Cómo ahorrar energía en una bodega

5241729430_fda3773fdc_t Una de las empresas beneficiarias de los servicios de auditoría energética que ha realizado EOI Escuela de Organización Industrial y que nos ha resultado interesante para contar ha sido una bodega, tanto por los resultados obtenidos como porque entendemos que esta experiencia puede ser útil a otras empresas del sector.

El análisis energético se ha realizado en la planta de elaboración y embotellado de vinos de Vidal del Saz, una bodega situada en la provincia de Ciudad Real.

El régimen de funcionamiento de la planta es estacional. Se trabaja al 100% en época de vendimia, periodo que oscila entre 4 y 6 semanas. Fuera del periodo de vendimia, la bodega trabaja sólo con algunos equpos para realizar tareas de filtrado, centrifugado y embotellado.

La empresa cuenta actualmente con un asesor energético que considera que el análisis que le hemos realizado “supondrá una mejora de la eficiencia energética en las instalaciones y, por tanto, un notable ahorro energético”.

La demanda de energía para el proceso es únicamente de tipo eléctrico, realizándose un consumo anual de energía eléctrica en torno a 300.000 kWh. Los principales equipos consumidores de electricidad son los motores, las bombas y otros equipos específicos (como la prensa y la despalilladora) que forman parte de las líneas de elaboración y embotellado.

Hay que considerar que el consumo de energía en la elaboración del vino conlleva siempre un porcentaje importante en el apartado de refrigeración. En el caso de estudio, existe un equipo de generación de frío de 156 kW que permite mantener una temperatura adecuada en la etapa de fermentación y en el almacenaje en bodega. Adicionalmente, se dispone de un equipo de frío secundario con una potencia de 25 kW.

Cabe mencionar que parte de las necesidades energéticas de las instalaciones es suministrada mediante energía renovable. En el sector de la carpintería se ha instalado una caldera de biomasa que trabaja con los residos generados en la misma (serrín). Esta caldera se utiliza para la calefacción de la zona de trabajo. El asesor energético considera que “en la organización existe una gran motivación por la implantación de energías renovables”, ya que “suponen un beneficio futuro a la vez que un ahorro”.

Además, la empresa dispone de una batería de condensadores para la compensación de la energía reactiva. “La principal motivación para la inversión en este equipo fue, sin duda, evitar la penalización en las facturas por el consumo excesivo de este tipo de energía” comenta su gestor energético.

Las soluciones técnicas para el ahorro energético y económico aportadas por el equipo auditor de EOI se han centrado en la optimización de la contratación eléctrica y la disminución de la demanda energética.

Optimización de la contratacón eléctrica. Soluciones propuestas:

Disminución de la potencia eléctrica contratada: reducción del 17% del coste mediante ajustes en la potencia contratada.

Revisión de la batería de condensadores: se ha recomendado un adecuado mantenimiento de la batería instalada. Es esencial conseguir una correcta regulación del equipo para evitar penalizaciónes en las facturas eléctricas.

Disminución de la demanda energética. Soluciones propuestas:

Sustitución de lámparas fluorescentes por otras más eficientes: se ha recomendado el cambio progresivo del os fulorescentes actuales (36W y 18W) por fluorescentes más eficientes (32W y 16W), que proporcionan igual o mayor rendimiento lumínico con un menor consumo.

En términos generales, se ha recomendado el control y la supervisión de los consumos energéticos de la instalación industrial. Para ello, se aconseja la instalación de un sistema de gestión energética integral desde el que se supervisen las medidas realizadas por un equpo analizador de redes situado en el cuadro general de baja tensión y dos equipos adicionales para la medición de circuitos secundarios. Estudios realizados por el Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE) indican que las industrias pueden ahorrar hasta un 15% en el consumo energético mediante el control integral de sus procesos.

El plazo de implantación de las medidas de ahorro resultado de la auditoría, según comenta el gestor energético, “dependérá en mayor medida de la financiación que pueda recibirse por parte del Proyecto COPIT en colaboración con ENISA”.

Con la aplicación de estas medidas propuestas, Vidal del Saz podrá conseguir un ahorro económico anual de más de 12.000 €. La mayor parte de este ahorro (40%) sería propiciado por la implantación de un sistema de control energético.

Este servicio ha sido gratuito para la empresa gracias a el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies