Empresas Redepyme: Pol Nuñez

María del Mar, junto a su hermana Delia, tiene un taller de diseño y costura, www.polnunez.com, sobre trajes de novia y de flamenca.

Para conocer más sobre la empresa, entrevistamos a María del mar Núñez.

¿Como surgió la idea de hacer un curso en EOI?

Teníamos la idea de montar la empresa antes de acudir al curso, y decidimos contar con EOI para recibir la formación necesaria para ello, por ejemplo en temas relacionados con economía, planes de negocio… Nosotras aportábamos la parte creativa y el resto lo aprendimos de la Escuela de Organización Industrial. Ten en cuenta que mi hermana Delia ha estudiado Turismo y yo Diseño, es decir, nada relacionado con la empresa y esa parte es muy importante si quieres que las cosas te vayan bien.

De la oferta formativa de EOI, ¿qué curso hiciste?

Realicé el programa de Creación y Desarrollo de empresas en el 2003.

¿Recuerdas a algún profesor o profesora que te haya marcado especialmente?

Recuerdo muy bien a Vicente Alvero quien fue el tutor a lo largo del curso. Como anécdota recuerdo que cuando le contamos que queríamos montar un taller de costura y que no íbamos a tener ascensor, tan solo unas escaleras, nos dijo “esto no es operativo”. Se peleaba con nosotros en el buen sentido. La realidad fue que para nuestros el empezar como un taller pequeño de costura no nos fue mal, pero siempre nos acordábamos de lo que nos decía Vicente. Cuando dimos el paso a ponernos a pie de calle fue para nosotros un paso hacia adelante tanto en el aspecto cuantitativo como en el cualitativo.

A vuestro modo de ver, ¿qué ha supuesto para vosotros el paso por EOI?

Poner los pies en la tierra. En EOI se analiza tu plan de negocio y trabajas con números reales. Con todo esto te haces una idea de lo que necesitas de inversión para empezar. Cuando acabamos el curso montamos nuestra empresa. Posteriormente en los seguimientos que nos hacía EOI, nos iban ayudando en el sentido de decirnos si el camino que llevábamos era bueno o no. Siempre que hemos pedido ayuda a EOI la hemos recibido.

¿A qué se dedica vuestra firma?

Bueno, nosotros nos dedicamos desde el 2004 al diseño de vestidos de novia y flamencos. Actualmente disponemos de dos tiendas. Una en Sevilla donde trabajamos los trajes de novia y flamenca y otra recién inaugurada hace unos meses en Madrid. En esta última estamos con los trajes de novia. Disponemos de una página web cuya dirección es la siguiente: www.polnunez.com.

¿Cómo surgió la idea de montar este negocio y a qué necesidades responde?

En mi familia todos son empresarios y nosotras dos (mi hermana Delia y yo) teníamos el afán emprendedor corriendo por nuestras venas, pero ninguna de las dos habíamos estudiado nada relacionado con la empresa. Empezamos trabajando para las amigas, algo muy casero, y cuando vimos que empezaba a haber demanda, decidimos lanzarnos con nuestro proyecto. La acogida en los inicios de nuestro proyecto fue muy buena.

Los comienzos son siempre difíciles, ¿cómo fueron los vuestros?

Pues supongo que como la gran mayoría de los emprendedores que inician su camino como empresarios. Tuvimos un comienzo difícil, fácil en cuanto a la aceptación tanto por parte de la gente, como por parte de la prensa, pero difícil en el sentido de pedir créditos para poder iniciar nuestra nueva vida como empresarias. Ha habido momentos en los que hemos estado apunto de quebrar. Actualmente podemos decir que nos estamos consolidando.

¿Cuál es el estilo que ofrece Pol Nuñez en sus diseños?

En los trajes de flamenca ofrecemos un estilo muy marcado y diferenciado del resto. Son trajes que parecen antiguos pero con un toque renovado, sobretodo por los tejidos que utilizamos. Son tejidos muy poco usuales para flamenco y eso es lo que nos diferencia del resto.

¿Y la filosofía de trabajo?

Nuestra filosofía de trabajo es bien sencilla trabajo, trabajo y más trabajo. Nunca hay que perder el norte en las tendencias, de lo que la gente quiere. Si hay crisis sacrificamos un poco nuestros beneficios para que la gente siga vistiendo de Pol Nuñez.

De los eventos nacionales e internacionales en los que habéis participado, ¿con cuál te quedarías y por qué?

Me quedaría con la experiencia de Bruselas, primero porque desfilamos junto a Vitorio & Lucchino y en segundo lugar porque éramos como una explosión de color debido al amplio colorido de nuestros diseños. Allí los tonos eran muy grises. Digamos que por lo menos nuestra presencia sorprendía.

¿De qué forma os está afectando en vuestro negocio la desaceleración económica del país?

Nosotros en nuestro negocio no hemos visto una marcha atrás, en principio eso se puede deber a que hemos mantenido los precios con respecto a otros años, los ajustamos lo máximo posible.

¿Cuáles son los objetivos de futuro para la empresa?

Afianzar la tienda de Madrid e intentar desfilar a nivel nacional o internacional en ferias de novias de alta costura.

¿Cuáles son los desafíos diarios a los que se enfrenta una empresaria como tú?

Nos ha costado muchos años buscar profesionales de calidad, tanto cortadores como costureras, como patronistas, ahora podemos decir que sí los tenemos, después de probar a mucha gente. La mejor ayuda que podría tener la moda andaluza es dar formación a este tipo de perfiles que además muchos de ellos se van a perder como por ejemplo bordadoras. Como alguien no las fomente se perderán y son fundamentales para el negocio de la costura.

Desde que eres empresaria, ¿cuál ha sido tu momento más crítico como empresaria?

Llegamos a estar casi en quiebra cuando llevábamos 2-3 años.

¿Y el momento más dulce?

Cuando mi hija presentó la primera colección para Pol Nuñez y ver que fue recibida con mucha aceptación.

¿Cuáles es la decisión más difícil que ha tenido que tomar?

El despedir a algún empleado. Para mí es lo que más me cuesta. Actualmente la gente que trabaja con nosotros lleva mucho tiempo, podemos decir que formamos un gran equipo.

¿Qué recomendarías a los potenciales emprendedores de hoy en día que quieran trabajar en el mercado de la moda?

Que estén muy preparados y que tengan carácter. Hay que tener en cuenta que el mundo de la moda es por un lado muy ilusionante y al mismo tiempo muy desilusionante. La parte ilusionante es cuando ves tus diseños en la calle y la parte desilusionante cuando haces algo que no tiene salida.

Muchas gracias, Maria del Mar Nuñez

Puedes conocer más en 15 años de Redepyme


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies