La depreciación del euro y la balanza comercial de España y de Italia

Félix López – 15 de marzo, 2015

Via Marginal REVOLUTION me encuentro con esto: Would further euro depreciation help Italy (probably not). La breve entradilla nos remite a un paper de hace medio año de Alberto Bagnai y Christian Alexander Mongeau Ospina “The impact of an exchange rate realignment on the trade balance: Euro vs. national currency – Some preliminary results with a/simmetrie model of the Italian economy”.

Leyendo lo del probably not anterior junto con el astract del paper que reproducimos a continuación, se saca la conclusión que una devaluación del euro -la que está ocurriendo ahora- no beneficiará a Italia.

It is frequently claimed that the current EUR/USD exchange rate is too high and that a depreciation of the EUR against the USD would contribute to relieve the Eurozone economy from the current state of persistent crisis. Evidence provided by the a/simmetrie annual econometric model suggests that this claim is unsupported by the data, at least as far as the Italian economy is concerned. In fact, the size and sign of the trade elasticities show that the increases in net exports towards non-Eurozone countries, brought about by the depreciation of the euro, would be offset by an increase in net imports towards Eurozone countries, brought about by the increase in Italian domestic demand. To put it simply, in case of a depreciation of the EUR, the Italian economy would not only suffer a higher costs of energy (because of the depreciation vis-à-vis OPEC countries), but also spend in Germany much of the money it earned in the US, Japan, and the emerging countries, with a net effect likely to be almost zero or negative in the first three to four years.

Bagnai y Mongeau Ospina son gente competente, así que he leído su paper con gran interés, pero más por la importancia que puedan ser sus descubrimientos para España. La situación italiana y española son bastante comparables y quizás podamos obtener alguna conclusión iluminadora con la comparación.

Como yo soy de la opinión que la depreciación del euro va a ser de gran ayuda para Italia (y España) las conclusiones del paper me han dejado, al menos por un momento, preocupado. Como media hora de preocupación.

Porque -curiosamente- el paper no da pie a lo de help (probably not) del editor de Marginal REVOLUTION, ni tan siquiera -y esto es ciertamente peculiar- a la afirmación de sus autores que “it is frequently claimed that a depreciation of the EUR against the USD would contribute to relieve the …economy from the current state of persistent crisis… this claim is unsupported by the data at least as far as the Italian economy is concerned”. El paper implica en muchos párrafos que Italia si se beneficia de la depreciación del euro, pero sus autores parece que no se dan cuenta de ello al perseguir la liebre equivocada.

Como la confusión que hemos podido detectar forma parte de un análisis demasiado común al hablar de estos temas, temas que además van a ser comentados en prensa, radio, televisión, blogs, etc. -con profunda ignorancia-  estos próximos años, mejor nos vacunamos ahora para lo que va a venir.

Lo que el paper dice es que la depreciación del euro muy probablemente no mejore la balanza de pagos comercial italiana, lo que podemos aceptar, pero que la causa de ello es que los italianos se han vuelto más ricos. ¡Vaya si ayuda la depreciación!

Estamos ante la presencia de casi un experimento controlado; nos lo fastidia un poco la bajada del precio del petróleo y lo del quantitative easing, que generarán confusión a la hora de valorar la contribución de cada factor al crecimiento europeo de este año. En Agosto de 2014 -antes de la caída del euro que probablemente no contemplaban- Bagnai y Mongeau Ospina se plantearon calcular como variaría la balanza de mercancías italiana supuesta una depreciación del euro (Italia dentro de la eurozona) comparado con una hipotética devaluación de la lira suponiendo que Italia hubiera seguido manteniendo su independencia monetaria. Dentro de, digamos dos años, podremos ver que tal aciertan en lo de la depreciación del euro (han hecho los cálculos con un 20% de depreciación, lo que es una cifra adecuada para la depreciación que estamos experimentando). En lo de los cálculos de la lira, mejor que no podamos comprobarlo.

Las simulaciones de estos dos escenarios las hacen con ayuda de un modelo econométrico de la economía italiana que han venido desarrollando, The a/simmetrie medium-run econometric model of the Italian economy, básicamente en las 14 ecuaciones del sector exterior del mismo (de un total de 72) que analizan el comercio italiano desglosado en 7 zonas del mundo, dos de ellas dentro de la zona euro. En la simulación Italia con lira el modelo predice una adecuada mejora de la balanza de pagos. Las condiciones Marshall-Lerner se satisfacen con todas las zonas menos la OPEP. Las condiciones hacen referencia a que el efecto cantidad (más exportaciones y menos importaciones en volumen) predomine sobre el efecto precio (más o igual precio por las exportaciones e importaciones, calculado en este caso en moneda local) En el caso de Italia en el euro (la situación actual) la balanza comercial mejora en general (salvo OPEP) con el conjunto de países fuera de la zona euro (esperable) pero empeora debido a efectos ingreso, que en el modelo son muy poderosos… (el 3,83 y 3,28 de Eurozone core y Eurozone perifery del gráfico siguiente de elasticidades).

the domestic aggregate demand expansion following from the increase in the net exports to non-EZ countries determines a more than proportional increase in imports from the EZ, which in turn causes a worsening of the EZ balance, larger than the improvement of the non-EZ balance

 

elasticities

No sabemos muy bien como el modelo genera el ingreso a raíz de un aumento de exportaciones fuera de la zona euro, pero el hecho de un aumento de exportaciones en 1 euro genere unas importaciones adicionales de 1,2 euros (digamos) de la zona euro para producir un déficit (0,2) supone una propensión marginal a importar de la zona euro superior a un multiplicador del comercio exterior, lo que es muy raro. Creo que imposible en Italia. Yo no deposito demasiada confianza en como se han podido derivar todos los aparentemente precisos números de la tabla. Por ejemplo, estoy seguro que estimar las elasticidades para las condiciones ML es imposible de hacer con cierto grado de fiabilidad. Pero bueno.

Lo anterior lo hemos incluido para darles una idea de por donde van los tiros de Bagnai y Mongeau Ospina, pero quizás es innecesariamente elaborado para explicar la situación real que una depreciación del euro produce en la economía italiana y la española. Las exportaciones fuera de la zona euro aumentan y las importaciones -efecto menor- disminuyen (salvo lo del petróleo y algún otro producto) Todo normal. La balanza comercial mejora. Esto es bueno. Permite a la economía crecer durante bastante tiempo sin aumento de endeudamiento externo y relaja las tensiones financieras internas. ¿Y que pasa con el comercio con la zona euro cuando el euro se deprecia? Pues lo que ocurre es que la devaluación del euro ejerce un efecto muy beneficioso sobre el comercio en la zona euro. Hace unos años hice un pequeño descubrimiento; no lo sabía antes. La variable que más incide sobre el porcentaje de cuota de mercado de las empresas españolas (exportaciones) en Alemania (y en Francia, Italia…) es el tipo de cambio del euro. Cuando el euro se deprecia nuestra cuota aumenta. Es decir, que se exporta más allí. Y al revés, si el euro se aprecia la cuota disminuye. Y lo mismo les pasa a los alemanes. Su cuota en España aumenta al depreciarse al euro. Es posible que las exportaciones españolas en 2015 a la zona euro aumenten más que las exportaciones al resto de países. ¿Es curioso, verdad? El efecto llega incluso al comercio entre las regiones de un país. Este año 2015 vamos a observar un aumento del comercio interregional español, lo que es efecto y causa de una mejora económica. Hay varias razones para este aumento del comercio interregional, o intraeuropeo fruto de una depreciación del euro; un efecto precio es que nuestros posibles clientes alemanes nos consideren ahora más baratos que unos competidores canadienses.

En 2015 es probable que las exportaciones españolas aumenten un 7% o más, pero que la balanza de pagos no mejore (puede que sí lo haga si el petroleo sigue barato todo el año). La razón es que las importaciones van a crecer bastante debido al crecimiento que estamos experimentando. Al final de año se harán cuentas y no van a faltar comentaristas que nos digan que el sector exterior no ha contribuido nada al crecimiento y que todo se debe al aumento del consumo. Un poco lo que ha ocurrido en 2014, en el cual se ha frenado la contribución del sector exterior al crecimiento. Dirán que volvemos a las andadas, que el modelo económico español no ha cambiado, etc., etc. En realidad, esto que acabo de decir lo vamos a escuchar con seguridad. Pero será un muy mal análisis. Mucho de ese consumo estará posibilitado por el crecimiento generado por las exportaciones y el mayor comercio interregional europeo.

¿Y a los italianos como les irá?. El superavit en balanza de pagos fruto de la depreciación del euro, en realidad, si se analiza bien, no es el objetivo final para Italia, sino un objetivo intermedio que posibilite uno más importante. El objetivo final es to relieve the… economy from the current state of persistent crisis, mejorar la situación económica en un periodo de tiempo no demasiado largo, periodo al final del cual probablemente los superavits comerciales fruto de una depreciación hayan desaparecido. La depreciación del euro hace esto rápido, tan rápido que el superavit prácticamente ni aparece, lo que es todo un éxito si lo miramos desde esta perspectiva. Esto, claro, es una mejora temporal; a más largo plazo el desenvolvimiento italiano va a depender de mejorar todos los aspectos de la economía sobre cuyas deficiencias se han realizado abundantes catálogos.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies