Habitar, España 1 – Alemania 1

La semana pasada cayó en mis manos o más concretamente, pusieron en mis manos y entiendo que con intención, un artículo de  Jamie Rea, director general de Hines España, titulado “La necesidad de apostar por una construcción sostenible” (Directivos Construcción, nº 244. Pág. 22 Mayo 2011). Entiendo que la intención no era otra que provocar mi reflexión, sin contar aquel que me lo envió, que se arriesgaba a recibir mi comentario y la verdad es que no pude resistirme…

La sostenibilidad es un término que dependiendo en boca de quién lo escuchemos, pretenderá un efecto o interés, e independientemente de las muchas definiciones que pueda dársele, por más que nos lo quieran vender, soy de la opinión de que, per se, en España y en el sector de la construcción, hoy por hoy, no es negocio. Ojo…, insisto en lo de “per se” y “hoy por hoy” , todo cambia cuando a lo sostenible se le acompaña de un cambio normativo o una política adecuada de incentivos…, hasta entonces y concretamente en construcción, salvo raras excepciones, no ha pasado de ser algo políticamente correcto que sólo las administraciones o aquellas empresas que lideran negocios “sostenibles” han podido permitirse, bien por eso, por una cuestión de ejemplo positivo o por política de imagen.

A partir de ahí, sí creo que el futuro es de aquellos que sepan anticiparlo y es bien cierto que el futuro de la construcción en Europa, desde el punto de vista de las prestaciones energéticas de los edificios, está escrito; me refiero a que la normativa que regirá el sector a partir del 2020 está recogida en la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo de 19 de Mayo de 2010 y tiene supuestamente un calendario de implantación. Si a esto que viene recogido en dicha Directiva de carácter energético, lo queremos llamar construcción sostenible, pues llamémosle así, y en tal caso, el futuro de la construcción en Europa, está claro que va a ser sostenible.

Lo cierto es que, si dejamos para 2020, como habitualmente en España hacemos, el adquirir las habilidades necesarias para desenvolvernos en ese marco normativo, en ese momento, estaremos en desventaja ante aquellos que hayan realizado “la tarea” y anticipándose hayan adquirido el Know How necesario para, como dice el articulista, “… marcar la diferencia entre situarse a la vanguardia de la industria o desaparecer”.

Tengo claro que, con el panorama que se nos presenta, el impulso definitivo a estas políticas “sostenibles” tendrá que darlo la iniciativa privada; si confiamos que la administración orqueste esta “gran reconversión”, vía beneficios fiscales, incentivos o subvenciones, como que no lo veo…,  entre otras cosas porque estimo que no habrá en el futuro inmediato recursos para implementar dichas políticas y la realidad es tozuda. Por tanto, la apuesta por esta línea de trabajo deberá ser claramente privada, de carácter estratégico y con resultados a medio plazo; nada de beneficios inmediatos derivados de realizar viviendas sostenibles; los españoles desgraciadamente estamos en otra cosa…, con otras preocupaciones…, por ello discrepo cuando el articulista argumenta, “…especialmente cuando hablamos de viviendas, la clave no está en producir más barato, sino en vender más y mejor, y para diferenciarse, satisfacer la demanda, y la demanda prefiere viviendas mejor diseñadas, más sostenibles y más eficientes.”, acepto la parte final de la sentencia…, pero niego la inicial; efectivamente la clave está en dar diseño, eficiencia y calidad…, pero si ello implica incurrir en incremento de coste…, lo siento…, vuelva usted mañana…; no dudo que la demanda prefiera todo eso, pero no puede permitírselo…; ¿Complicado conciliarlo todo, verdad?…, sí, pero es precisamente ahí, en esa dificultad, donde se revela una oportunidad, una necesidad no cubierta…

Volviendo sobre la Directiva; en la confianza de que será la obligación normativa la que verdaderamente acabe por imponer la sostenibilidad en construcción allá por 2020, como siempre, están los más listos de la clase, aquellos que imponiendo su influencia, a 10 años vista, son capaces de dejar su “semilla” en el marco legal para con ello garantizarle un brillante futuro a la marca nacional de sostenibilidad en materia de construcción; me refiero a Alemania y al standart alemán Passivhaus. A poco que se preste atención a la lectura de la Directiva 2010/31/UE y al argumentario del standart Passivhaus, será inevitable encontrar en la primera, definiciones que recuerdan univocamente al segundo; de ahí,  a anticipar una futura reconversión de las normativas nacionales europeas al doctrinario Passivhaus, si se quiere ponerle imaginación, sólo hay un paso…, por extensión, el que los alemanes impongan la tecnología y sistemas que se derivan o en los que se sustenta el Passivhaus, en el resto de países, también estará servido. Porque además, desde mi punto de vista, resulta que, como suele ser habitual en los teutones, los principios de dicho standart, son realmente buenos…, y parece ser que los resultados energéticos, también.

Para aquellos que, habiendo decidido iniciar el camino de la sostenibilidad en construcción, en el aspecto energético escojan la especialización en el standart Passivhaus frente a la elección de otros sistemas de calificación, puede representarles una buena oportunidad por dos razones; primera, en cualquiera de los casos cumplir dicho standart garantiza actualmente cumplir la normativa nacional y en el futuro también; segunda, dicho standart está especialmente contrastado en climas fríos, pero a pesar de programas de investigación desarrollados al amparo de la CE, en climas cálidos o mediterráneos no está suficientemente desarrollado, precisa de investigación e innovación y por consiguiente su exitosa resolución añadirá valor y ventaja competitiva a la empresa que lo implemente…, a buen entendedor…

En definitiva, si en la semifinal de Sudafrica, el 7 de Julio a los alemanes les metimos un gol, el 19 de Mayo, ellos ya nos habían metido otro…, así que ya sabeis…, España 1- Alemania 1.


Habitar Spain´s way II

Lo siento…, pero me vais a tener que soportar…, un poco más; ahí va otro post de edificación residencial prefabricada made in spain; en este caso se potencian aspectos estéticos y económicos por encima de las prestaciones energéticas, al menos éstas últimas no constituyen explícitamente el núcleo central del argumentario de los promotores, pero hay que reconocer que, si ese círculo estuviese cerrado, sería un ejemplo de muy alto nivel.

Acero

El reconocido estudio de arquitectura A-cero, ha apostado por compatibilizar, a su estilo, el lujo y el diseño con unos precios asequibles y todo ello mediante la construcción modular prefabricada; la muestra, su linea de viviendas modulares Basic; viviendas de 82 m2 desde 89.000 €. Complementan dicha oferta con otros modelos y la posibilidad de contratar el interiorismo, paisajismo, piscina…, en fin, podrán gustar más o menos, pero hay que reconocer que han tenido la capacidad de anticiparse, con criterio propio, en un segmento de escaso predicamento en España…; deben de haber constatado lo que algunos intuimos, un segmento de mercado significativo, que en su caso fundamenta el despliegue de medios con el que han ejercitado su apuesta…, página web de calidad, viviendas piloto en Madrid y Ferrol…, interesante…, para saber más, su web, Acero modular.

Modular-House-in-Madrid-Spain-by-A-cero-architecture-Studio

Modular-House-in-Madrid-Spain-exterior-building-and-swimming-pool

Modular-House-in-Madrid-Spain-interior-design-dining-and-living-room


Habitar Spain´s way

Pues eso…, que no todo iba a ser producto foráneo, que aunque el sector del prefabricado en edificación residencial esté en pañales en España,  existen algunas empresas y empresarios que han apostado claramente por esa interpretación del proceso constructivo. Simplemente referenciaros algunos:

CompactHabit

Se trata de un proyecto que nace en el seno de la empresa catalana Constructora D´aro y que en 2007 fue merecedor del Premio Construmat.

Según su web podemos encontrar 4 tipos de Compact habit, para abarcar las necesidades de cada familia. Empezando por el producto básico que consta de 40 m2, distribuidos en un dormitorio doble, baño y salón con cocina, hasta el más completo que tiene 80 m2 y contiene 2 dormitorios dobles, dormitorio individual, 2 baños, salón con cocina.

Como todo proyecto modular prefabricado fundamentan sus bondades en cuatro puntos:

1- La sostenibilidad:
“Compact Habit es una vivienda sostenible, está pensado para dar un paso hacia adelante en lo que concierne a sostenibilidad, para ello propone aumentar el control en el uso de los materiales, disminuir el consumo energético en el proceso de fabricación y montaje de la vivienda modular. Disminuye la generación de residuos, el impacto acústico y las emisiones nocivas gracias al transporte del material en lotes completos en vez de pequeños volúmenes.
Además su fuerte lo encontramos en el reciclaje gracias a la posibilidad de reutilizar sus módulos al 100%.”

2-La seguridad:
En la elaboración de un proyecto de arquitectura los riesgos laborales son elevados, pero en el caso de estas viviendas modulares se disminuyen gracias a los procesos industrializados, siendo más abundantes los trabajos en interior que al pie de obra, con esto a la vez aumentan el confort de los trabajadores.

3-Calidad:
La calidad de los materiales está garantizada, gracias a un seguimiento exhaustivo de controles de calidad y estabilidad. Esto se deja notar en el producto final tanto en la estructura, en los interiores y en las carpinterías.

4-Tiempo:
Al ser una vivienda modular, los tiempos de ejecución se disminuyen drásticamente, sumado a un stock efectivo para tener una pronta respuesta a los pedidos realizados.


Así construyen,


Habitar Limits

A la vista de algunos trabajos realizados con prefabricados, cuesta hacerse una idea de dónde están realmente los límites de este tipo de edificación si se atiende a los resultados estéticos, de calidad, así como de tiempo de ejecución. En los próximos posts me gustaría mostraros sólo algunos ejemplos; el primero, el trabajo sobre una residencia de estudiantes de los norteamericanos Interface Studio Architecture

1296745224-image1-streetview-749x1000

1296745249-image5-construction-1000x666

Es complicado vencer ciertos prejuicios firmemente asentados en la opinión popular, de ahí que, con frecuencia, se caiga en tópicos sin fundamento que conducen a asociaciones de corte peyorativo; uno de los más comunes, coches japoneses que se asocian a baja calidad, sin embargo, ahí está Toyota para demostrar lo contrario; la opinión acerca del sector del prefabricado podría asimilársele, aunque siempre habrá alguien dispuesto a abrirnos los ojos…


Habitar Wise space

Hasta hace muy poco, necesitar más espacio, llevaba a muchos, casi de forma automática, a plantearse como opción cambiar de casa; sin embargo,  en el contexto actual, aquello que el fácil acceso a la financiación posibilitaba, es en muchos casos inviable o reconsiderado, abriendo oportunidades a productos que hace un par de años no hubiésemos contemplado, por ejemplo, una buena reforma. Sin embargo, para aquellos que disponen de un pequeño jardín, se abren otras opciones que vienen teniendo una gran aceptación en países como el Reino Unido; me refiero al mundo de los Sheds.

TfERXps10z

¿Qué es un Shed? Pues ni más ni menos que un espacio, habitualmente de pocos metros cuadrados y de construcción prefabricada, que instalado en el jardín de la casa permite disponer  de espacio extra para oficina, gimnasio, cuarto de invitados y todo aquello que se pueda imaginar. Su verdadero auge en paises como UK, está viniendo de la mano de nuevos hábitos que cada vez se constituyen como una opción más frecuente y que muchas empresas ofrecen e incentivan, el teletrabajo desde la propia casa; en inglés Shedworking. Esto está provocando que haya un incipiente mercado en torno a los Sheds, con cada vez más y mejores prestaciones, entre ellas, todas las relacionadas con la eficiencia energética y la sostenibilidad y con diseños muy conseguidos…, espero que os gusten, ahí teneis algunos enlaces; StudioniRoomworks…, en el futuro seguro que volveremos sobre ellos…

1


Habitar e-drawings

La gran mayoría de nosotros, por norma, no se plantea que su coche sea exclusivo en el estricto sentido de la palabra y aquel que lo pretendiese, para empezar, debería de asumir un coste significativamente superior a lo que habitualmente consideramos como coste normal de un vehículo; sin embargo este  proceder, que parece obvio en términos de obtener los beneficios inherentes a la economía de escala, cuando hablamos de vivienda, no se aplica en toda su dimensión y a poco que el individuo tiene la posibilidad, abandona el pragmatismo para perderse en la búsqueda de lo único y exclusivo con menoscabo, muchas veces, de lo eficaz y óptimo.

IA-48ft_elev.crop00.sjpg_225_120_1_75_1_50_50.sjpg

A sabiendas de que una reivindicación de lo seriado puede encender los ánimos de aquellos que se dedican al arte de proyectar viviendas y sin ánimo de provocar polémicas que tienen fácil defensa desde un punto de vista y desde el contrario, traigo a este post, como muestra de iniciativas que bien pudiesen conjugar el acceso asequible a la exclusividad de la mano de construirse una vivienda diseñada por arquitectos de primera fila, a Hometta, una forma de, gracias a la potencia de internet, poner en contacto el trabajo de profesionales con un mercado potencialmente masivo de clientes, por supuesto en beneficio del coste; ¿a quién le molestaría que su vivienda unifamilar tuviese réplicas en Arkansas, Huelva o Buenos Aires y los costes de dicho proyecto estuviesen implícitamente repartidos?

Dibujo


Habitar 2.0

Como continuación al primer post en el cual hacía referencia a la empresa filial de IKEA, BOKLOK; toca al turno a aquellas iniciativas en edificación residencial que empiezan a sacar partido a los recursos que ofrece Internet.

E01

Hive Modular es un concepto de empresa ligada al sector de la vivienda modular prefabricada que se caracteriza fundamentalmente por tres cosas; un diseño muy personal, una amplia variedad de modelos y un precio asequible; con esta presentación podría pensarse que hablamos de la colección de primavera de Zara, pero en realidad estamos ante una interpretación de cómo ofrecer viviendas en tiempo record, con alta calidad de acabados y sin menoscabo de aquellas cualidades que uno espera tener en su casa…, no está mal para ser un producto que se construye en fábrica, se transporta en camión con muebles instalados y se monta en unos días…


Habitar

Actualmente, plenamente ya metidos como estamos en el siglo XXI, hay cosas muy importantes en nuestra vida que, chocantemente, se siguen abordando de forma muy similar a como lo hacían nuestros padres, nuestros abuelos y los padres de estos…, actividades que, a pesar de la evolución de la tecnología y las ciencias no han sufrido la transformación revolucionaria  que hemos visto en otras disciplinas; la educación, es un ejemplo; mi hija de ocho años, Marta, sigue recitando las tablas que yo mismo recité más de treinta años atrás para aprender a multiplicar; la construcción de viviendas es otro, en este caso, yo mismo, he pasado los últimos quince años construyendo de forma muy poco diferente a como lo hacían los romanos…

Considero que, el simple hecho de que nos llevemos gran parte de nuestra vida trabajando para pagarla, es razón suficiente para que consideremos que la vivienda, su adquisición, su elección como elemento vertebrador del hogar, es una de esas cosas importantes que nos suceden en la vida y que al igual que el sistema de educación actual, ante la evidencia de necesidades no plenamente satisfechas, tienen aún pendiente su particular revolución.

Hace algo más de tres años y movido en buena parte por el desencanto sobre lo que hacía, comencé de forma habitual a bucear en la red en busca de todo aquello que me diese pistas sobre cómo encarar la edificación de viviendas de una forma más eficiente y con mejores resultados de los que veníamos los profesionales ofreciendo con los sistemas tradicionales.

Inauguro con éste una serie de posts dedicados a todo aquello relacionado con la vivienda que en este tiempo me ha llamado de alguna manera la atención, con el ánimo de que puntualmente sirva como hilo conductor a otras problemáticas relacionadas, como la eficiencia energética, el urbanismo, el diseño o la sostenibilidad, esperando con ello provocar una reflexión por parte de todos, profesionales y simplemente usuarios sobre, insisto, una de esas cosas importantes que nos suceden en la vida…, habitar una vivienda.

Para abrir boca, ¿qué os parece la iniciativa inmobiliaria de la archiconocida Ikea?, BOKLOK, viviendas prefabricadas, supuestamente asequibles y con características sostenibles; por el momento sólo disponibles en Inglaterra, Suecia, Noruega, Dinamarca y Alemania. Ahí va la pregunta, si estas viviendas mantuviesen la filosofía que Ikea aplica a sus muebles; diseño y calidad a un precio asequible, ¿Sería para ti un handicap el que sean prefabricadas?

mfh_ext_bl_facade_no05_web



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies