El papel de la mujer en la nueva economía. Hacia la innovación sostenible

Actualmente, nadie duda de la importancia de la incorporación de la mujer a la economía en este siglo XXI. Algo que caracteriza a esta Nueva Economía , es que ésta no se refiere a un sector concreto, sino a una nueva forma de producción y consumo, consecuencia de los cambios tecnológicos relacionados con la información, las comunicaciones y la globalización. Entre sus valores se sitúan: sostenibilidad, innovación, transparencia compromiso, tecnología, etc. Es por esta razón, que me ha parecido interesante preguntarme: ¿Qué papel tiene la mujer en la nueva economía? y ¿Cuál es su contribución a la innovación sostenible?

Como intento ser lo más imparcial posible, he decidido plantear estas cuestiones a diferentes personas. Y a continuación les relato sus respuestas:

1er Grupo: está compueso por hombres y mujeres menores de 30 años con formación de Postgrado. Consideran que la pregunta es sesgada, la nueva economía será una realidad con hombres y mujeres, y la innovación sostenible requiere de la diversidad y sinergias de hombres y mujeres.

El 2º Grupo: está integrado por mujeres y hombres mayores de 45 años, muy comprometidos en seguir avanzando en la igualdad efectiva de hombres y mujeres. Este grupo señala que nadie duda que el mundo actual es plural, integrado por hombres y mujeres. La contribución de la mujer al PIB podría alcanzar el 55% si la tasa de empleo femenina creciera 12,5 puntos e igualar a la masculina y si se avanza en un modelo productivo sostenible. Estas ideas están recogidas en el documento de trabajo, “Mujer y economía sostenible: balance y perspectivas”. El estudio parte de una comparativa estadística que refleja que, en la actualidad (datos 2010), en España trabajan 8 millones de mujeres, el 44% del total, cuando hace 25 años eran solo 3,17 millones, el 29% del total. También han aumentado las tasas de empleo y actividad, que en 2010 eran del 52% y el 66% respectivamente, mientras que en 1986 sólo el 25% de la población femenina en edad de trabajar estaba ocupada y apenas el 34% estaba activa. Con lo cual es importante valorar la aportación de la mujer en el ámbito de la sostenibilidad.

Por último el 3º Grupo: está integrado por mujeres de diferentes edades y niveles formativos, y que vienen trabajando durante décadas en sectores donde la innovación: es su razón de ser. Estas mujeres indican que el territorio de la innovación sostenible, no es privativo de mujeres o de hombres, sino que es necesario ir sustituyendo el concepto de innovación sostenible, por el de persona sostenible. Y que este es el gran cambio que se tiene que dar en el sector productivo, organizacional y cultural. Y cada ser humano tiene que ser una persona sostenible.

Una vez finalizada mis conversaciones con estos tres grupos, he llegado a una conclusión poco original: Existen diferentes puntos de vista ante el papel de la mujer en la innovación sostenible, y continuamente están apareciendo noticias entusiastas, conservadoras o indiferentes ante el rol de la mujer en los sectores ligados al nuevo modelo productivo. Aunque en una cuestión parece existir consenso: las oportunidades de las mujeres estarán relacionadas con su preparación en estos nuevos sectores de la nueva economía: ya sean mujeres ingenieras, químicas, economistas, biólogas, sociólogas,… y de esta forma se favorecerá que se desarrolle una innovación responsable, que apuesta por la sostenibilidad, pieza clave para un mundo tan global y complejo como el actual.

Me gustaría conocer, si usted se identifica con algunos de los grupos expuestos y por qué. Muchas Gracias.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies