Aplicación de la Ingeniería Inversa en las organizaciones.

En primera instancia vamos a hacer expedito el concepto de Ingeniería Inversa o Reverse Engineering (RE). “La ingeniería inversa es el proceso de descubrir los principios básicos de funcionamiento de un , objeto o sistema, a través de razonamiento abductivo de su estructura, función y ”.

La ingeniería inversa (RE) se trata de tomar algo, un elemento tangible (un resultado, un producto terminado, un  mecánico o electrónico, un  de computadora, un sistema, etc.) para analizar su composición y funcionamiento en detalle, generalmente para intentar crear, duplicar u optimizar el mismo sin que sea una copia fiel al original y asi eficientizarlo.

La RE nace en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, cuando los ejércitos enemigos incautaban insumos de guerra como aviones u otra maquinaria de guerra para mejorar las suyas mediante un exhaustivo análisis.

La RE es un método de resolución. Aplicar ingeniería inversa a algo supone profundizar en el estudio de su funcionamiento, hasta el punto de que podamos llegar a entender, modificar y mejorar dicho modo de funcionamiento.

En la actualidad (en pleno siglo XXI), los productos más comúnmente sometidos a ingeniería inversa son los programas de computadoras y los componentes electrónicos, pero, en realidad, cualquier producto, estructura o sistema puede ser objeto de un análisis de Ingeniería Inversa.

 

Usos de la ingeniería inversa

Pero las preguntas inquietantes sobre este “arte”; como fue denominado por su mayor contribuidor, Francesco Vianello (Ingeniero inverso de software), mejor conocido como “Fravia”; son:

  1. Esta la ingeniería inversa restringida a ser aplicada solo sobre productos terminados?
  2.  Puede la ingeniería inversa aplicarse entre organizaciones? Copia y mejora de estructuras y sistemas?

 Para responder a la primera inquietud se debe examinar el término “restringida”. En la pregunta se hace explicita la idea de que la RE está enmarcada solo dentro del contexto de los productos, pero en realidad puede aplicarse a la salida medible, cuantificable o tangible de cualquier sistema o estructura. Mientras exista un resultado palpable, puede utilizarse la RE.

Utilizando el método deductivo podemos rápidamente denotar que si una organización tiene su estructura departamental definida (finanzas, producción, logística, etc.) entonces, desde la perspectiva de la ingeniera cada una de estas estructuras funciona como un sistema independiente y puede ser analizado.

Nota: Todos los departamentos son interdependientes entre ellos en la empresa, la premisa anterior es solo para el análisis.

En resumen este no método está circunscrito al análisis de productos terminados, ni a la copia de tecnología, sino que va mucho más allá, brindando la facilidad de poder ser utilizado para el análisis en las organizaciones.

Atacando desde el ángulo del cuestionamiento numero 2, tendríamos que volver a las bases de esta herramienta de análisis, pues en su concepción fue utilizada para copiar tecnologías entre bandos militares enemigos, lo que es un símil en lo que se refiere a organizaciones en competencia. Empero en sus inicios no era tan eficiente puesto que su campo de aplicación estaba orientado a las actividades relativas a la guerra.

Ingeniería inversa y reingeniería

Es habitual encontrar, en la poca literatura que trata de estos topicos, el uso indiscriminado de los términos “reingeniería e ingeniería inversa”, pero esto es totalmente incorrecto y amerita una aclaración.

La reingeniería es un concepto que nace de la mano de la ingeniería industrial, y que propone la modificación radical de procesos de producción y/o de administración, para realizar las mismas labores con menos personas, menos recursos y en menos tiempo, pero hay que notar que su principal gol es “modificar”, y que no está orientada a analizar el proceso de manera exhaustiva.

Por supuesto, una parte de una reingeniería de procesos puede ser la reingeniería del software que soporta dicho proceso: se parte de un sistema que realiza una labor, y se pretende modificar su funcionamiento para que se adapte a los cambios del proceso. Aquí aparece la ingeniería inversa, como una disciplina que apoya a la reingeniería, al permitir que se conozcan las reglas del negocio codificadas en el sistema de cómputo, para a partir de ellas construir un sistema que soporte el nuevo proceso.

Se trata por tanto de dos disciplinas del conocimiento distintas, si bien complementarias entre sí.

Fuentes:

  1. La Dirección Estratégica de la Empresa. Teoría y aplicaciones. José Emilio Navas / Luis Ángel Guerras. Ed. Civitas. 3ª edicion.
  2. Historia de la Ingenieria Inversa y el criptoanálisis, Art. Por: Jose Enrique Alvarez Estrada, www.gestiopolis.com.


Suscribirse a comentarios Respuestas cerradas, se permiten trackback. |

Comentarios cerrados.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies