Entre el escepticismo y la realidad: Un camino complicado para la RSC

En los últimos años el camino de la Responsabilidad Social Corporativa  (RSC) ha sido complicado. Al igual que cuando iniciamos un viaje, y nos podemos encontrar con dificultades que nos llevan a  replantearnos si la carretera  que hemos seleccionado es la adecuada o, incluso, si el destino de nuestro viaje merece la pena.

Para algunas empresas la Responsabilidad Social Corporativa se está convirtiendo en un camino con obstáculos y sin grandes recompensas. Me explico:

42_soluciones_0df520_imagen_1

En un principio, la RSC fue  presentada como la piedra filosofal  capaz de convertir una empresa poco ética y con escaso compromiso medioambiental y social, en una empresa transparente  y reputada  capaz de tener un liderazgo ante los retos del siglo XXI.  Además, suponía convertirse en una organización innovadora y competitiva.

Pero pronto, el avance hacía la RSC ha encontrado dificultades, pues en el camino han aparecido  barreras que han puesto y están poniendo a prueba la incorporación y los logros de la RSC para la empresa y la visión que tenemos de ella. Desde ámbitos empresariales, académicos, o ciudadanos se opina que “esta panacea”, tan publicitada en informes, debates, etc. no ha cumplido con los objetivos que se le esperaba . El hecho de que hayan aparecido ejemplos de empresas que alardeaban de ser “Responsables” y realmente comprobar que solo era puro marketing y una publicidad vacía, ha generado desconfianza.

En este sentido, las personas que nos dedicamos a transmitir en qué consiste ser empresa responsable y sostenible, nos encontrarnos con actitudes escépticas, cuando no de ironía, ante la RSC, esta nueva forma de hacer negocios .

ita_sole06Como estas percepciones me preocupan, he decido que la mejor forma de hacer frente a estas opiniones es a través de contrastados informes como el de McKinsey,  para demostrar que la RSC  es beneficiosa, y que demuestran que es necesario hablar en términos financieros. También indican que más del 50 por ciento de los ejecutivos consideran la sostenibilidad de la gestión de la estrategia corporativa, del medio ambiente, social y gobernabilidad son cuestiones “muy” o “extremadamente importante” en una amplia gama de áreas, incluyendo el desarrollo de nuevos productos, la creación de la reputación. Sin embargo, las empresas no están tomando un enfoque proactivo para la gestión de la sostenibilidad: puesto que sólo alrededor del 30 por ciento de los ejecutivos dicen que sus empresas buscan activamente oportunidades de inversión en sostenibilidad o incrustar en sus prácticas comerciales.

el-pensador-auguste-rodin-748746Esta información, me ha hecho reflexionar que la realidad, es que la RSC supone un nuevo modelo de gestionar las empresas, y como toda forma nueva no está exenta de incertidumbres, y apostar por la RSC supone actuar con unas reglas de juego empresarial diferentes. En definitiva, explorar nuevas alternativas, y para ello, sin duda, hace falta que al volante de estas empresas estén lideres capaces de tomar decisiones que aunque parezcan  arriesgadas, son sin duda coherentes ante los nuevos desafíos del siglo XXI. Parafraseando a Peter Drucker  quien afirmó que La mejor manera de predecir el futuro es creándolo”, yo diría que la mejor forma de preparar a una empresa para el futuro es, que ésta apueste por la gestión sostenible y responsable en los negocios.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies