entrevista con Fernando Moreno-Torres Camy. MTC SOFT.

Para conocer de primera mano la historia de algunas PYMEs vamos a contar con los testimonios de distintas empresas. En este caso Fernando Moreno-Torres Camy. Director Gerente de MTC SOFT, con más de 20 años de experiencia. Empezamos con la primera parte:

Informal---2Nos podrías explicar muy brevemente qué hacéis en tu empresa y vuestra trayectoria.

Desde 1.983, primero de forma personal y casi como aficionado y a partir de 1.992 como “empresa”, mi trabajo principal es hacer software, crear programas informáticos.

Primero fueron videojuegos, todavía de estudiante de ingeniería en Madrid, y desde 1.987 programas de gestión (mucho más aburridos, pero más estables económicamente).

En realidad también somos “integradores”, porque damos soluciones “llave en mano” que incluyen con frecuencia ordenadores, impresoras, sistemas operativos… proyectos completos y con un único teléfono de asistencia, algo que valoran muchas empresas. Pero esas tareas las hacemos como complemento: lo que nos gusta es hacer programas, cuanto más bonitos, sencillos de usar y útiles, mejor.

Personalmente apenas programo, aunque sí participo en el análisis de nuevos proyectos. Sin quererlo, pero inevitablemente, me he convertido en empresario, lo que en el caso de las PYMES significa ser “el hombre orquesta”: recursos humanos, gestión financiera, director comercial… un poco de todo. Aunque me sigue gustando mucho participar en la dirección técnica de los proyectos.

¿Cuáles son las dificultades por las que habéis atravesado?

¿En los últimos 25 años? De todo tipo.

Inicialmente la primera gran pregunta era: ¿voy a trabajar por libre o busco un puesto de trabajo “fijo” en una empresa? En esa etapa el mayor problema era la falta de “presencia” profesional de cara a nuevos clientes. A todos les daba miedo, con razón, que desapareciera en cualquier momento. Fue uno de los principales motivos para crear MTC Soft.

Centrándome en mi última aventura, la creación de un traductor automático, el principal problema ha sido técnico: nos ha costado más de 6 años desarrollar el producto.

En otros casos los problemas técnicos no han sido los más importantes. Por ejemplo, nuestro programa de gestión documental fue relativamente fácil de hacer, pero la difusión comercial está siendo muy lenta. Siempre he tenido problemas con los comerciales, ya sean personal contratado, subcontratado o distribuidores. Es algo que nunca se me ha dado bien. ¡Y de nada sirve tener un gran producto si no lo vendes!

¿Pensaste en algún momento en abandonar el proyecto? ¿a partir de qué momento/hito viste que iba a funcionar?

En productos anteriores no hemos tenido grandes problemas ni “crisis”. Normalmente han sido encargos y no han requerido una gran inversión inicial por lo que la trayectoria ha sido relativamente estable.

Si hablamos de VICTOR (el traductor), la historia es muy diferente. 6 años gastando dinero sin ver claramente los resultados ha sido todo un reto. Han sido muchas las ocasiones en las que nos hemos planteado que no íbamos a conseguirlo. Y hablo solo del producto, no ya de la comercialización, que tiene otros problemas.

Durante años es la propia fe (no se me ocurre otra palabra) en el proyecto la que te lleva a seguir adelante. Confianza en el socio técnico (la traductora que lo ha diseñado) y en nuestras propias capacidades como desarrolladores de software. Muy recientemente el propio producto, los resultados que obtiene, marcan un hito que parece sin vuelta atrás.

Es muy fácil “autoengañarse” y tirarse a la piscina con un Power Point. En este sentido uno de los socios ha sido siempre el más “objetivo” y compensa el exceso de optimismo de los otros dos, que quizás nos dejamos llevar por el entusiasmo. O gracias a él hemos conseguido terminarlo.

¿Cuál es el siguiente reto para tu empresa? y cómo lo afrontáis

Cada producto tiene su recorrido. En un extremo, nuestro programa de gestión notarial (23 años ya) está en un mercado muy maduro y pequeño. Solo aspiramos a mantenernos o ampliar poco a poco el número de clientes.

En el otro extremo, VICTOR se encuentra con un mercado virgen y enorme, prácticamente ilimitado. Para este producto nos estamos preparando para un crecimiento exponencial y desde luego internacional.

Otros programas tienen otro recorrido y cada uno necesita un plan de negocio diferente.

¿Habéis recibido financiación?. Si es así nos puedes explicar dónde y cómo lo habéis conseguido.

A lo largo de tantos años hemos recibido varias ayudas públicas, pero no han sido significativas. Para el desarrollo de VICTOR recibimos una ayuda a fondo perdido de la Agencia IDEA de la Junta de Andalucía. En su momento representaba el 25% de la inversión, pero al alargarse el proyecto, y los gastos, ha resultado ser de poco más del 10%.

Ahora estamos planteándonos un “socio financiero” o ayuda para la difusión internacional y la comercialización.

… continuaremos con la segunda parte.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies