Seamos optimistas

Hace unas semanas nuestro compañero Diego nos planteaba un poco de humor en su post “En clave de humor
Y viene muy bien porque en estos días nos sorprenden noticias como el hachazo de los fondos de ENISA para empresas de base tecnológica, como podemos leer aquí “Bofetón a las Startups”

La discusión de si el gobierno debe o no debe apoyar a la innovación y de cómo debe hacerlo es antigua y no tiene una respuesta clara. En el propio artículo algunos destacados actores se postulan contra el CDTI y contra ENISA. Yo discrepo totalmente: en el pasado reciente, con la crisis y con la financiación bancaria cerrada a cal y canto, realmente el papel de estas entidades dependientes del gobierno ha sido una alternativa a las vías clásicas. No se trata de que los proyectos apoyados sean mejores o peores, es que en estos duros años, ésta era casi la única vía posible para el arranque de los proyectos…

De todas maneras, aunque la realidad es obstinada y el revés es muy importante, debemos ser optimistas: El rendimiento del dinero en Europa está en mínimos históricos. Así que, aunque no sea su opción preferida, la inversión en nuevos proyectos va a tener que ser una opción para obtener rendimientos: ¿Qué el dinero tiene aversión al riesgo? Sí, pero en muchos casos las certezas van a ser rendimientos negativos… Más de uno va a tener la tentación de arriesgarse.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies