Eficiencia Energética en el Sector Industria

ahorroSeguimos trasladando, a modo de guía de buenas prácticas, los resultados que estamos obteniendo en las consultorías a pymes que desde EOI Escuela de Organización Industrial realizamos en torno a la ecoinnovación.

En este espacio os queremos contar algunas medidas y consejos que ayudan a las Pymes Industriales a ahorrar energía y, por consiguiente, a ayudar a que sean más competitivas.

Los mayores consumos energéticos en el sector industrial se centran en los procesos de generación de calor y frío en equipos industriales específicos.

Una manera de reducir el consumo es actuar sobre el rendimiento en el proceso de generación del calor, tratando de aumentarlo siguiento algunas de las siguientes medidas:

– Cambio del combustible a gas natural. Con ello se consigue un aumento del rendimiento y auque el gas natural es el combustible con mayor poder calorífico inferior, lo que significa que una unidad de masa de gas natural es capaz de producir más calor que una unidad de masa de cualquier otro combustible. Además ofrece una reducción de emisiones de CO2 del 25% y un ahorro energético del 20%.

– Reducción de las pérdidas de calor en el proceso de combustión. Esto se puede conseguir de dos maneras: instalando economizadores en calderas que aprovechan el calor contenido en los humos de la combustión para precalentar el fluido de aportación a la caldera; o realizando un aislamiento adecuado de la caldera, que reducirá la transferencia de calor por conducción y radiación, obteniendo una mejora del rendimiento energético.

– Aprovechamiento de energías residuales, como la recuperación del calor del condensado en la caldera con la ayuda de intercambiadiores o la cogeneración con turbina de capor a contrapresión, que en instalaciones que precisen vapor en distitnos procesos a diferentes niveles térmicos evita que cada proceso requiera un sistema de generación de calor diferente.

También es importante actuar sobre las pérdidas de calor que se producen en el sistema de distribución:

– Mejora del aislamiento. Se debe utiizar material aislante con el fin de reducir las pérdidas de calor que se producendurante el transporte y el intercambio de calor del fluido calo-portador, por transmisi´`on directa al aire a través de las paredes de tuberísas, válvulas y depósitos. Las pérdidas de calorpueden llegar a reducirse hasta un 80% con la aplicación de esta medida.

– Mejora del funcionamiento de los intercambiadores de calor. Conviene realizar un correcto mantenimiento de los intercambiadores, basándose principalmente en una limpieza rigurosa de los mismso, evitando la acumulación de suciedad que dificulta el intercambio de calor.

Las máquinas frigoríficas son un elemento muy presente en la industria y generan un consumo imporante de energía. Mediante los siguientes consejos se puede alcanzar una reducción de su consumo:

– Instalar economizadores para el aire que se necesita para ventilar un espacio para personas o para productos almacenados. Mediante la instalación de dos beterías de agua en circuito cerrado que permiten recuperar el 50% del frío expulsado al exterior o de un intercambiador de placas con el que se puede recuperar el 65% del fío expulsado al exterior.

– Incorporación de una máquina de absorción. Este sistema permite aprovechar una fuente de calor que provenga de otro proceso, para la producción de fío basándose en la capacidad que tieneen algunos fluidos de absorber otro fluido en estado vapor.

Otro proceso industrial consumidor de energía eléctica es la producción de aire comprimido. Os ofrecemoslas siguientes pautas a seguir para conseguir una mejor eficiencia energética en el compresor:

– Enfriar la toma de aire de los compresores. Mediante un enfriador se reduce la temperatura del aire en la aspiración, consiguiendo que se comprima más masa de aire para el mismo caudal de entrada y obteniendo, por tanto, un aumento del rendimiento del proceso de compresión.

– Eliminar las fugs de aire comprimido. Se deben realizar revisiones preriódicas para detectar aqullas zonas donde se estén produciendo fugas y sellarlas para evitar pérdidas de energía.

– Recuperar el calor de refrigeración de los compresores. Aprovechando el calor desprendido por accicón de las fuerzas de rozamiento que tieen lugar en el comprsor para calefacción.

Sobre los motores eléctricos también se pueden actuar para conseguir una reducción notable del consumo de energía:

– Sustitución de motores síncronos por motores asíncronos que ofrecen mejores rendimientos en procesos en los que el número de arranques es pequeño.

– Adecuación de los motores a la potencia necesaria. Se debe dimensionar correctamente el tamaño y potencia de los motores en función de las necesidades energéticas del accionamiento con el que va a trabajar, y evitar así el empleo incontrolado de coeficientes de seguridad, que incurren en gastos energéticos innecesarios.

Por último, conviene mencionar, que la mejor manera de controlar los consumos energéticos e identificar las oportunidades de ahorro y eficiencia en una instalación industrial sería mediante una gestión energética global del proceso. Para ello, se sugieren las siguientes metodologías:

– Implantación de un sistema de gestión energética según la norma UNE-EN 16001, que consiste en un conjunto de requisitos que permitan conseguir la mejora continua en el consumo energético.

– Instalación de sistma de control integral tipo SCADA, que permite realizar un control de todos los procesos industriales y la supervisión de sus consumos desde un sistema centralizado.

Esperamos que sean buenas ideas para vosotras.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies