Habitar, en alquiler

Algunas veces es mejor que tus intuiciones no se cumplan, sobre todo porque la satisfacción de hacerlo, no compensa el verse inmerso en los escenarios que confirman esas intuiciones. Que en España el alquiler, frente a la compra de vivienda, esté porcentualmente subiendo como opción de acceso al disfrute de la vivienda, (CincoDías.com 15/11/2011), lo que era mi intuición…, es reflejo de que; sigue sin haber crédito, que la renta de los que trabajan es más baja,  que son más los que queriendolo no encuentran trabajo y que el precio del parque de viviendas existentes, aún no ha bajado lo suficiente como para estar al alcance de aquellos que la necesitan…, porque no siendo así, ese porcentaje no subiría y los españoles seguirían comprando vivienda…, somos como somos.

Es curioso a la vez que, a pesar de estar sufriendo una crisis de una duración e intensidad históricas, sea tan sólo, tras cuatro años de tan singular cúmulo de adversas circunstancias, cuando empieza a cambiar la tendencia atávica de la sociedad española de acceder a la vivienda mediante su compra; muy fuertes deben ser las razones que originan el que sea tan dificil invertir esa tendencia y algún provecho debe poder sacarse del entendimiento de los mecanismos que hasta ahora la han mantenido así y que ahora comienzan a cambiar. Poner de manifiesto estas circunstancias, como se ha hecho en muchos ocasiones, no es lo mismo que entenderlas…, intentemos hacerlo…, es el futuro, que ya está aquí…

El alquiler en España ha tenido tradicionalmente algunos problemas estructurales sin resolver; la falta de incentivos fiscales, el alto valor del suelo que ha incidido en los elevados precios de los alquileres y la casi nula agilidad judicial que generaba desconfianza en el propietario y le llevaba a pedir avales y fianzas elevadas, han perjudicado a arrendadores y arrendatarios; si a esto unímos la falsa percepción de que la inversión en ladrillo era una inversión segura que núnca perdía valor y el espejismo del fácil acceso al crédito para compra, más allá incluso al 80% del valor del inmueble, la verdad es que los incentivos a la compra superaban con mucho a los posibles atractivos del alquiler.

Habiendo vivido el Boom Inmobiliario de cerca, podría añadir otras razones más sutiles, a mi juicio, no menos importantes; primero, los promotores privados y bancos financiadores nunca apostaron por promocionar viviendas en régimen de alquiler, la razón, obvia, ¿para qué invertir en un modelo de retorno lento, cuando tenían asegurado con la puesta en venta, un modelo de retorno rápido, sin además, apenas uso de recursos propios?; segundo, nunca existió una industria promotora con dedicación y especialización en el alquiler, el producto que se ofrecía y se ofrece en alquiler, estaba pensado en cuanto a superficie, calidades, dotación de servicios y ubicación, para un modelo de comercialización en venta…, de partida, no parece un buen enfoque; el manual indica que todo producto debe de responder, específicamente, a las necesidades de su cliente; el perfil del cliente que quiere alquilar y el del que quiere comprar, no tiene porqué coincidir.

Y estamos en 2011…, cambian las condiciones económicas, se incentiva fiscalmente el alquiler a arrendador y arrendatario, se estrena una ley que pretende instaurar garantías al arrendador y agilidad en el deshaucio de morosos, y aunque mi opinión es que, no son estas medidas las desencadenantes, por fin los españoles se arrancan tímidamente…, incrementado en poco más del 2,5 % la tasa de aquellos que acceden a la vivienda alquilando…, ¿es esta una situación transitoria?, mi apuesta es que no, que la situación económica desgraciadamente persistirá lo suficiente para que se modifiquen de forma estable nuestros hábitos en la forma de acceso al disfrute de la vivienda, como en tantas otras cosas, y que por añadidura se va a dar la doble percepción necesaria para que el alquiler sea la vía directa a cubrir una necesidad no satisfecha, la del acceso a la vivienda; en definitiva, que quedará reforzada la percepción del alquiler como opción válida, por parte de quien personifica la demanda,  díganse los usuarios y por quienes personifican la oferta, díganse las inmobiliarias o Bancos.

Necesidad de acceder a la vivienda la hay…, del orden de 300.000 familias se constituyen anualmente; en este contexto, los usuarios, por necesidad, ya están plasmando ese cambio de percepción al que antes aludíamos, a los datos me remito, pero las inmobiliarias/bancos, curiosamente también; aunque aparentemente podrían optar por otras opciones, como pudiera ser, bajar los precios hasta que coincidiesen con lo que pueden pagar los que demandan, está quedando claro que en realidad, no es un opción para los Bancos, Cajas y Promotoras. No lo es, por el simple hecho de que, vender a determinados precios, aquellos que les permitiría aliviar el stock de viviendas y suelo que acumulan, equivaldría a reconocer en sus balances el verdadero valor de esas viviendas y suelos, poniendo de manifiesto que podrían estar en muchos casos en quiebra. Y llegados a este punto es donde se comienza a instrumentar, aunque lo llamen de otra manera, mecanismos que permitan poner en valor el brutal stock de viviendas del que disponen mediante un mal menor que responde al pensamiento profundo de: «si no puedo vender porque se manifestarían mis miserias, voy a poner en alquiler las viviendas que por castigo tengo y como mal menor, obtengo un doble efecto, el de generar negocio con esos activos que no puedo vender a un precio que no me tumbe y el de «vender «Obra Social«, así lo hace la Caixa, por más que se anden con eufemismos, por muy bonito que lo pinten…; otros lo seguirán…

Porque como me tweetea mi compañero @fgrabiel repetidas veces;

@samser1150 Pisos vacíos a montones y gente que no puede comprarlos: es una combinación irracional y estúpida.

@samser1150 Que la banca esté hasta arriba de suelo y casas y una pareja joven no pueda comprarse un piso delata que el sistema apesta.

Y cuando él se interesa por el tema: Leyendo ‘¿Y si en vez del banco malo la banca vendiera los pisos a precios que se pueden pagar?’ http://www.expansion.com/blogs/la-banca-gana/2011/11/25/y-si-en-vez-del-banco-malo-la-banca.html vía @expansioncom

Yo no puedo dejar de replicarle:

@fgabriel no lo harán, los balances lo aguantan todo; vender reflejaría el verdadero valor de los inmuebles y sabríamos que están quebrados

He aquí el secreto de twitter, muchos párrafos para el contexto, 140 caracteres para lo fundamental.



Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies