La Sostenibilidad para las empresas en 2011: Entre buenos deseos y la realidad

thumb_28042010_surveyCuando comienza un nuevo año, todos solemos pedir deseos aunque luego en la realidad, no se cumplan todos los resultados. Desconozco que porcentaje de empresas tendrán entre sus deseos ser más responsables en sostenibilidad.

Los últimos días he leído una noticia en relación a  ella, que afirmaba que el 60% de las empresas ve beneficios reales en la adopción de estrategias de sostenibilidad. Y solo un 38% de los encuestados no cuenta con planes para informar sobre su desempeño en sostenibilidad. Esta información procedía de un Estudio de KPMG  y The Economist Intelligence Unit  28042010_245Para obtener esta información se han encuestado a 378 empresas (grandes y medianas) de las cuales 62% cuenta con un programa de sostenibilidad, mientras que el 12% está en vías de desarrollarlo. En fin, son datos esperanzadores que parecen confirmar una nueva tendencia entre las compañías, en la búsqueda y adopción de prácticas empresariales sostenibles.

Ante estas noticias, me he apresurado a indagar cuales son las razones para apostar por la sostenibilidad, y estas son las que se indican:

Pero uno de los handicaps que siempre están en la mente de los empresarios es la inversión necesaria que hay que acometer para llevara a cabo las estrategias empresariales sostenibles. Pues bien un 61% de las empresas de este estudio señalan los beneficios finales son superiores a las desventajas que pueden plantear. Este porcentaje aumenta en el caso de las grandes compañías encuestadas, con ingresos superiores a 4 mil millones de euros.

¿Pero cuáles son los principales beneficios? Las empresas entrevistadas mencionan:ecogrowth_500x333shkl1668959996

20-04-unepEstas consideraciones por parte de las empresas ha llevado a Yvo de Boer, ex Secretario Ejecutivo de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y asesor especial para la Práctica de Sostenibilidad y Cambio Climático de KPMG, a afirmar que “La demanda y preferencia por los procesos empresariales sostenibles se está convirtiendo en una parte importante del entorno de los negocios”.

Y que haya completado con la consideración: “Es posible que los negocios inicialmente reaccionen ante este hecho de la misma forma en que van a reaccionar ante cualquier otra señal de su mercado. Sin embargo, una vez que empiezan a mirar sus operaciones a través de la lente de la sostenibilidad, la mayoría encuentra que los beneficios comerciales son obvios y tangibles, por lo que la agenda de sostenibilidad adquiere vida propia”.

green_globe_ok_tic_584Pero a pesar de estas ideas optimistas, una duda está presente en la mente de los empresarios. Si una vez que se han adoptado prácticas de sostenibilidad, ¿cómo medir la efectividad de éstas en el negocio?

José Luis Blasco, socio responsable de Cambio Climático y Sostenibilidad de KPMG en España, que ha señalado “…Hoy se pueden distinguir más fácilmente aquellas que gastan recursos en parecer sostenibles de otras que invierten en desarrollar nuevas capacidades que aportan ventajas competitivas reales” .

Una de las asignaturas pendientes sigue siendo la comunicación de las actuaciones sostenibles. Así el estudio ha mostrado que el 38% de los encuestados no cuenta a corto plazo con informar sobre su desempeño en sostenibilidad. Entre las razones señaladas se encuentra la falta de buena información, unida al escepticismo entre los grupos de interés respecto al valor de las prácticas sostenibles para la empresa.

42_soluciones_0df520_imagen_1Otro de los aspectos controvertidos es conocer qué medidas les gustaría a las empresas que tomaran los Gobiernos. Dos tercios de los encuestados manifestaron que un sucesor del Protocolo de Kioto es algo muy importante o crítico. La mayoría de quienes están activamente involucrados en las negociaciones con sus Gobiernos sobre el cambio climático, dijeron que están presionando para el endurecimiento de la reglamentación, principalmente a nivel internacional. Esto podría parecer que se opone a la intuición, dado que un 46% considera que un acuerdo climático global contribuiría todavía más a su carga normativa, y un 41% comentó que incrementaría sus costes de operación. Sin embargo, para muchas compañías, no es el hecho de la regulación lo que representa un problema, es la incertidumbre de no saber qué normativa podría aparecer en el futuro.

Comenzaba esta post con los deseos que las empresas tienen sobre la sostenibilidad para este 2011, y la realidad con la que nos encontaremos. Este Año que se acaba de estrenar se presenta con muchas incertidumbres: no sé si las empresas seguirán avanzando en sostenibilidad o por el contrario serán más bien cautas esperando que el escenario aparezca más definido en cuanto a exigencias y regulaciones.

306_QHJR_bombillamundoPero me gustaría finalizar, tomando una de las frases de Albert EinsteinSi buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.”, y aplicarla a las empresas. Si estas desean resultados sostenibles que les permitan innovaciones de sus productos y servicios, tendrán que comenzar por incorporar a sus estrategias empresariales: responsabilidad y ética en sus negocios, respeto medioambiental y compromiso social.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies