quince años mínimos para recibir una pensión. La iniciativa del PP, CiU, PNV y ERC-IU-ICV cuenta con la consideración inicial del PSOE y viene a iluminar un poco un panorama habitualmente apagado, además de recordar a las mujeres el alto precio diferido que pagan por su situación de desventaja en el mundo laboral.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies