Mejoras Operacionales a través de la Digitalización e Internet de las Cosas (IoT)

DigitalizacionEn los últimos meses se está hablando mucho sobre los aspectos digitales en las Operaciones de una empresa. En este artículo recojo mis comentarios basados en artículos leídos sobre empresas de clase mundial que ya están implantando estos principios tecnológicos.
En primer lugar, he de resaltar que hablar de las tecnologías digitales es hablar de la transformación que ya está ocurriendo en las empresas y que se denomina “Industria 4.0”. Esta transformación podría englobar tres tecnologías de digitalización: “Internet de las Cosas” (IoT), la “Nube” y el “Análisis de Big Data”.

Estas tecnologías pueden sin duda incidir en una mejora de las Operaciones en la empresa, ya que añaden análisis, rapidez, inteligencia, etc. y que por tanto proporcionan nuevas oportunidades de generación de valor. Sin embargo, hay que partir o bien tener claro que la Gestión de Operaciones está orientada a la forma de hacer las actividades dentro de la empresa para conseguir cumplir las expectativas que el cliente espera del producto o servicio ofertado. Es decir, una Gestión de Operaciones óptima debe conseguir una mayor productividad, o lo que es lo mismo, mayor eficacia y/o eficiencia del Sistema, de forma que se utilicen de la forma más rentable los recursos necesarios (máquinas, mano de obra, útiles e instalaciones) para la realización de todos los procesos operativos.

La digitalización de la empresa está consiguiendo hacer más fácil llegar a estos objetivos, ya que la Gestión de Operaciones implica sin duda hacer énfasis en la optimización de ciertas características fundamentales para conseguir que la empresa sea rentable y competitiva ahora y en el futuro, como son una mejora organizacional, tiempos de operación más cortos, mayor capacidad de respuesta y flexibilidad al cliente, un mejor servicio, etc.

La primera de las tres tecnologías, “Internet de las Cosas” (IoT) es la tecnología de digitalización que conecta en red a objetos físicos (personas, máquinas, etc., que contienen tecnología incorporada) y se comunican o interactúan con el entorno a través de la transmisión de información sobre algún dato que nos interese de estos objetos. Posteriormente, estos datos se utilizarán para optimizar las Operaciones, y por consiguiente los productos o servicios que ofrezcamos a nuestros clientes.

Al utilizar IoT para la recopilación de datos operativos, las empresas mejoran la precisión de la información en tiempo real y reducen la incertidumbre operativa para la toma de decisiones. Así, podremos adelantarnos a cambios en nuestros procesos operativos para adaptarnos fielmente a la demanda y a las expectativas de los clientes y siempre de forma eficiente. Esto hace que, a medio plazo, el IoT se ampliará a toda la cadena de suministro, desde el proveedor hasta el cliente final.

Todo ello hace que la tecnología basada en dispositivos en IoT esté ya marcando la diferencia y debamos estar atentos y ser proactivos para evaluar nuevas formas de llevar a cabo nuestros procesos operativos.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies