Juicio Laboral. Despido de una mujer embarazada.

Eran casi las 12 del mediodía cuando el pasado 10 de enero (después de habernos equivocado de edificio) entramos en el Juzgado de lo Social de Sevilla. Elegimos un  juicio  y cuando entramos vimos que había unas seis personas junto con los abogados.

La demandante era una mujer embarazada que había sido despedida por su empresa cuando estaba embarazada de ocho semanas. Ella aseguraba que esa era la única razón por la que la habían despedido.  La empresa alegaba cuestiones económicas por el despido y, también, que la mujer no estaba embarazada en ese momento.

El juicio quedó visto para sentencia, pero yo personalmente pienso que la resolución será un despido improcedente por lo que se considerará nulo sobre todo si no existe una causa justificada y procedente que esté relacionada con la competencia laboral y no con la maternidad. Por tanto, la mujer será readmitida, además de que le corresponderá algún tipo de indemnización.

En estos últimos años se han estado realizando más despidos debido a la crisis económica, por ello es usual que alguna mujer embarazada encabece la lista de posibles despidos de una empresa. Así, yo considero que se están  violando los derechos de la mujer y se atenta contra la maternidad.

Yo puedo decir por la experiencia que viví con compañeras mías de mi último trabajo que se tiene un miedo enorme al empresario en lo que se refiere al despido por un embarazo. En esa empresa, todos teníamos un período de prueba de 3 meses, lo que quiere decir que si durante ese tiempo no haces bien tu trabajo o, simplemente, no les gustas pueden dar por terminado el contrato laboral. Por tanto, si alguna mujer se quedaba embarazada durante ese período, era aconsejada por amigos y familiares a que no dijese nada sobre su embarazo hasta que superara dicho período. Así se vería más protegida porque seguramente la despedirían por cualquier otra razón.

Por otra parte, creo que los empresarios cada vez se piensan más si despedir a una mujer embarazada ya que les podría salir muy caro, de lo que no estoy tan segura es de si una vez la mujer se reincorpore después de haber tenido a su hijo, al empresario se le podría ocurrir algún otro motivo para despedir a la mujer. ¿Tú qué pensarías que haría?

 


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies